Navigation

Cinco temas, un domingo de votación y retos internacionales

La ley contra el terrorismo: ¿excesiva o necesaria?

Corinna Staffe

El 13 de junio el pueblo suizo votará sobre la nueva ley antiterrorista que ha causado polémica incluso más allá de las fronteras de Suiza. En opinión de unos, supone una amenaza para el ciudadano honesto. Para otros, proporciona una mayor protección a la población.

Este contenido fue publicado el 18 mayo 2021 - 08:54

En 2015, tras los atentados contra el semanario satírico francés Charlie Hebdo en París, Suiza aprobó una estrategia de lucha contra el terrorismoEnlace externo. La Ley Federal de Medidas Policiales contra el TerrorismoEnlace externo (MPT) es uno de sus principales pilares.

La ola de atentados a gran escala que ha sacudido a Europa en los últimos años no había afectado hasta ahora a Suiza. El año pasado, sin embargo, Suiza sufrió sus dos primeros atentados yihadistas: un apuñalamiento en la ciudad de Morges, en el cantón de Vaud, y un ataque con cuchillo en el Tesino.

El pasado 24 de noviembre se produjo un acto de terrorismo islámico en el Tesino. Una mujer atacó a otras dos en un centro comercial del centro de Lugano. Agarró a la primera mujer por el cuello con las manos desnudas y luego hirió a la otra, también en el cuello, con un cuchillo. Keystone / Pablo Gianinazzi

El Servicio Federal de Inteligencia (SRC, por sus siglas en francés) considera que la amenaza terrorista sigue siendo alta en Suiza. En este contexto, el pueblo suizo tendrá que decidir si acepta dar más poderes a la policía para evitar nuevos atentados.

¿Qué está en juego?

Hoy en día la policía solo puede actuar contra una persona si ya ha cometido un delito. Con la Ley Federal de MPT, el Gobierno y el Parlamento han creado una base legal que dota a las fuerzas del orden de nuevos instrumentos para actuar de manera preventiva contra potenciales terroristas.

Concretamente, el texto permite a la Oficina Federal de Policía (Fedpol) tomar una serie de medidas contra una persona sospechosa de representar una amenaza, aun cuando "las pruebas no fueran suficientes para abrir un procedimiento penal".

Al amparo de esta ley la persona sospechosa puede ser interrogada o se le puede obligar a presentarse regularmente ante una autoridad, prohibirle salir del territorio suizo, ponerse en contacto con determinadas personas o acceder a una zona determinada. Como último recurso y con la autorización de un juez, puede ser también puesta bajo arresto domiciliario.

En mayo de 2019, la Fedpol había asegurado que estas reformas solo afectarían a "unas pocas decenas de personas". Estas medidas pueden imponerse a cualquier persona a partir de los 12 años de edad, excepto el arresto domiciliario que se aplicará a partir de los 15 años. No obstante, todas estas medidas tienen una duración limitada.

¿Cuáles son los principales argumentos a favor de la nueva ley?

Según los partidarios de la nueva ley, las medidas e instrumentos utilizados actualmente en Suiza para actuar contra las personas que suponen una amenaza son insuficientes. La nueva ley colma las lagunas de la estrategia nacional antiterrorista, permitiendo a la policía actuar en cuanto haya indicios concretos y reales de que alguien va a cometer un acto terrorista. Con ello se garantiza una mejor protección a la población. 

También se tomarán medidas en función de la situación, dicen los defensores de esta ley. Por ejemplo, en un primer momento se favorecerá hacer un seguimiento psicológico o poner en marcha un programa de inserción sociolaboral. Si esto no funciona, se aplicarán medidas más severas.

Los partidarios del sí también afirman que el nuevo texto legal es compatible con los derechos fundamentales, el Convenio Europeo de Derechos Humanos y los tratados de la ONU sobre estos temas. El arresto domiciliario debe ser aprobado por un tribunal y todas las medidas pueden ser recurridas ante el Tribunal Administrativo Federal.

¿Cuáles son los principales argumentos contra la nueva ley?

Para sus adversarios, la reforma legal es excesiva y abusiva. Consideran que define el terrorismo de manera demasiado vaga, abriendo así la puerta a la arbitrariedad y amenazando a ciudadanos que no tienen nada que temer.

En su opinión, tampoco se respeta la separación de poderes. Salvo en el caso del arresto domiciliario, será competencia de la propia policía federal ordenar y ejecutar las medidas. Los adversarios lamentan la ausencia de un órgano de control judicial.

En cuanto a la legalidad de las medidas, aseguran que violan el Convenio Europeo de Derechos Humanos, que prohíbe la privación arbitraria de libertad por la simple sospecha. Al aplicarse a los menores, también contravienen la Convención de la ONU sobre los Derechos del Niño. 

¿Por qué tiene que pronunciarse el electorado?

La Ley Federal de MPT fue aprobada por el Parlamento en septiembre de 2020. El comité "No a las detenciones arbitrariasEnlace externo", que reúne a miembros de los Jóvenes Verdes, las Juventudes Socialistas, los Jóvenes Liberales y el Partido Pirata, lanzó con éxito un referéndum contra la ley. Recogió más de 140 000 firmas en menos de 100 días (50 000 eran suficiente).

El derecho a vetar una decisión parlamentaria forma parte del sistema suizo de democracia directa.

¿Quiénes están a favor y quiénes en contra?

La nueva ley antiterrorista divide drásticamente a la opinión pública. En la votación final en el Parlamento el texto fue apoyado por casi todos los partidos de la derecha y del centro, con la excepción de los Verdes Liberales, que se opusieron, al igual que la izquierda.

La ley ha provocado también reacciones más allá de las fronteras de Suiza. En una carta dirigida al Gobierno, la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos criticaba el proyecto porque abría la puerta a la privación arbitraria de libertad. La comisaria de Derechos Humanos del Consejo de Europa, Dunja Mijatovic, manifestó también críticas similaresEnlace externo.  

La Plataforma de ONG Suizas de Derechos HumanosEnlace externo (una red de más de 80 organizaciones) también se opone a la revisión legislativa.

Traducción del francés: José M. Wolff

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.