Vaya directamente al contenido
Your browser is out of date. It has known security flaws and may not display all features of this websites. Learn how to update your browser[Cerrar]

Potencia latina en Montreux


El ritmo de Oscar D'León y los New York Salsa All Stars abre hoy la 43 edición del legendario Montreux Jazz Festival. Considerado por muchos como el más prestigioso evento de músicas populares del mundo, esta noche inaugural lleva sello latino.

Algunos de los mayores nombres del pop, el jazz y el rock pasarán por Montreux a lo largo de dos semanas de ensueño para los melómanos.

El sonero venezolano Oscar D'León será el encargado de abrir el fuego de uno de los mayores eventos culturales de Suiza, dando así inicio a una maratón que concluirá el próximo sábado 18 de julio con un concierto sorpresa. Es la primera vez que la muy prestigiosa noche inaugural de Montreux es reservada en exclusiva para las músicas de América Latina.

Entre las fechas a destacar hay para todos los gustos, aunque una noche en particular merece especial atención. Se trata del concierto sin precedentes que unirá este domingo a los pianistas Herbie Hancock y Lang Lang, dos pesos pesados de las teclas. El americano y el chino se presentan acompañados por la Orquesta Sinfónica de Lyon en un concierto que despierta expectativa internacional. Será el estreno mundial de un proyecto que les llevará a varias ciudades del mundo.

El Festival de Montreux se desarrolla en dos espacios dentro del colosal edificio del Palacio de Congresos. Se trata del gigantesco Auditorio Stravinski y la más pequeña Sala Miles Davis, donde se presentan las propuestas jóvenes y alternativas o el jazz más purista. En este espacio se podrá ver a la mítica Grace Jones el sábado 11, los jazzeros Mc Coy Tyner y John Scofield el 14, la estrella naciente Emily Loizeau o la estrella pop suiza Stefan Eicher, quienes se presentan este domingo 5. Igualmente destacan la joven promesa del jazz vocal Madeleine Peyroux o la leyenda de la guitarra Jeff Beck.

Figuras legendarias

En el Auditorio Stravinski discurren los platos fuertes. Aparte del ya mencionado encuentro entre Hancock y Lang, cabe destacar a Steely Dan o los celebrados Black Eyed Peas, que se presentan el lunes 6. También hay espacio para el viejo rockero Alice Cooper o el mito del blues B.B.King, una presencia más que habitual en Montreux. También llegarán a la Riviera suiza el cantante Seal, el joven divo Jamie Cullum, los veteranos e incombustibles Status Quo y estrellas del jazz como George Benson, Rachelle Ferrell o David Sanborn. Otro momento que promete es la presentación de la estrella británica Marianne Faithfull leyendo los "Sonetos" de Shakespeare en el marco mágico del Castillo de Chillon el martes 14 de julio.

Una crítica habitual que se hace al Festival de Montreux está relacionada con los precios de las entradas, considerados como excesivos. Con billetes que alcanzan los 200 euros, sin duda Montreux no está al alcance de todos los bolsillos, pero la ciudad se precia de ofrecer una enorme oferta cultural gratuita en estas fechas. Y en la serena Suiza se puede ver jovenes bailando hasta las 6 de la mañana en los sótanos del Jazz Café, sede de "jam sessions" que acaban de madrugada.

El sueño de un hombre

Toda esta tempestad de talento que se abate sobre la Riviera suiza no sería posible sin la energía, el talento y el sueño de un hombre: Claude Nobs. Considerado en su país como "una de las personas que más han hecho por la promoción de Suiza en el mundo", Nobs comenzó su carrera hace cinco décadas con un mandato de la Oficina de Turismo de Montreux: dar a conocer su pequeña ciudad.

De origen modesto (su padre era panadero), Claude Nobs iba a reinventar el concepto de festival gracias a un providencial encuentro en Nueva York con Nesuhi Ertegun, patrón de Atlantic Records. "Yo soñaba con hacer conocer mi pequeña ciudad en Estados Unidos", confesó a este cronista décadas más tarde. Amigo de leyendas de la música como Miles Davis, Astor Piazzolla, Bill Evans, Tom Jobim, Freddie Mercury, Santana o B. B. King, Nobs logró elevar a Montreux al olimpo de los festivales y convirtió el nombre de su ciudad en sinónimo de calidad.

Y una anécdota para terminar. Es muy posible que el lector conozca la canción "Smoke on the Water" de los legendarios Deep Purple. El tema fue compuesto en recuerdo del incendio que asoló el Casino de Montreux en los años 70. Uno de los protagonistas de la celebrada pieza no es otro que "funky Claude" luchando contra las llamas de una canción que comienza diciendo: "llegamos a Montreux" y puso el nombre de la ciudad en el oído de los amantes de la música del mundo entero.

Rodrigo Carrizo Couto, Montreux, swissinfo.ch

Montreux Jazz Festival

Fundado por Claude Nobs hace 43 años, el Festival de Montreux está considerado como uno de los más prestigiosos eventos de música popular del mundo

Nobs, hijo de un panadero de la región, tuvo la idea del festival trabajando en la Oficina de Turismo de Montreux. Su primera edición duraba apenas un par de días y presentaba un puñado de músicos

En 2009 Montreux tiene un presupuesto de 18 millones de francos suizos y presenta a más de 1000 artistas en sus dos escenarios: Auditorio Stravinski y Miles Davis Hall. El legendario Casino, que albergó durante décadas los conciertos más intimistas ha cerrado sus puertas en la pasada edición.

El célebre compositor y arreglador americano Quincy Jones considera hoy a Claude Nobs como "uno de los más influyentes promotores culturales de la historia"

Por los escenarios de Montreux han pasado artistas de la talla de Elis Regina, Camarón de la Isla, Tom Jobim, Bill Evans, David Bowie, Sting, Prince, Paco de Lucía, el bandoneonista argentino Astor Piazzolla o el mítico Miles Davis, quien realizó una de sus últimas actuaciones en esta ciudad suiza



Enlaces

Derechos de autor

Todos los derechos reservados. Los contenidos de la oferta web de swissinfo.ch están protegidos por los derechos de autor. Solo se permite su utilización para fines personales. Cualquier uso de contenidos de la oferta web que excede esta finalidad, especialmente su difusión, modificación, transmisión, almacenamiento y copia, solo puede tener lugar con el previo consentimiento por escrito de swissinfo.ch. Si tiene interés en un uso en estos términos, le rogamos que nos envíe un correo electrónico a contact@swissinfo.ch.

Más allá del uso personal, se permite únicamente la colocación de un hiperenlace a un contenido específico en el propio sitio web o en un sitio web de terceros. Los contenidos de la oferta web de swissinfo.ch solamente pueden incorporarse respetando su integralidad y en un contexto sin publicidad. Para todo soporte lógico, directorio, todos los datos y sus respectivos contenidos de la oferta web de swissinfo.ch que explícitamente se ponen a disposición para descargar, se otorgan licencias exclusivas y no transferibles que se limitan a la descarga y al almacenamiento en equipos personales. Todos los derechos extensibles que van más allá, continúan siendo de la propiedad de swissinfo.ch. No se admite, en particular, la venta o cualquier tipo de uso comercial.

×