Your browser is out of date. It has known security flaws and may not display all features of this websites. Learn how to update your browser[Cerrar]

Revista de prensa


La lucha antiterrorista, Snowden y el lío del sistema de retiro suizo




 Otros idiomas: 3  Idiomas: 3

En Suiza ya poco se discute un hecho evidente: las herramientas de la democracia directa están, sobre todo, en manos de los partidos políticos, y el voto de ayer en Suiza lo evidencia. Los diarios helvéticos y su discurso, también.

Mirada a algunos de los diarios helvéticos, el día después de las votaciones.  (swissinfo.ch)

Mirada a algunos de los diarios helvéticos, el día después de las votaciones. 

(swissinfo.ch)

Empecemos con el más candente -dentro de Suiza- de los temas tratados en las votaciones de ayer: la renta básica tras la jubilación. Una iniciativa solicitó que la renta aumentara 10%, pero con solo obtuvo el 40,6% de las preferencias del electorado, quedó en el cajón de los recuerdos, aunque el tema de las pensiones sigue muy actual.  Justo este lunes es tema de debate en el Parlamento Federal con la discusión sobre la reforma general ‘Previsión para la tercera edad 2020’.

“Hubiera sido mucho más fácil para la izquierda, con uno, dos o hasta 3 por ciento más de votos a favor, aunque un 40,6% de apoyo a la iniciativa de los sindicatos no es poco. Sin embargo debía haber sido ser más para dominar en el debate sobre el futuro de nuestras rentas. Naturalmente la izquierda y los sindicatos intentaron este domingo interpretar a su favor el resultado. “El desmontaje de las rentas no es la opción”, fue el título del comunicado de prensa del Partido Socialista (PS)”, comenta Markus Brotschi en el Tages Anzeiger (TA), de Zúrich.

Y añade: “Tras el claro resultado de la iniciativa la mayoría de centroderecha en la cámara baja tendrá pocas trabas para conformar a su modo la reforma para el retiro”. Y concluye que el aumento de la edad del retiro a los 67 parece ya un acto consumado, al menos es lo que predice el sector patronal.

“Lejos de un compromiso”

Por su parte, la editorial de Le Temps, de Ginebra, es dura con el proyecto sobre el sistema de pensiones del Ministro del Interior Alain Berset que hoy comienza a discutirse en el Parlamento, tras el ‘no’ de ayer: “Tiene más de bricolaje que de una verdadera visión para el futuro del sistema de rentas”.

“¿Aumentar las rentas del seguro básico del retiro un 10%? Esta Suiza tan razonable no lo quiso así. El fracaso es claro para los sindicatos y la izquierda, que no lograron convencer a una mayoría de la población con su iniciativa ‘AVSplus’. Pero la derecha se equivocaría si grita victoria. El 40,6% de los ciudadanos la apoyaron. Mucho más de la base prevista por sus precursores. Y la Suiza francófona fue más receptiva que la germanófona. Ginebra, Vaud, Neuchâtel y el Jura la aceptaron, además del Tesino. Nada mal para una idea que parecía caer de la nada y en un contexto donde consolidar el financiamiento de las rentas tras el retiro es ya un desafío cuando la generación del ‘Baby-boom’ llega a la jubilación”.

 (swissinfo.ch)
(swissinfo.ch)

También el ‘Corriere del Ticino’, del cantón italófono –y donde, ya mencionamos, también se aceptó la iniciativa AVSplus- advierte a los parlamentarios “deberán tener cuidado de la dirección que quieren tomar al momento de examinar el alza de la edad del retiro”.

Para Helmut Stalder, del Neue Zürcher Zeitung (NZZ), el no de ayer es una señal triple: 1a: los electores no piensan primero en su beneficio propio, sino en el futuro del sistema de retiro. 2a: reconocieron que el primer pilar de este sistema, la renta básica (AVS) se encuentra en graves problemas por el desarrollo demográfico y que elevar las rentas solo hubiera engrosado el hoyo financiero de este sistema. 3a: confían en que el Ejecutivo y el legislativo encontrarán una solución equilibrada a la actual reforma de pensiones”.

“El ‘Estado Islámico’ venció a Snowden”

Para concluir, abordemos el sí al espionaje en caso de sospecha terrorista. Ayer los suizos respaldaron la nueva Ley del Servicio de Inteligencia que otorga más competencias al Estado para actuar. Un claro 65% de votos a favor de la nueva ley echaron por tierra el referéndum lanzado por grupos de izquierda contra esta legislación.

La mayoría de los comentarios destacan que se trató de un voto de confianza a las autoridades, indica el ‘Tages-Anzeiger’ al subrayar que 6 de cada 10 suizos respondieron sí a la pregunta: “¿Tiene confianza en su Gobierno y en sus servicios secretos para usar sus posibilidades de vigilancia de forma responsable?”.

Pero, sobre todo, se trata de una confianza dirigida a los órganos de control de los servicios secretos suizos, advierte el ‘Berner Zeitung’. Para el NZZ, esta ley aceptada por el pueblo es sencillamente una “adaptación” tecnológica y de seguridad.

Y para el ’24 heures’ de Lausana y la ‘Tribune de Genève’, el voto de ayer, ‘grosso modo’, significó una batalla ganada en las urnas entre la amenaza que constituyen grupos terroristas como el autodenominado ‘Estado Islámico’ contra el ejemplo de Edward Snowden:

“Ante la amenaza islamista, los suizos decidieron dotar de más músculos a sus servicios secretos, que tenían un campo de acción muy limitado. […] Los opositores a la reforma de ley advirtieron de una eventual violación a la esfera privada y de un posible control masivo, como lo práctica la agencia estadounidense. El voto de los suizos a favor de la nueva ley se resume así: El 'Estado Islámico' venció a Snowden”.

Si tiene preguntas, contacte a @PatiIslas

Síganos en Facebook o, mucho mejor, escribanos directamente en esta página: 

×