"Yo soy mi propia marca: soy Dieter Meier"


Por
Norma Domínguez
, Buenos Aires


Dieter Meier (dcha) con el embajador de Suiza en Argentina, Johannes Matyassy.

Dieter Meier (dcha) con el embajador de Suiza en Argentina, Johannes Matyassy.

Dieter Meier, mundialmente conocido como líder del dúo Yello, llegó la semana pasasada a Buenos Aires para atender los negocios de carne y vinos orgánicos que tiene en el país.

El embajador de Suiza en la capital argentina, Johannes Matyassy, ofreció una cena de gala en honor de su compatriota, un polifacético artista y empresario.

Dieter Meier es un creador excéntrico que ha experimentado diferentes disciplinas del arte, desde la música electrónica hasta el cine, pasando por la plástica y la literatura.

En 1973 se enamoró de Argentina y, aunque no quiso regresar durante los “años oscuros de la dictadura”, volvió en 1996 y comenzó a adquirir tierras para desarrollar su proyecto Ojo de Agua y convertirse en un respetado empresario agropecuario orgánico.

swissinfo.ch: ¿Qué le motivó a encarar el proyecto de la agricultura y ganadería orgánicas?

Dieter Meier: Soy como un niño al que le gusta descubrir cosas y caminos nuevos. Intenté descubrir qué hay dentro de esto, que recién empieza, y que estoy emprendiendo y aprendiendo.

swissinfo.ch: Sus productos se venden con gran éxito en Suiza. ¿Por qué en su país, a diferencia de Argentina, hay mercado para los productos orgánicos?

D.M.: En Suiza la gente tiene conciencia de los beneficios de los productos orgánicos y le gusta consumir productos que no contengan sustancias químicas. El vino en Europa se produce con muchísimos productos químicos. Usan fungicidas, pesticidas, todo tipo de venenos para

proteger la planta. Pero no se habla del tema porque todo el mundo lo hace.

swissinfo.ch: Hacer vinos orgánicos es más caro. ¿El consumidor está dispuesto a pagar más?

D.M.: Últimamente hay mucha gente que se niega a consumir productos que contienen químicos. Y si uno puede producir uvas sin necesidad de químicos, obviamente el vino será mejor.

swissinfo.ch: Háblenos de su proyecto vitivinícola en Cafayate, en la provincia de Salta…

D.M.: En el área de Cafayate voy a comprar un viñedo que es muy antiguo, con viejas cepas, donde voy a producir el Malbec más increíble. Lamentablemente, de estas plantas viejas no hay muchas. Solo podremos producir de 20 a 25 mil botellas de Torrontés. Pero este Torrontés va a ser el mejor vino que haya tomado en mi vida.

El año pasado, el encargado de este viñedo me trajo a mi finca Ojo de Agua unas cajas de este Torrontés y no he podido tomar otro vino tinto desde entonces. ¡Es brillante, es increíble!

swissinfo.ch: También su producción de carne es orgánica. ¿Es aún rentable exportarla a Suiza?

D.M.: Es muy complicado en este momento exportar. Ahora estoy haciendo productos tales como cazuela argentina y empanadas, que tienen valor agregado, tal y como lo pidió la presidenta argentina. Espero que me permiten elaborarlos y no me interrumpan, porque estoy construyendo un fábrica.

swissinfo.ch: ¿A qué se refiere?

D.M.: Yo soy mi propia marca: soy ‘Dieter Meier’ y en Suiza saben exactamente de dónde proviene la carne, que son vacas que están bien cuidadas, que comen pasto, que son Hereford, que viven al aire libre, y eso es muy apreciado por el consumidor suizo.

El distribuidor más importante de mi país trabaja ahora conmigo. Lo único que espero es que este gobierno argentino me permita exportar mis productos porque encajan claramente con lo que ellos piden a la producción en este país.

swissinfo.ch: ¿Qué es lo que piden?

