Your browser is out of date. It has known security flaws and may not display all features of this websites. Learn how to update your browser[Cerrar]

Estudio Barozzi/Veira


“Trabajar en Suiza es muy gratificante”


Por Rodrigo Carrizo Couto


Los trabajos de renovación del Museo de Arte de los Grisones han durado dos años. La ampliación lleva la firma del estudio Barozzi/Veiga y permitrá a la pinacoteca duplicar el espacio de exposición. (Keystone)

Los trabajos de renovación del Museo de Arte de los Grisones han durado dos años. La ampliación lleva la firma del estudio Barozzi/Veiga y permitrá a la pinacoteca duplicar el espacio de exposición.

(Keystone)

El nuevo edificio del Museo de Arte de los Grisones, en Coira, que se inaugura este sábado, es obra del estudio Barozzi/Veiga, fundado en 2004 en Barcelona. Ganadores del Premio Mies Van Der Rohe 2015, estos jóvenes arquitectos tienen dos proyectos mayores en Suiza. 

Alberto Veiga (Santiago de Compostela, 1973) explica su trabajo en Suiza y reflexiona sobre la arquitectura y el futuro de las ciudades. 

swissinfo.ch: Además del Museo de Arte en Coira, tienen ustedes otro proyecto mayor en Suiza en estos momentos: el nuevo Museo Cantonal de Arte de Vaud, en Lausana. ¿Qué significa este logro en sus carreras?

Alberto Veiga: Para nosotros es un paso muy importante. El primer proyecto en Lausana fue enorme, y el segundo en Coira nos hizo ser conscientes de la magnitud del desafío. Pero hasta que no construyes, no sientes del todo cómo estos proyectos afectan a tu carrera. Por ejemplo, no solo tenemos nuevos encargos, sino que además atraemos de pronto la atención mediática, de la que esta charla es una prueba. (risas)

swissinfo.ch: ¿Cómo se han adaptado al espacio exterior y al contexto en Coira y Lausana?

A.V.: En todo trabajo intentamos dar la mejor respuesta posible a las necesidades del cliente, aunque al mismo tiempo buscamos aportar elementos propios. Intentamos hacer la arquitectura que mejor funcione tanto en Coira como en Lausana, o en cualquier parte. Esto nos supone ser muy específicos en la propuesta y transmitir una serie de valores en los que creemos profundamente. Pero siempre intentando ser globales. Es por ello que el hecho de no ser suizos no afecta a nuestro trabajo en este país.

swissinfo.ch: ¿Cuáles serían esos valores en los que cree?

A.V.: Intentamos proponer una arquitectura de pocos gestos, con pocos movimientos y que condense lo específico. No intentamos añadir complejidad a las cosas, sino sintetizar. Queremos descubrir una realidad que potencie el sitio, pues nos preocupa mucho el espacio público.

swissinfo.ch: ¿Existe una ‘forma suiza’ de hacer arquitectura?

A.V.: Hay una forma muy suiza de entender la arquitectura. Pero no se ve tanto en una determinada forma de construcción, sino en el lugar que tiene el arquitecto dentro del proyecto, entendido como un todo. Lo específicamente distinto en Suiza consiste en que aquí el arquitecto puede ser responsable del 100% de la obra – desde los primeros bocetos, hasta la entrega de las llaves al cliente. Algo que es inimaginable en cualquier otro lugar de Europa. Aunque, lamentablemente, este hecho diferencial se está perdiendo.

swissinfo.ch: Un arquitecto al que hemos consultado para realizar esta entrevista sugiere que el gran arquitecto suizo Peter Zumthor es una influencia mayor en su trabajo. ¿Se equivoca?

A.V.: No se equivoca. Admiramos el trabajo de Zumthor, y eso se refleja en nuestra práctica arquitectural, aunque también se puede ‘leer’ obra e influencia de muchos otros. Al igual que mucha gente de nuestra generación, somos omnívoros a nivel de influencias y referentes. Aunque creemos que una de las labores del arquitecto debe ser la de saber filtrar.

swissinfo.ch: ¿Hay alguna obra arquitectónica en Suiza que le sirva de referencia o que le guste especialmente?

A.V.: No hay una obra en particular. Para mí lo esencial es el ‘corpus’ de la arquitectura suiza. El hecho de que la calidad media de la construcción es brillante, de enorme nivel. Los arquitectos suizos son excelentes, incluso saliendo de los grandes nombres. Le confieso que al comienzo, cuando empezamos a venir a Suiza, nos quedábamos boquiabiertos al ver la calidad media de las construcciones en este país.

swissinfo.ch: ¿Qué ofrecen Barozzi/Veiga que no propongan otros arquitectos? ¿Qué diferencia su arquitectura?

A.V.: Intentamos hacer el mejor edificio posible con todo lo que tenemos a mano. Además, estamos realmente metidos ‘dentro’ de los proyectos. Nuestro ritmo de trabajo nos permite concentrarnos plenamente y a fondo en nuestros encargos. No somos aún tan grandes que no podamos implicarnos de cerca en cada proyecto. Seguimos siendo una especie de atelier de alta costura, con dimensiones humanas. Somos en total 12 profesionales, incluyéndonos a los dos socios.

swissinfo.ch: ¿Por qué se han establecido en Barcelona? ¿Casualidad o cálculo? 

A.V.: Pues fue por una mezcla de razones profesionales y personales. Y de momento estamos bien. Aunque se note cada vez más la crisis, la calidad de vida sigue siendo alta y tiene buenas conexiones con el resto del mundo.

swissinfo.ch: Al parecer hubo algunas críticas a su obra en Coira por no anclarse en la tradición de la región. ¿Le han llegado estas críticas?

A.V.: Estoy al tanto de que hubo cierta polémica en Suiza cuando ganamos los dos concursos en tan breve lapso de tiempo. Incluso en Coira un arquitecto presentó un recurso ante el comité de selección. Pensaba que los criterios de adjudicación de la obra no eran los acertados, pero el caso se resolvió rápidamente a nuestro favor. Supongo que hasta cierto punto es normal que surjan criticismos, pero no me consta que haya críticas específicas. Aunque pienso que las críticas con fundamento son positivas y deben llevar a un dialogo constructivo. Y hay que aceptarlas si uno ve que los críticos tienen razón.

swissinfo.ch: ¿Cómo ha sido su relación con sus clientes suizos y con la Administración?

A.V.: La sociedad suiza se implica profundamente en el proyecto. Notas la presión y la enorme responsabilidad. Pero, sin duda, la experiencia de trabajar en Suiza ha sido muy positiva. Lo mejor es la facilidad con la que se puede tratar con la Administración. No hay necesidad de inquietarse, ni de estar intranquilo, pues todo funciona a la perfección. Trabajar en Suiza es una experiencia muy gratificante.

Barozzi/Veiga es un estudio de arquitectura establecido en Barcelona desde 2004. Sus socios fundadores son el italiano Fabrizio Barozzi (1976 Rovereto) y el español Alberto Veiga (1978 Santiago de Compostela).

Barozzi estudió Arquitectura en Venecia, Sevilla y París, y es profesor en las universidades de Barcelona, Girona y Venecia. Veiga estudió en la Escuela Técnica Superior de Navarra y es profesor invitado en el Istituto Universitario di Architettura di Venezia.

Figuran entre los jóvenes arquitectos más influyentes de hoy. Su obra ha sido ya objeto de numerosos estudios y exposiciones. Han recibido, entre otros, el Mies van der Rohe (2015), el Premio de Arquitectura Contemporánea de la Unión Europea, y la Medalla de Oro a la Arquitectura Italiana (2012), entre muchas otras distinciones.

swissinfo.ch: ¿Cómo ve el futuro de las ciudades, dado que el espacio público es tan relevante en sus obras? Norman Foster comentaba hace poco que debemos reformar las ciudades. ¿Qué piensa al respecto?

A.V.: Las ciudades son el futuro y están en el centro de nuestras preocupaciones como arquitectos. Y estoy de acuerdo con Foster acerca de la necesidad de replantearse su futuro, con la gente en el centro del espacio público. Nosotros pensamos mucho sobre este tema. Todo arquitecto debería centrarse en estas cuestiones porque el edificio es parte integrante de un todo mayor que es la ciudad. Lamentablemente, no siempre es el caso. Nuestro gran reto es cómo mejorarlas y adaptarlas a las nuevas realidades. Es algo imperativo.

swissinfo.ch: ¿Una última reflexión personal que quiera compartir con los lectores de swissinfo.ch?

A.V.: A modo de conclusión, quisiera invitar a sus lectores a acercarse a la arquitectura con curiosidad y verdaderas ganas de aprender. Que no esperen entenderlo todo a la primera y que en cambio la vivan. Invito al lector a venir a Coira para experimentar nuestro trabajo desde una perspectiva de usuario. La reflexión sobre la arquitectura nos permite entender por qué las cosas son como son. Además, considero que pensar la arquitectura es un ejercicio de responsabilidad ciudadana.

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

¿Qué papel tiene el arquitecto en la sociedad de hoy? Su opinión nos interesa

swissinfo.ch



Enlaces

×