Vaya directamente al contenido
Your browser is out of date. It has known security flaws and may not display all features of this websites. Learn how to update your browser[Cerrar]

De Venezuela


Suiza: Aclaman a Banda Sinfónica Simón Bolívar


Por Marcela Aguila Rubín, Interlaken


La Banda Sinfónica Juvenil Simón Bolívar, despliegue de talento y emoción en el Jungfrau Music Festival de Interlaken. (swissinfo.ch)

La Banda Sinfónica Juvenil Simón Bolívar, despliegue de talento y emoción en el Jungfrau Music Festival de Interlaken.

(swissinfo.ch)

Interlaken sucumbió de lleno a la excelencia y la alegría de la Banda Sinfónica Juvenil Simón Bolívar que convirtió en apoteosis su estreno en el Jungfrau Music Festival. “Es de lo mejor que hemos tenido”, comenta exultante el presidente de la cita musical, Pierre Triponez.

“Es impresionante… como si Sergio Rosales tuviera la música en las manos”, describe el responsable del Festival en alusión al director de la Banda Sinfónica Juvenil Simón Bolívar. El conjunto, dice, “tiene un alto nivel, más aún si se considera que son sobre todo jóvenes”.

En efecto, el grupo forma parte del Sistema Nacional de Orquestas y Coros Juveniles de Venezuela, proyecto que nació hace casi cuatro décadas en los barrios desfavorecidos de Caracas y devino ejemplo internacional de solidaridad  y virtuosismo en el que participan 400 mil niños y jóvenes de entre 2 y 25 años.

“Su performance y el entusiasmo que generan entre el  público son extraordinarios”, añade el anfitrión del conjunto sinfónico, que interpretó en Interlaken piezas contemporáneas para banda (Grand Fanfarre, Libertadores, Jungla, Extreme MakeOver - Metamorfosis de un tema de Tchaikovski), además de composiciones del repertorio popular latinoamericano.

“Siempre hay que llevar la música de uno a otros lados", explica Sergio Rosales. "Tenemos que dar la propia cultura a los demás, y no solo la de Venezuela, como el Joropo, hicimos un danzón (ritmo cubano) compuesto por un mexicano, el Tico-Tico, prácticamente el himno de Brasil”. 

Banda Sinfónica Juvenil Simón Bolívar

La Banda Sinfónica Juvenil Simón Bolívar logró consagrarse en apenas 7 años como una de las mayores exponentes de todo el sistema musical venezolano, así como la principal banda sinfónica del país y una de las mejores de toda Latinoamérica. Nació en el año 2005 en el seno del Conservatorio de Música Simón Bolívar por iniciativa de Jesús Ignacio Pérez Perazzo y Valdemar Rodríguez.

La han dirigido importantes personalidades como Thomas Clamor (Alemania), Antonio Saiote (Portugal), Eddye Vanoosthuyse (Bélgica), Ferrer Ferrán (España), Jan Van der Roost (Bélgica), Jonathan Cohler (EE.UU), Johan de Meij (Holanda) y Tim Reynish (Reino Unido),

Más recientemente, Jon Corigliano (EEUU) cuyo Circus Maximus acaba de tocar la Banda con gran éxito en el Teatro Châtelet de París.

Empatía con el público

Y ello, amén del uno y otro y otro bis que el público reclamó de pie y en una ovación desbordada en la que entre el batir incesante de las palmas se filtró una ola organizada por los jóvenes de la orquesta suiza, sentados en la primera fila de la Konzerthalle.

Ya para el mambo, los músicos habían cambiado los sacos negros de sus trajes de gala por las chamarras de Venezuela. Al término del Alma Llanera, era el público el que portaba las prendas con los colores de la patria de Bolívar.

“Ha sido muy agradable. Al principio el público estaba un poquito distante, pero como que lo fuimos conquistando, hasta que bueno. Mira el resultado... qué bello”, nos confía Sergio Rosales.

¿A qué atribuye usted esta efusiva respuesta?, inquirimos también al director del Conservatorio de Música Simón Bolívar, Valdemar Rodríguez. “Eso mismo se lo pregunté yo al director de un festival en Alemania. Me respondió: 'Los muchachos tocan tan afinados, tan técnicamente bien como los de aquí, pero además tienen una gran alegría y tocan con amor'” .

Esta es la primera vez que la Banda Sinfónica se presenta en Europa (Bélgica, Francia, Suiza, España), pero las orquestas del Sistema han venido en diversas ocasiones y Gustavo Dudamel, director de la Sinfónica Simón Bolívar, lleva también la batuta de la Sinfónica de Gotemburgo, además de aquella de la Filarmónica de Los Ángeles.

A Salzburgo, 1.500 músicos del Sistema

En el Festival de Salzburgo (2013) participarán alrededor de 1.500 de los  integrantes del proyecto venezolano, incluidos coros y orquestas, entre las cuales la Nacional Infantil, de chicos de menos de 15 años que, bajo la dirección de Sir Simon Rattle, interpretará la Sinfonía no. 1 de Mahler.

El público del Festival de Lucerna también ha ratificado su entusiasmo por la Orquesta Sinfónica Simón Bolívar con Dudamel al frente y directores de la talla de Claudio Abbado, Sir Simon Rattle, Eduardo Matos, Giuseppe Sinopolli y Thomas Clamor han exaltado las virtudes del Sistema y dirigido a sus jóvenes intérpretes. Ellos y, por supuesto, el artífice del milagro:

“Hace 38 años, recuerda Sergio Rosales, un visionario llamado José Antonio Abreu, creó un sistema de orquestas para rescatar a los niños de los barrios desfavorecidos a través de la música, pero siempre con la premisa de un alto nivel musical”.

Recuerda el joven director que “el maestro siempre dice: ‘La educación para los pobres no puede ser una pobre educación’… Entonces, después de mucho tiempo de sembrar, se cosechan los frutos y el nivel ha resultado que ahora podemos salir no solo con una orquesta, sino con muchas orquestas, representando a Venezuela, a nuestro sistema de orquestas”.

Sergio Rosales abunda igualmente en el trasfondo social del proyecto: “Yo particularmente, creo que es un medio muy bonito para eliminar la pobreza y la violencia porque un muchacho que está aquí no tiene esas distracciones dañinas, lo que tiene es que ensayar. No le queda tiempo para más nada.”

Sergio Rosales

Cuando un niño recibe su instrumento, le cambia la vida

Una dicha, representar a Venezuela

Los integrantes del Sistema se han transformado “en los embajadores de un proyecto social de rescate, de inclusión, que se transforma en más vida, en prosperidad y en crecimiento personal y musical, porque ya aquí todos nos dedicamos a esto y esto es algo muy hermoso. Salir y representar al país es una dicha muy grande”, enfatiza el joven director.

Sergio Rosales empezó su aprendizaje musical a los 10 años con el estudio del violín. Nos cuenta que para él era un sueño convertirse en director, pero consideraba que ese privilegio estaba reservado a la gente con canas que había pasado una vida entera en la música.

“Y entonces, cuando yo tenía 14 años, me dirigió un muchacho que se llama Gustavo Dudamel, él tenía 21 y ya era un director genial. Yo dije, sí se puede empezar desde pequeño, y fastidié y fastidié hasta que empezaron a darme clases. Toqué en la orquesta infantil y a los 16 empecé a dirigir a los más jóvenes”.

Hoy, nuestro interlocutor tiene 25 años y hace cinco que dirige la Banda Sinfónica Juvenil Simón Bolívar, en la que sucedió al maestro Jesús Ignacio Pérez Perasso.

El Sistema

El Sistema Nacional de Orquestas y Coros Juveniles e Infantiles de Venezuela es una obra social y cultural del Estado venezolano. También conocido como El Sistema, fue concebido y fundado en 1975 por el maestro y músico venezolano José Antonio Abreu para sistematizar la instrucción y la práctica colectiva e individual de la música a través de orquestas sinfónicas y coros, como instrumentos de organización social y de desarrollo humanístico.

Este modelo pedagógico, artístico y social, que ha alcanzado relevancia en el mundo entero, constituye el programa de responsabilidad social de mayor impacto en la historia de Venezuela. Su órgano rector es la Fundación Musical Simón Bolívar (FundaMusical Bolívar), adscrita al Ministerio del Poder Popular del Despacho de la Presidencia y Seguimiento de la Gestión de Gobierno de la República Bolivariana de Venezuela.

Un Sistema que cruza fronteras

“Esta Banda surgió hace siete años con muchos instrumentistas de viento que ya no cabían dentro de las orquestas del Conservatorio. Teníamos sinfónica, grupos de cámara, coro y tal… Dijimos: ya que tenemos tantos instrumentos de viento ¿por qué no hacemos una banda? Con el maestro Pérez Perasso comenzamos el trabajo”, narra Valdemar Rodríguez.

Agrega que estudiantes extranjeros comenzaron a hacer sus prácticas orquestales en la banda, que devino así internacional. En su mayor parte, se trata de músicos latinoamericanos, pero también hay estudiantes europeos. Además, el Sistema ha establecido intercambios con instituciones de diversas latitudes interesadas en reproducir la idea del Sistema Nacional de Orquestas y Coros Juveniles de Venezuela en sus propios países.

“La idea del maestro Abreu es que exista un sistema de orquestas en cada país y en muchos países están copiando el sistema. Mucha gente viaja constantemente a Venezuela para ver cómo es el proceso de formación, cómo se trabaja. Compartimos mucho con mucha gente de todas partes del mundo y hay misiones de venezolanos que viajan a otras partes, a trabajar con este proyecto”, puntualiza Sergio Rosales.

En más de 35 países (de todos los continentes, salvo África) han sido creados programas de educación musical que siguen el modelo venezolano.

En noviembre de 1995, la UNESCO designó al maestro José Antonio Abreu como delegado especial para el desarrollo de un sistema mundial de orquestas y coros juveniles e infantiles, con el fin de promover y difundir el modelo venezolano por todo el mundo.

Cinco años más tarde debutaba en Nueva York la Orquesta Juvenil de las Américas, creada a inspiración del Sistema venezolano, lo mismo que el Programa de Orquestas para Jóvenes en Riego en el Caribe, la Sinfónica Iberoamericana, y el sistema de coros juveniles de la Comunidad Andina. 

Así, el sueño del maestro Abreu, de ese visionario que un día decidió salvar de la exclusión a los niños más desfavorecidos colocándoles un instrumento musical en las manos, cubre hoy todo el territorio venezolano y ha cruzado las fronteras…  

Jungfrau Musik Festival,

La Asociación del Jungfrau Musik Festival, organización no lucrativa, tiene como objetivo promover la educación continua en el ámbito y dar a conocer en  Suiza  orquestas nacionales e internacionales de alta calidad.

De esta manera, desde hace 11 años, el Jungfrau Musik Festival reúne cada año en Interlaken a las mejores orquestas juveniles del mundo.

Asimismo, organiza talleres musicales, concursos y diversos proyectos musicales destinados a los jóvenes.

swissinfo.ch



Enlaces

Derechos de autor

Todos los derechos reservados. Los contenidos de la oferta web de swissinfo.ch están protegidos por los derechos de autor. Solo se permite su utilización para fines personales. Cualquier uso de contenidos de la oferta web que excede esta finalidad, especialmente su difusión, modificación, transmisión, almacenamiento y copia, solo puede tener lugar con el previo consentimiento por escrito de swissinfo.ch. Si tiene interés en un uso en estos términos, le rogamos que nos envíe un correo electrónico a contact@swissinfo.ch.

Más allá del uso personal, se permite únicamente la colocación de un hiperenlace a un contenido específico en el propio sitio web o en un sitio web de terceros. Los contenidos de la oferta web de swissinfo.ch solamente pueden incorporarse respetando su integralidad y en un contexto sin publicidad. Para todo soporte lógico, directorio, todos los datos y sus respectivos contenidos de la oferta web de swissinfo.ch que explícitamente se ponen a disposición para descargar, se otorgan licencias exclusivas y no transferibles que se limitan a la descarga y al almacenamiento en equipos personales. Todos los derechos extensibles que van más allá, continúan siendo de la propiedad de swissinfo.ch. No se admite, en particular, la venta o cualquier tipo de uso comercial.

×