Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

La "embajadora" de la música española en Suiza

La pianista española, María Luisa Cantos (dcha) y la musicóloga Cristina Urchueguía durante la charla con swissinfo.ch.

(Rodrigo Carrizo Couto)

La pianista María Luisa Cantos ha donado un “auténtico tesoro” de partituras de música española al Instituto de Musicología de la Universidad de Zúrich.

Para celebrar el hecho la gran intérprete, figura reconocida de la vida cultural suiza, fue homenajeada por colegas y personalidades y aprovechó para hablar de su vida y obra en exclusiva con swissinfo.ch.

La cita reunió en el salón de actos a autoridades del Instituto de Musicología, amigos, admiradores, colegas músicos y el cónsul general de España en Zúrich, Eduardo Junco Bonet, quien calificó a la pianista barcelonesa como “la mejor embajadora” de la música española en Suiza.

Antes de la ceremonia oficial, María Luisa Cantos recibió en exclusiva a swissinfo.ch para una extensa charla en la que repasó temas que van desde la situación de la música española en Suiza hasta sus influencias y gustos personales. A la conversación se unió la doctora Cristina Urchueguía, reputada musicóloga española quien fue la persona que hizo posible la valiosa donación.

Una vida musical en Suiza

Como todas las historias, es bueno comenzar por el principio. ¿Cómo llega María Luisa Cantos a Suiza? “Pues gracias a mi carrera”, comenta con buen humor la reputada intérprete. Alumna del legendario Geza Anda, conoce aquí a quien se convertiría en su marido, nada menos que el concertino (primer violín) de la prestigiosa orquesta Tonhalle de Zúrich. “Pero yo ya conocía bien este país y había tocado en Suiza”, aclara Cantos.
Llega así un descubrimiento que iba a cambiar su vida. “Me dí cuenta tras instalarme que en Suiza no se conocía prácticamente nada del repertorio musical español”, comenta, “y así decidí poner en marcha mis cursos”.

“Y es que la música española no pertenece al ‘canon’ de la música clásica occidental que se estudia en los conservatorios europeos”. Quien esto afirma es la doctora Cristina Urchueguía. “Pero es que incluso en España conocemos muy bien la obra de J. S. Bach... pero muy poco de nuestro propio patrimonio”, agrega riendo María Luisa Cantos.

De hecho, este aparente aislamiento de la gran música española es una preocupación para las dos mujeres. “No queremos aislar la música española de las otras músicas que forman el corazón de la música europea. Es por ello que este tesoro de partituras no se encuentra separado del resto de obras”, explica Urchueguía.

Una huída de la España de folclore y localismos que ha sido bien comprendida en el Instituto de Musicología de la Universidad de Zúrich. La respetada pianista catalana destaca con gesto de asombro: “De hecho, yo en mis años de estudio y formación aprendí la obra de Manuel de Falla o Isaac Albéniz con profesores franceses... en París”.

¿Pero cómo se consigue integrar la música española al tan selecto club del canon occidental? Al parecer, es una compleja tarea que pasa principalmente por el interés de los grandes intérpretes. “Piense que Vladimir Horowitz logró incorporar al gran repertorio la obra del Padre Soler, y Rubinstein fue el primero en tocar la ‘Suite Iberia’ (Albéniz) en su integralidad”.

¿Y quiénes son sus compositores favoritos o que más la han influenciado? María Luisa Cantos abre los ojos en gesto de sorpresa y dice: “¡Vaya pregunta! Es muy difícil quedarse sólo con uno o dos”. Pero tras un instante de reflexión desgrana los nombres de Enric Granados, Falla, Albéniz o la menos conocida obra del clavecinista Antonio Soler.

¿Y los grandes intérpretes que la han marcado? “Mire usted”, comenta, “yo no soy de tener ídolos... ni me gustan demasiado las clasificaciones”. A pesar de ello no puede resistir mencionar al mítico Arthur Rubinstein o la legendaria pianista argentina, y habitual visitante de Suiza, Martha Argerich.

Mayor presencia de España

Una pregunta se impone a las artistas. Considerando que el colectivo español es tan significativo en Suiza, ¿la presencia de la cultura española en la vida social helvética es suficiente hoy en día, o la situación no ha cambiado tanto desde los años 70?

