Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Acuerdo cultural Cine mexicano, ‘Focus’ del Festival de Solothurn

Un campesino en medio de un maizal

Escena del filme mexicano 'Bosque de niebla' de Monica Álvarez Franco. Sección Focus del Festival de Cine de Solothurn.

(Journées de Soleure)

La producción cinematográfica actual de México animará el programa especial ‘Focus’ de la 54 edición del Festival de Solothurn que inicia este jueves. Como marco referencial de esta sección, el acuerdo de coproducción firmado entre Suiza y el país latinoamericano.

El texto, en vigor desde julio del 2018, promueve y facilita las condiciones para que los productores de ambos países puedan acceder al financiamiento de proyectos sostenidos por el Instituto Mexicano de Cinematografía y la Oficina de Cultura de Suiza. Es el primero acuerdo de esa naturaleza suscrito por Suiza con un Estado americano y un país en el que se habla un idioma diferente a las lenguas oficiales de la Confederación.

La fuerza del cine mexicano

“Es la primera vez que organizamos la sección FocusEnlace externo ligada a un país de América Latina”, explica a swissinfo.ch la periodista y experta en cine Seraina Rohrer, directora del Festival de Solothurn desde 2011.

Rohrer tiene una relación muy estrecha con México, donde vivió entre el 2001 y 2003. Su tesis de doctorado, publicada en el 2017, versó sobre el cine popular mexicano y, en particular, sobre el personaje cómico de “la india María”.

Con el Focus 2019 “queremos darle un inicio concreto y práctico a este acuerdo de coproducción que estimula la colaboración cinematográfica de ambos países”, señala. De ahí que, durante esta 54 edición, diversos productores mexicanos animarán una jornada especial de intercambio con sus pares suizos el martes 29 de enero: Presentarán una decena de filmes -documentales y ficciones-, entre los cuales, Bosque de Niebla, de la realizadora Mónica Álvarez Franco; La libertad del diablo, del director Everardo González; La región salvaje, de Amat Escalante; Los Adioses, de Natalia Beristain, así como Nuestro tiempo, del realizador Carlos Reygadas y Oso Polar, de Marcelo Tobar.

Focus presentará una variedad de obras de muy diversos estilos y formatos. “Sea de productores de documentales, que son muy importantes en su cinematografía, como de productores de grandes directores y de películas exitosas”, explica Rohrer. Antes de hacer realidad esta iniciativa “nos preguntamos cuáles son algunos de los productores mexicanos que tienen similitudes con sus pares suizos, y cuáles podrían ser las potenciales colaboraciones, pensando en proyectos de futuro”, subraya la directora al analizar la lista de invitados.

Paralelamente, el festival Enlace externobusca ofrecer una variedad de películas actuales mexicanas - hasta ahora no exhibidas en Suiza - a un público más amplio, muy interesado, en general, en el cine latinoamericano.  

“La gran ventaja es que México es una nación cinematográfica muy potente. Es muy atractivo para los dos países comenzar a ejecutar esta posibilidad que se abre con el acuerdo”, explica la directora del Festival de Solothurn. Las pantallas de esta 54 edición ofrecerán junto con los 165 filmes suizos, una “muestra de la producción mexicana actual, cuyos dinamismo y riqueza han generado sensación en los últimos años en el plano internacional”, enfatiza.

Una señal del interés que ha despertado Focus, continúa, es que se han recibido ya unos 20 proyectos de productores suizos abiertos a una colaboración binacional.  Interés que se expresa también en la importancia de los diferentes actores que sostienen esta iniciativa: la Embajada de México en Suiza; la Fondation du Jubilé -de la sociedad cooperativa Mobilière-; el Fondo Cultural Sur; la Oficina Federal de la Cultura helvética, así como IMCINE (Instituto Mexicano de Cinematografía).

Del papel a la realidad

Con el Focus sobre México, el Festival de Solothurn - el más importante en lo que se refiere a la producción helvética- se convierte en pionero en cuanto a la aplicación concreta del convenio bilateral que entró en vigor el 25 de julio del 2018 y que había sido firmado en agosto del 2017 por Alain Berset, ministro suizo de Cultura, y su par mexicana, María Cristina García Cepeda.

“El acuerdo sobre el cine fija las condiciones para las coproducciones entre los dos países. Los filmes coproducidos en el marco de este acuerdo podrán contar con un financiamiento y mejores modalidades de distribución tanto en México como en Suiza”, señaló el comunicado oficial helvético. El texto recordó que convenios semejantes han sido establecidos con Alemania, Austria, Francia, Italia, la Comunidad francófona de Bélgica, Luxemburgo y Canadá.

El documento sobre cine suscrito con México se complementa con otro que rige la transferencia internacional de bienes culturales que “tiene por objetivo contribuir a la preservación del patrimonio cultural de los dos Estados y a reforzar los intercambios culturales, así como la lucha contra el tráfico de bienes culturales”, según explicaba en julio pasado la Oficina Federal de la Cultura.

Suiza y México pueden felicitarse del camino recorrido ya que han realizado, puntualmente, proyectos cinematográficos comunes, sintetiza Seraina Rohrer.  “El nuevo acuerdo estructura e intensifica las relaciones bilaterales y aborda una tierra desconocida en el plano lingüístico. Nuestro festival se alegra de facilitar que productores de los dos países puedan conocerse mejor y tengan la oportunidad de explotar el potencial de dicha colaboración”, concluye.

54 Jornadas de Solothurn

El Festival de Cine de SolothurnEnlace externo es el encuentro más importante de promotores de la industria cinematográfica suiza. Como escaparate privilegiado de la producción del país, en las cuatro lenguas nacionales y en todos los formatos (largometrajes, documentales, cortometrajes y animación), el festival recibe una media de 60 000 visitantes al año.

La producción suiza es reconocida internacionalmente por la realización de documental, y es interesante observar que muchos, si no la mayoría, de los documentales proyectados este año se centran en temas extranjeros, habiendo sido filmados en realidades lejanas desde América hasta el Lejano Oriente.

En la sección ‘Rencontres’, el festival rinde homenaje al actor suizo Bruno Todeschini, protagonista del cine de autor europeo desde hace más de 30 años. Todeschini presentará algunas de sus películas favoritas y hablará con el público en una clase magistral el 27 de enero a las 11:00 (Cinéma Uferbau).

La 54ª edición comienza el 24 de enero y se extiende hasta el 31 de enero.

Fin del recuadro

Etiquetas

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Instagram

Síganos en Instagram

Síganos en Instagram

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes