Vaya directamente al contenido
Your browser is out of date. It has known security flaws and may not display all features of this websites. Learn how to update your browser[Cerrar]

Ampliando el horizonte profesional de las jóvenes



Actualmente, las perspectivas profesionales para las adolescentes se limitan a algunas profesiones.

Este jueves es la Jornada Nacional de las Jóvenes, que busca mejorar la gama de posibilidades para ellas. Unas 20.000 muchachitas visitan hoy el trabajo de sus progenitores.

“La elección profesional se realiza en el difícil periodo de la adolescencia; en un momento en el que las chicas pierden un poco de espacio en los sectores mayoritariamente masculinos”, explica Maria Roth-Bernasconi.

“Queremos que comprendan que uno se interesa por lo que quieren hacer más tarde”, agrega la responsable de la región de habla francesa en Suiza refiriéndose a la Jornada Nacional de las Jóvenes, uno de los proyectos de 16+ para plazas de aprendizaje de la Conferencia suiza de delegados para la igualdad de oportunidades.

“También nos gustaría que los padres se den cuenta de la importancia que representa para una chica el momento de elegir la profesión”.

Éxito creciente

Es el tercer año consecutivo de esta Jornada, organizada en todo el país. Y se observa que esta acción suscita un interés creciente tanto en las jóvenes como en las empresas.

En 2001 unas 1.200 chicas entre las edades de 10 a 15 años acompañaron a sus padres al trabajo, en unas 800 compañías.

El año pasado se registró una explosión en el número de participantes con alrededor de 12.000 adolescentes visitantes al sitio de trabajo específico de sus progenitoras, en unas 7.000 empresas.

Las cifras estimativas para este 2003 ascienden a entre 17.000 y 20.000 chicas que visitan el lugar de trabajo de sus padres en unas 10.000 firmas.

Los lugares de trabajo que las reciben este día son desde pequeñas y medianas empresas hasta oficinas de la administración federal, pasando por los servicios industriales, trabajo público, la oficina postal, etc.

La acogida a este proyecto piloto no es nada despreciable en cuanto al número de participantes, aunque aún es difícil conocer las repercusiones concretas de esta acción en el intento por obtener una repartición más equitativa de los puestos de aprendizaje entre hombres y mujeres.

Una evaluación al respeto se realizará al término de esta tercera Jornada, según indica Roth-Bernasconi.

Ausencia de chicos

Algunos constatan la ausencia de chicos en esta operación con alto contenido pedagógico.

La respuesta de Maria Roth-Bernasconi es clara. En tanto que el mundo del trabajo permanezca bajo el dominio masculino, con una segregación entre hombres y mujeres, será necesario hacer un esfuerzo para las chicas.

“Aún hay muchos oficios en los que sólo hay hombres. Y otros en los que sólo hay mujeres”, explica sobre la situación en Suiza.

Además, si se observa la jerarquía de una empresa, se constata que los hombres ocupan una arrolladora mayoría de los puestos de dirección.

Círculo vicioso

Es necesario salir de este círculo vicioso en el que las chicas se limitan más que sus compañeros masculinos en el momento de elegir profesión.

“Las jovencitas se dirigen principalmente hacia tres sectores: actividades comerciales y de oficina; cuidados y hotelería o restauración”, indica Roth-Bernasconi.

“Los chicos, por el contrario, se inclinan hacia una decena de sectores, destacándose las profesiones que ofrecen la posibilidad de desarrollarse en carreras prometedoras como la industria de la maquinaria o la informática”.

Carencia de modelos

En los últimos 20 años no ha habido cambio alguno, lamenta Maria Roth-Bernasconi.

A su juicio, este inmovilismo se explica, entre otras cosas, por el hecho de que el deseado carácter mixto en las profesiones es visto aún como un atentado, o aún se piensa que el mundo está hecho para los hombres.

“Las chicas se basan en modelos y en la edad de la adolescencia. Este fenómeno es aún más importante que en cualquier otro periodo de la vida”, reflexiona.

Y allí es donde se encuentra el problema en Suiza: estas chicas no tienen ejemplos de mujeres que ejerzan oficios distintos.

Además, las adolescentes creen que si eligen un oficio típicamente femenino, podrán conciliar mejor su vida familiar y profesional.

Pero estos no son más que prejuicios que queremos derrotar, subraya Maria Roth-Bernasconi.

“Y si las chicas quieren ver cómo se desarrollan los oficios de sus padres –el año pasado tres de cuatro chicas lo hicieron-, podrán constatar que no es tan difícil romperlos”.

Y esto les incitará a abrir sus campos de elección profesional. “Pero eso conlleva un trabajo de largo plazo”, admite.

swissinfo, Chantal Nicolet
(Traducción: Patricia Islas)

Datos clave

En este 2003 se realiza por tercera vez la Jornada de las Jóvenes en todo el país.

La idea es que las adolescentes abran sus perspectivas en el momento de elegir profesión.



Enlaces

Derechos de autor

Todos los derechos reservados. Los contenidos de la oferta web de swissinfo.ch están protegidos por los derechos de autor. Solo se permite su utilización para fines personales. Cualquier uso de contenidos de la oferta web que excede esta finalidad, especialmente su difusión, modificación, transmisión, almacenamiento y copia, solo puede tener lugar con el previo consentimiento por escrito de swissinfo.ch. Si tiene interés en un uso en estos términos, le rogamos que nos envíe un correo electrónico a contact@swissinfo.ch.

Más allá del uso personal, se permite únicamente la colocación de un hiperenlace a un contenido específico en el propio sitio web o en un sitio web de terceros. Los contenidos de la oferta web de swissinfo.ch solamente pueden incorporarse respetando su integralidad y en un contexto sin publicidad. Para todo soporte lógico, directorio, todos los datos y sus respectivos contenidos de la oferta web de swissinfo.ch que explícitamente se ponen a disposición para descargar, se otorgan licencias exclusivas y no transferibles que se limitan a la descarga y al almacenamiento en equipos personales. Todos los derechos extensibles que van más allá, continúan siendo de la propiedad de swissinfo.ch. No se admite, en particular, la venta o cualquier tipo de uso comercial.

×