Your browser is out of date. It has known security flaws and may not display all features of this websites. Learn how to update your browser[Cerrar]

Patricia Highsmith


La maestra del suspense


Por Renat Künzi


Las novelas de intriga de Patricia Highsmith están en casi todas la bibliotecas. Sin embargo, durante toda su vida la escritora se refugió detrás de un muro de silencio. Desde 1983, hasta su muerte, en 1995, vivió en el cantón del Ticino, rodeada de gatos y caracoles.

Patricia Highsmith revolucionó la literatura criminal. Pero, ¿era también una escritora de novelas policíacas? A esta estadounidense, que durante los últimos 13 años de su vida vivió aislada y dedicada sólo a escribir en el Tesino, este tipo de preguntas no le preocupaba: "Literariamente nunca pienso en el lugar donde estoy, y quizás no tengo un lugar. Me considero una escritora de entretenimiento. Me gustaría contar una historia fantástica", escribió una vez Patricia Highsmith.

Ya en su primera novela:'Dos extranjeros en el tren' (1950) puso a prueba su fría maestría. Después de la publicación, Alfred Hitchcock en persona, el maestro del suspense, la llamó para obtener los derechos cinematográficos. Bajo el título: 'Strangers on a Train', (1951) la novela fue un éxito en la pantalla que luego se transformó en un clásico del cine.

El encantador como asesino

Highsmith escribió en total 22 novelas e innumerables cuentos. Su personaje más famoso fue Tom Ripley, un psicópata encantador.

Es un asesino de sangre fría a quien le empezaron a gustar las cosas buenas de la vida.

Highsmith utilizó esta figura como medio para romper con los esquemas convencionales de las novelas policíacas.

Con maestría la escritora logró que los lectores se identificaran con el hábil Ripley hasta el punto de que se pusieran del lado del asesino esperando que no lo condenaran.

La tranquilidad del Tesino

Highsmith nació en los Estados Unidos, en 1921. En 1981 compró una antigua casa en Aurigeno, pueblo del Tesino, situado en el valle del río Maggia. Según el experto literario Ulrich Weber, adminisrador del legado de la escritora: "la razón por la cual se instaló en el Tesino fueron los problemas con las autoridades fiscales francesas que habían hecho una requisa en su domicilio francés.

Además, también había razones personales: tenía una amiga en el Tesino.
"Creo que no tenía una relación emocional fuerte con Suiza, pero sí sabía que era un lugar tranquilo, donde se podía trabajar en paz" añade Weber.

Para la escritora lo más importante era tener una infrastructura que funcionara. Además, el Tesino como paisaje, le encantaba, señala Weber.

El sol detrás de la montaña

Highsmith describía su nueva patria así: "un lugar lleno de antiguas casas, con gente humilde y algunos turistas que vienen durante el verano". Allí podía trabajar sin ser molestada, pero en ese valle estrecho los inviernos le parecían muy pesados, sobre todo por el frío y la ausencia de sol. "Los inviernos suizos son dificiles de soportar y no me hacen bien", solía quejarse.

En 1988 se trasladó a Tegna, a la entrada del valle Maggia y del Centovalli. Había construido a su gusto, con la ayuda de un arquitecto, la nueva casa de un solo piso, en forma de U. Sin embargo, la construcción no gustaba a todos los convidados. Consideraban su nuevo hogar como una piscina pública, un refugio o una fortaleza.

Estos comentarios no le preocupaban mucho: su mejor compañía eran sus gatos y sus caracoles.

Caricaturas a distancia

Cuando hablaba de las particularidades del modo de vivir de los ciudadanos, Highsmith utilizaba un tono un poco satírico. Consideraba que la acitividad preferida de los suizos durante el tiempo libre eran los clubes deportivos y de canto.

También se burlaba de los Suizos que preferían terminar la jornada laboral hablando y bebiendo, en lugar de disfrutarlo en un ambiente relajado. Decía que las esposas esparaban a sus maridos en la casa ya con la cena lista.

Admiradora de la solidez suiza

La autora también elogiaba su nueva patria. Por lo general valoraba la producción suiza, los servicios y los productos de consumo que cualitativamente estaban por encima del estándard de los países vecinos.

También veía ventajas en el sistema de educación y formación profesional de Suiza en comparación con los Estados Unidos y el resto de Europa. Comparaba los corredores del aeropuerto de Zúrich, con sus pisos en mármol, como una "limpia habitación".

En 1990 Highsmith escribió: "Suiza es como un club: no todas las personas quieren ser miembros, pero para quienes quieren tener orden y desean vivir tranquilos, es el lugar ideal."

El 4 de febrero de 1995 Patricia Highsmith murió en Locarno a la edad de 74 años. En el muro de la iglesia de Tegna una simple lápida recuerda a la enigmática autora.

Datos clave

Por testamento Patricia Highsmith designó a Daniel Keel, de la Editorial Diógenes, de Zúrich, como administrador de su sucesión.
Higsmith decidió que su sucesión se quedara en Suiza.
En 1996 los archivos literarios suizos (SLA), en Berna, adquirieron el legado por 150.000 francos suizos.
Un año después los archivos literarios suizos adquirieron en subasta unas 400 cartas de Patricia Highsmith.
La Editorial Diógenes de Zúrich publica desde 2002 una obra completa, con 30 tomos, que debe estar terminada en 2007.

Contexto

Patricia Highsmith (1921-1995) puede considerarse como la más famosa escritora de novelas policíacas del mundo.

'The Talented Mr. Ripley' (1955), es su obra más conocida.

Vivió en el Tesino, desde 1983 hasta su muerte. Vivía muy aislada y no hablaba de su vida privada en público.


Traducción: Jaime Ortega, swissinfo.ch



Enlaces

×