D.M.: Quieren un emprendedor que invierta en el país, emplee gente argentina y agregue valor a los productos elaborados aquí. Y no simplemente que produzca soja y la exporte.

swissinfo.ch: Lo dice con preocupación…

D.M.: Para ser honesto, estoy muy asustado de invertir en una fábrica porque conozco a mucha gente que intentó lo mismo y tuvo que lidiar con los diferentes sindicatos y partidos políticos que interrumpían la producción sin motivo alguno. Solo espero que entiendan lo que la presidenta Cristina Kirchner pide: que Argentina necesita inversores que produzcan con valor agregado y conviertan a este país en líder como productor de alimentos.

swissinfo.ch: Hablemos de música. ¿Cómo marcha la nueva banda?

D.M.: Esta banda que acabo de formar se llama Out of Chaos, y como todo en lo que hago en mi vida, al principio hay caos. Cuando empecé, a principios de este año, le gustó a todo el mundo. Ya tenemos fecha para actuar en marzo en Berlín.

swissinfo.ch: ¿Cree que con esta banda va a generar un efecto ‘vanguardista’ como con Yello?

D.M.: No intento ser vanguardista. Solo escribo y compongo mi música. Y como no soy un músico entrenado, tengo que encontrar mis propios métodos.

swissinfo.ch: ¿Ese fue el secreto de su éxito?

D.M.: Bueno, creo que por esto tuve éxito, porque es algo muy mío que otra gente no puede hacer. La mayoría de los músicos tienen una formación académica y son muy buenos cantantes. Yo soy un pésimo cantante, pero soy diferente. Y la gente suele decirme que soy original.

swissinfo.ch: ¿Cómo se ve a sí mismo? ¿Bohemio, inteligente, romántico…?

D.M.: ¡No, no, no! Soy solo un ingenuo y niño loco al que le interesa definirse a sí mismo en un nuevo modo cada día.

swissinfo.ch: ¿Es cierto que ahora se va a definir como abuelo?

D.M.: Sí, será en junio próximo. Siempre me gustaron los niños, tengo cinco hijos (dice divertido). Y ahora, con este nuevo nacimiento, voy a ser muy feliz.

Dieter Meier

Nació el 4 de marzo de 1945 en Zúrich en el seno de una reputada familia de banqueros.

Meier abandonó sus estudios de Derecho para dedicarse a la música.

Además de excéntrico millonario, músico y empresario, es artista plástico, escritor y director de cine.

Es un reconocido jugador profesional de póquer y juega al golf en el equipo nacional suizo.

Otra de sus pasiones recientes es el polo.

Pasa parte del año en su finca Ojo de Agua, donde produce vinos y carne orgánica.

En su restaurante y tienda en Zúrich, que llevan el nombre de la finca argentina, vende sus productos: vino, carne, maíz y soja.

En 2011 creó la banda acústica Out of Chaos.

Actualmente está en tratativas para adquirir una finca en Cafayate, donde aspira a producir "el mejor Malbec" que se haya conocido.

Tiene cinco hijos y en junio nacerá su primer nieto.

Ojo de Agua

En la finca de más de 20 mil hectáreas de tierra, situada en la Pampa Húmeda (a unas 4 horas de Buenos Aires) se crían unas 10 mil vacas Hereford y Black Angus al aire libre, durante todo el año, con pasto de excelente calidad.

El ganado y los pastos están libres de todo producto químico y están certificados.

Premium bio-carne de la finca Ojo de Agua cuenta con la certificación biológica o bio (norma de la Unión Europea y Suiza), que garantiza que está "libre de hormonas, antibióticos y cualquier químico”.

La finca dispone de manantiales de agua.

Ojo de Vino

Agrelo Alto está considerada la mejor región vitivinícola de Mendoza. El suelo es arenoso y contiene una gran cantidad de minerales que fueron lavados hacia abajo desde los Andes por aguas de deshielo.

Los cultivos están libres de cualquier tipo de agroquímico y tienen certificación biológica.

swissinfo.ch



Enlaces

×