Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

'1,2,3,4, pintores colombianos en Suiza'

(swissinfo.ch)

Cuatro escuelas, cuatro generaciones, cuatro formas de ver la vida... la experiencia es una muestra plástica que resume en una deliciosa profusión de colores la fusión de dos mundos en un universo suizo-colombiano.

En el marco de los festejos del centenario de la amistad entre ambos países, la Embajada de Colombia y el Museo Franz Gertsch presentan '1,2,3,4 pintores colombianos en Suiza'.

"Creo que todos los artistas trabajan con el mismo fin: establecer un vocabulario de su obra que los distinga de otra persona, que sea su personalidad", comenta Mario Volpe, el "decano" de los artistas que integran la muestra plástica.

Al estreno de la exposición, el pasado 10 de septiembre, en la pintoresca población bernesa de Burgdorf, acudieron representantes no sólo del ámbito de la cultura sino también del mundo diplomático.

En su alocución de bienvenida, la embajadora de Colombia ante Suiza, Claudia Jiménez, se refirió al tratado de amistad firmado hace un siglo entre ambos países con un espíritu de apertura y generosidad. "Esta exposición es una expresión de ese espíritu", subrayó.

Habló igualmente de las corrientes migratorias entre ambos países y de la incidencia de ese intercambio en el mundo del arte. En ese tenor, aludió a las similitudes existentes entre los paisajes de los dos países.

El lenguaje internacional del paisaje

Y justamente, uno de los cuatro artistas que participan en esta experiencia cultural binacional es Mario Pérez, residente en el cantón de expresión italiana del Tesino, desde hace más de una década, y cuya obra reproduce el esplendor de la Naturaleza.

"El paisaje es un lenguaje internacional; sin embargo, la luz, la atmósfera cambia en los lugares a donde vamos y todo paisaje tiene un espíritu distinto y es lo que trato de buscar", explica el artista bogotano, que suele viajar con sus pinceles en el equipaje, con lo que ha pintado paisajes de Grecia, España, Italia... y, por supuesto, de Colombia y de Suiza. "En todas partes, reitera, el lenguaje es el mismo".

Fiel al óleo y a la intención de crear "con alma, con sentimiento" y no de producir una obra meramente "representativa", Juan Pérez subraya la alegría del paisaje colombiano. En cuanto al suizo... "Nunca he visto un verde como aquí y los amarillos del otoño... son cosas únicas de cada lugar".

Comenta que siempre ha mantenido viva la idea de volver a su país. "Me gusta mucho Colombia, porque veo muchas posibilidades de pintar afuera, me gusta mucho pintar al natural. Allá es más facil hacer este tipo de cosas y es un mundo aún por explorar. Aquí es muy lindo, pero las cosas ya están muy hechas".

En la sala de exposición del Franz Gertsch se contemplan también las obras de Andrés Fischer. Diríase que más bien son ellas las que nos contemplan: la pintura fidelísima de parejas humanas que parecen salidas de una lente fotográfica más que de un pincel. Son de una intensidad pasmosa.

"La pintura de Andrés Fischer tiene calidades que van mucho más del aspecto psicológico. Su fuerza es la capacidad de convertir el material fotográfico y plasmarlo en el lienzo, siguiendo claramente la tradición del fotorealismo", comenta el crítico de arte Konrad Tobler, encargado de reunir el proyecto.

El más joven de los artistas colombianos de la muestra considera un acierto el hecho de reunir en una exposición cuatro técnicas y movimientos diferentes en cuatro generaciones para mostrar la diversidad colombiana en artistas que residen en Suiza.

Celebra igualmente la idea de incluir un programa cultural en los festejos del centenario de la amistad Suiza-Colombia, "porque las culturas son conocidas por sus legados, y creo que aquí va a quedar un poco de la cultura colombiana que entró en Suiza con los inmigrantes que han logrado tener una carrera".

Andrés no oculta su entusiasmo sobre su país de residencia: "Me encanta vivir en Suiza, es muy placentero ver crecer a mi niño, que habla tres idiomas y se desenvuelve orgulloso también de su pasado colombiano. Cuando un país recibe tan bien a tus hijos, uno debe decirle gracia a este país por abrirnos también las puertas".

Manejo de las luces

Hace 23 años que Miler Ramírez se estableció en Suiza. Oriundo de Bogotá, narra que en Colombia se dedicó a la didáctica del diseño gráfico, en el anonimato de las aulas. Empero, cuando llegó a Berna decidió traspasar esa frontera y se convirtió en galerista. Hoy reúne a esa labor su tarea de creación.

"Es un proceso que he llevado de manera paulatina. Trabajo con la luz, con base en tres efectos: completamente obscuro, con luz de día y con luz fluorescente. Mi trabajo es más que nada técnico, pero también hay poesía. Lo que hago es una alegoría de la vida".

Subraya el espíritu de la muestra que busca la difusion de dos culturas y asienta que en su trabajo como galerista se desempeña con el mismo afán: reunir a artistas suizos y latinoamericanos. Y es que...

"En Suiza, uno siente que está integrado, pero en el fondo hay una especie de alejamiento, si uno no busca, la gente no viene. Yo salgo y les digo que vengan a exponer".

"Obra sexy"

Con cerca de medio siglo de vida frente al lienzo, incluidos 37 años en Suiza, Mario Volpe derrocha bonhomía. "¿Por qué le gusta esta pintura, le parece sexy?", la preguntadora se vuelve preguntada. El artista explica: "En realidad me llamo este color caribeño. Las ideas me salen dibujando, primero en pequeño formato, se van poniendo los colores, se va cambiando el formato...

"Creo que todos los artistas trabajan con el mismo fin: establecer un vocabulario de su obra que los distinga un poco de otra persona, que sea su personalidad, lo cual es muy difícil. En los últimos 12 o 13 años he trabajado formas ornamentales como si fueran escritura, no se sí ese es mi vocabulario, hace ya 50 años que lo busco".

swissinfo, Marcela Águila Rubín

Contexto

El 14 de marzo de 1908 Suiza y Colombia firmaron un Tratado de Amistad, Residencia y Comercio.

El convenio ha permitido un amplio intercambio en los ámbitos económico, político, social y cultural.

En ese marco se inscribe la Exposición '1,2,3,4 pintores colombianos en Suiza', abierta al público del 10 de septiembre al 1 de octubre en el Museo Franz Gertsch, en Burgdorf.

Organizada por la Embajada de Colombia en Berna y el Museo Franz Gertsch, la muestra reúne los trabajos de: Mario Volpe, Miler Ramírez, Mario Pérez y Andrés Fisher.

Los cuatro artistas colombianos residen en Suiza.

Fin del recuadro

Los artistas

Mario Volpe.- Nacido en 1936 en Barranquilla, reside en Berna desde 1972.

Miler Ramírez.- Originario de Bogotá, donde nace en 1955, llega a Suiza a los 30 años y actualmente reside en Ittigen, Berna.

Mario Pérez.- Nace en Bogotá en 1958 y desde 1990 vive en Sala Capriasca, Ticino, donde desarrolla su actividad artística en permanente contacto con su natal Villa de Leyva.

Andrés Fischer.- Nacido en Bogotá en 1965, llega a Boll en 2004, luego de haber realizado estudios de arte en Colombia y en Estados Unidos.

Fin del recuadro


Enlaces

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

×