Your browser is out of date. It has known security flaws and may not display all features of this websites. Learn how to update your browser[Cerrar]


Ser padres y cuidado de los hijos





Suiza es un país bastante conservador en materia de cuidado de los hijos, una responsabilidad que suelen asumir en su mayoría las madres. Sin embargo crece el número de mujeres que compaginan la maternidad con una profesión. 

Tener hijos

Las mujeres tienen derecho a 14 semanas de baja por maternidad remuneradas al 80% del salario. Muchos empleadores ofrecen condiciones más generosas. En Suiza no existe una baja por paternidad regulada a escala nacional, aunque muchas empresas ofrecen esta opción a sus empleados.

Las familias no suelen ser numerosas en Suiza. La tasa de natalidad se sitúa en 1,54 hijos por mujer. Según la Oficina Federal de Estadística, las extranjeras residentes en el país tienen más hijos por mujer (1,87) que las suizas (1,43). Los datos corresponden al año 2014.

Los hospitales en Suiza suelen recomendar la lactancia materna. El 95% de las madres amamantan a sus hijos, el 80% hasta los cuatro meses o más. Las empresas tienen la obligación de asegurar un espacio a esas madres donde puedan dar el pecho a sus hijos o extraerse la leche.

Las autoridades cantonales de salud disponen de servicios consulta (Mütterberatung/Consultations en puériculture) para los padres primerizos. Los progenitores acuden al centro con sus hijos para consultar con una matrona temas como la lactancia, el peso, el desarrollo, etc.

Trabajo a tiempo parcial

La mayoría de las madres con hijos pequeños en Suiza trabajan a tiempo parcial, lo que significa que la oferta de guarderías y otras alternativas para el cuidado de los hijos están diseñadas para mujeres con estas características. Aumenta el número de padres que deciden trabajar a tiempo parcial para depender menos de la ayuda externa y poder asumir ellos mismos el cuidado de los niños. El 10% de los hombres en Suiza trabajan a tiempo parcial. Muchos padres trabajadores cuentan con la ayuda de los abuelos para cuidar a los hijos, pero los extranjeros que llegan a Suiza no tienen esta opción.

Cuidado de los hijos

Todos los padres quieren encontrar la mejor opción para el cuidado de los hijos y aún más cuando viven en un país que no es el suyo. Muchos se quejan de que las opciones en Suiza son, además de caras, muy limitadas.

En Suiza hay varias opciones para el cuidado de los hijos y muchas familias combinan varios servicios. 

Guardería (crèche en francés, Krippe o KiTa, abreviación de Kindertagessätte, en alemán)

En Suiza hay más de 2 000 guarderías, de las cuales el 90% son privadas. Algunas están subvencionadas, pero se financian mayoritariamente con las aportaciones de los padres. Estas suelen variar según los ingresos de los padres. Generalmente, el cantón concede subvenciones a las familias con ingresos más bajos.

Las guarderías funcionan como unidades de media jornada. Generalmente suelen exigir un mínimo de tres medias jornadas a la semana. Las guarderías privadas cuestan entre 60 y 150 francos al día en las ciudades de Berna y Zúrich. Una guardería subvencionada para familias con escasos ingresos puede costar 10 francos. La mayoría de las guarderías ofrecen descuentos a partir del segundo hijo.

Madres de día (Tagesmutter, Maman du Jour)

Otra opción es encomendar el cuidado de un hijo a una “madre de día”. Estas mujeres suelen tener hijos más mayores que les permiten consagran tiempo a cuidar a otros niños.

Los precios para este tipo de cuidado de los hijos son muy baratos. Oscilan entre 1 y 12 francos por hora, con gastos de comida a parte. Las madres de día se inscriben en una organización local que suele ocuparse de las solicitudes de padres y fijar las reglas. Algunas se encargan de todos los trámites económicos. Según el cantón, hay subsidios para las familias con escasos ingresos.

Para más información sobre las diferentes opciones consulte la lista de la Federación Suiza de Cuidado de los Hijos.

Au pairs

Los ciudadanos de un país miembro de la Unión Europea no siempre necesitan solicitar un permiso para trabajar en Suiza. Si está pensando en contratar a un/a au pair en verano por un periodo inferior a tres meses, no necesita solicitar un permiso. Pero la situación va a cambiar para los ciudadanos de la UE. Para obtener más información consulte este enlace.

Es ilegal contratar a alguien para trabajar en el hogar sin darle de alta en la seguridad social y velar por que la persona disponga de un seguro médico y de accidente. Una familia en Suiza que desee contratar a un/a au pair de un país no miembro de la Unión Europea debe hacerlo con una de las agencias de colocación reconocidas por la Secretaría de Estado de Economía. Encontrará una lista en este enlace. Seleccione primer el idioma (francés, alemán, italiano) y pulse con el ratón en ‘rechercher l’enterprise’, ‘Betrieb suchen’ o ‘cercare l’azienda’. 

Debe calcular que el sueldo mensual de un/a au pair oscila entre 700 y 800 francos suizos, dependiendo del tamaño de la familia y la edad de la au pair.

La legislación suiza establece que un/a au pair no puede trabajar más de 30 horas semanales, lo que equivale a unas cinco o seis horas por día.

Niñeras

Las familias tienen también la opción de contratar a una niñera profesional para el cuidado de sus hijos. Dependiendo de sus cualificaciones y experiencia, una niñera que trabaja a tiempo completo gana entre 3 800 y 5 000 francos al mes. Corresponderá a familia y la niñera negociar el sueldo.

Canguros

Todas las secciones cantonales de la Cruz Roja Suiza ofrecen cursos para jóvenes mayores de 13 años que deseen cuidar a niños.

Esta es una buena dirección para buscar a un canguro. Las tarifas para los jóvenes que hayan completado el curso oscilan entre 7 y 10 francos la hora, dependiendo de la edad del canguro y de la hora del día. Un canguro adulto es más caro. En la web Babysitting 24 tiene una calculadora salarial.

Niños en edad escolar

Una vez empadronados en un municipio (comuna), los niños irán a la escuela que les corresponda en el área donde residen. Los horarios de la escuela primaria son complicados para los padres que trabajan.

Los niños suelen ir al colegio por mañana y por tarde, con una pausa intermedia de dos horas para el almuerzo. Generalmente, la escuela cierra y los alumnos y maestros vuelve a casa para almorzar.

Desde hace unos años y debido al creciente número de familias en las que trabajan ambos progenitores, hay más escuelas con horario continuo. Las denominadas ‘Tagesschulen’ [alemán: escuelas de día] ofrecen una comida caliente a los niños en las instalaciones escolares y cuidan de ellos durante la hora del almuerzo, mientras la escuela está cerrada.

Las escuelas que no disponen del modelo ‘Tagesschule’ suelen colaborar con un centro de puericultura cercano, donde los niños están atendidos antes del horario escolar, durante la hora del almuerzo, o después de las clases. Los padres tienen que solicitar con antelación una plaza y las tarifas se calculan generalmente con base en los ingresos familiares.   

Pese a estos cambios, muchas escuelas carecen de infraestructura para asegurar el cuidado de los niños fuera de los horarios de clase. Las familias en las que trabajan los dos progenitores se organizan con otros padres y alternarse a la hora de la comida. Las madres de día (ver arriba) son otra opción para los progenitores que trabajan. 

A la hora de planificar el cuidado de los niños en edad escolar es importar tener en cuenta que las tardes o mañana libres varían según la edad o el curso, en algunos casos los niños tienen incluso un día libre a la semana.

swissinfo.ch

×