Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

'Fiesta de La Escalada' Ginebra celebra su noche de la libertad

Casi 800 personas en trajes medioevales y unos sesenta caballos participaron en el desfile tradicional que año con año recorre las calles de Ginebra para poner fin a los tres días de la ‘Fiesta de la Escalada’. El evento conmemora la batalla en la que la ciudad repelió el asalto del duque de Saboya hace cuatro siglos.

En la noche del 11 al 12 de diciembre de 1602, los mercenarios del muy católico duque Carlos Manuel I de Saboya trataron de recuperar el bastión protestante de Ginebra, que había expulsado a su obispo 70 años antes. Pero no contaron con la resistencia de la burguesía de la ciudad, que ni siquiera permitió que los atacantes escalaran los muros en torno a la ciudad.

Entre los actos heroicos de resistencia, la historia conserva en particular el de la ‘mère Royaume’, que vació su marmita de sopa caliente sobre la cabeza de los soldados del duque.  En su honor, los ginebrinos rompen y comen cada año marmitas de chocolate. Un ritual que acompañan con la exclamación: “¡Que así perezcan los enemigos de la República!”.

Este 2016, miles de personas desafiaron el frío para asistir a la parada que los organizadores presentan como el mayor desfile histórico de Europa.

El presidente de la Confederación, Johann Schneider-Ammann, invitado de honor de esta edición, se plegó a la tradición y rompió una marmita de chocolate en compañía de las autoridades locales.

Etiquetas

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Instagram

Síganos en Instagram

Síganos en Instagram

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes