Vaya directamente al contenido
Your browser is out of date. It has known security flaws and may not display all features of this websites. Learn how to update your browser[Cerrar]

Otto Pérez Molina


Abrupto fin a la presidencia de un exgeneral en Guatemala




Otto Pérez Molina renunció a su puesto y se presenta ante la justicia. (Keystone)

Otto Pérez Molina renunció a su puesto y se presenta ante la justicia.

(Keystone)

La llegada al poder de este general retirado, en 2011, lanzó entre los defensores de derechos humanos el grito de alarma en Guatemala. Cuatro años después, Otto Pérez Molina se ve obligado a renunciar, señalado por un caso de corrupción, y a cuatro días de las elecciones en el país centroamericano.

Otto Pérez Molina es un exmilitar electo democráticamente el 11 de noviembre de 2011, en un país con un pasado de atrocidades cometidas, entre otros, por el propio ejército.

Bajo su mandato y con el apoyo de todo un colectivo político que hoy lo ha dejado solo, se ha obstaculizado el Estado de derecho en Guatemala, se han comprado fiscales y jueces y se han visto amenazadas las tareas de los comisionados enviados por la ONU para colaborar en reforzar las instituciones del país, empezando con el sistema de justicia, se indican en denuncias y testimonios de los afectados.

El mismo pueblo que había elegido a Pérez Molina como presidente, cuatro años después le ha dado la espalda. La razón no tiene nada qué ver con sus antecedentes. Hoy, todos lo señalan por el escándalo de corrupción en el que es presunto responsable. Pocos recordaron hace 4 años y apenas hace unos meses que Otto Pérez formó parte de un aparato militar, señalado por graves violaciones contra la población, sobre todo, indígena. Hoy, se presenta ante la justicia.

El voto nulo

Los defensores de derechos humanos en ese país advirtieron en 2011 del peligro de su presencia en la casa de gobierno de la capital. Voces que llegaron hasta Europa, y que retumbaban una y otra vez en los foros de defensa de DDHH. Sin que pasara nada.

Pero aquel que hoy deja de ocupar la silla presidencial, evidentemente, no ha estado solo en sus acciones. En twitter, la ciudadanía intenta advertir sobre quiénes han cobijado el actuar del Ejecutivo, a cuatro días de las elecciones guatemaltecas para elegir presidente, vicepresidente, alcaldes y diputados.

La cita con las urnas es el 6 de septiembre próximo. En las redes sociales muchos se oponen a participar en estas elecciones. El ‘voto nulo’ y los abstencionistas también abren el debate en las redes sociales, en un país con un sinnúmero de partidos sin definición clara y con representantes en el Congreso que cambian de partido en múltiples ocasiones. 

Corrupción “anclada” en el sistema

Si como indica la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (CICIG) -organismo de Naciones Unidas que busca reforzar la institucionalidad en el país, con su respaldo al Ministerio Público y su colaboración con la Policía Nacional y otras instituciones-, la corrupción es el elemento que mantiene el sistema político del país, queda mucho por hacer para resolver la crisis en la que se ha sumido Guatemala.

La Red Guatemala, tanto de Berna como de Zúrich, organizaciones que observan y apoyan a los defensores de derechos humanos en ese país, reconocen que el camino es largo. “Pese a los agitados últimos meses en Guatemala -con los escándalos de corrupción, las manifestaciones masivas y las olas de detenciones-, se ha demostrado en estos días qué tan ancladas están las fuerzas corruptas en el sistema político guatemalteco”, indica Alice Froidevaux, coordinadora de la Red Guatemala en Berna.

Pero el señalamiento del caso La Línea, en el que se implica a Otto Pérez y su entorno, es visto por la sociedad guatemalteca como paso adelante, en el que, pese a innumerables vacilaciones, se demuestra que la justicia puede ser igual para todos. O al menos, es esa la ruta que se busca seguir. Falta ver lo que ocurrirá en los próximos meses, en un país impregnado de casos sin resolver y con el antecedente de juicios emblemáticos, como el del genocidio, contra otro general, Ríos Montt. El veredicto condenatorio de ese “juicio del siglo”, terminó anulándose.

Este y otros casos son seguidos por el embajador de Suiza en Guatemala, Jürg Benz, cuya tarea es la de respaldar los esfuerzos de las autoridades de Guatemala, para reforzar el Estado de derecho y la defensa de los derechos humanos, junto con representantes de otros países europeos

Sobre estos escándalos de corrupción que han salido a la luz, indicó en días pasados: "Ojalá estos casos den impulso para que se hagan reformas a fin de prevenir hechos similares en el futuro". En concreto, se refiere a la reforma a la Ley Electoral y de Partidos Políticos, que daría base para mayor transparencia en el actuar de la clase política guatemalteca.

Con este telón de fondo, hoy Guatemala se levantó sin presidente. 

Derechos de autor

Todos los derechos reservados. Los contenidos de la oferta web de swissinfo.ch están protegidos por los derechos de autor. Solo se permite su utilización para fines personales. Cualquier uso de contenidos de la oferta web que excede esta finalidad, especialmente su difusión, modificación, transmisión, almacenamiento y copia, solo puede tener lugar con el previo consentimiento por escrito de swissinfo.ch. Si tiene interés en un uso en estos términos, le rogamos que nos envíe un correo electrónico a contact@swissinfo.ch.

Más allá del uso personal, se permite únicamente la colocación de un hiperenlace a un contenido específico en el propio sitio web o en un sitio web de terceros. Los contenidos de la oferta web de swissinfo.ch solamente pueden incorporarse respetando su integralidad y en un contexto sin publicidad. Para todo soporte lógico, directorio, todos los datos y sus respectivos contenidos de la oferta web de swissinfo.ch que explícitamente se ponen a disposición para descargar, se otorgan licencias exclusivas y no transferibles que se limitan a la descarga y al almacenamiento en equipos personales. Todos los derechos extensibles que van más allá, continúan siendo de la propiedad de swissinfo.ch. No se admite, en particular, la venta o cualquier tipo de uso comercial.

×