“No es suficiente”, se inflama la doctora Urchueguía, “aquí hace falta un Instituto Cervantes o algo equivalente. Hay un gran vacío en Suiza que es necesario llenar, pero parece que aún tenemos cierto complejo de inferioridad”.

Según destaca la musicóloga, “es interesante también observar el contraste entre el modelo cultural español, estatal y subvencionado, y el modelo suizo, mucho más apoyado en la iniciativa privada”.

Cantos se muestra de acuerdo al afirmar: “Es que no parecemos ser conscientes de la inmensa riqueza de nuestro patrimonio cultural”. La pianista hace notar la inmensa influencia de lo español en, por ejemplo, la música francesa. “Ravel, Debussy o Cesar Franck estaban muy marcados por la música española. Sin olvidar, obviamente a Bizet y su ópera ‘Carmen’. De hecho, durante largos años para comprender la riqueza musical española era necesario ir a Francia” (risas).

La intérprete catalana hubiera querido donar su archivo a una institución cultural española en el extranjero. “Pero es que aquí no hay”, lamenta, “aunque por suerte Cristina me dio garantías y me aseguró el gran interés de esta institución por el material. Me alegra ver que aquí se le da el debido valor y reconocimiento”.

Amor por el sonido español

¿Y cuáles son los compositores que más gustan al exigente público suizo? “Obviamente, los que más suenan ‘a español’ (risas)… Y eso es culpa de los franceses que nombramos antes”. Y es que España fue fuente de inspiración incluso en la lejana Rusia, recuerda Urchueguía.

¿Y cuál es su sueño para el futuro de su archivo? “Espero que este material sirva para interesar a más y más músicos suizos en nuestro repertorio. Que la música española se integre cada vez más en el anteriormente mencionado ‘canon’ occidental”. Un deseo al que se adhiere la doctora Cristina Urchueguía.

María Luisa Cantos confía en que su aporte contribuya a seguir dando a conocer al máximo la música española en este país. Y tiene un sueño particular: que esta obra sea descubierta en las escuelas suizas, y que cada vez más música española se enseñe en los conservatorios helvéticos.

La veterana pianista, celebrada en Moscú, Ginebra o Nueva York, concluye la charla afirmando vehemente: “Yo nunca he tocado para seguir los dictados del mercado musical. Toda mi vida ha sido guiada por la convicción, la pasión y el sentimiento”.

Rodrigo Carrizo Couto, Zúrich, swissinfo.ch

María Luisa Cantos

Nacida en Barcelona, la pianista se formó en el conservatorio de su ciudad natal antes de proseguir sus estudios en Viena y París.

Considerada como una ‘niña prodigio’, comenzó sus estudios con tres años y a tocar en público a los cinco. Ya era profesora de piano a los 16 años antes de debutar en el mítico Carnegie Hall de Nueva York a los 24.

Instalada en Suiza por razones personales, fundó la Asociación Música Española en 1979. Se iniciaban así sus seminarios en la ciudad de Baden. Estos cursos continuaron hasta 2003 y por ellos pasaron más de 1.000 alumnos.

En 1990 consiguió poner en pie la Fundación Música Española. En 1992 fue condecorada con el Lazo de Dama de la Orden de Isabel la Católica.

Posee una amplia discografía en la que destaca un premio ‘Diapason de la Musique’ concedido en París por su interpretación de Debussy.

Fin del recuadro

Un tesoro de música española

La donación realizada por María Luisa Cantos al Instituto de Musicología de la Universidad de Zúrich reúne más de 1.000 partituras.

De estas, la mayor parte consiste en música para piano, pero no exclusivamente. La época abarcada va desde el siglo XVIII hasta comienzos del siglo XXI.

Entre los compositores representados cabe destacar a Manuel de Falla, Turina y Granados. A ellos se suman históricos como el Padre Soler o contemporáneos como Salvador Brotons. “En suma, es lo mejor de cada época de la música española”, en palabras de Cristina Urchueguía.

A las partituras se suman libros relacionados con el tema, diversos manuales de armonía, textos de historia de la música española y catálogos de la Sociedad General de Autores de España (SGAE ).

La donación es el fruto de 25 años de trabajo ininterrumpido de María Luisa Cantos en sus seminarios, cursos y clases magistrales impartidas en Baden.

Fin del recuadro

Etiquetas

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes