Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Skyguide en el banquillo por la tragedia de Überlingen

1° de julio de 2002: La colisión en pleno vuelo de las dos naves costó la vida a 71 personas.

(Keystone)

El accidente aéreo de Überlingen, cerca del lago de Costanza, que causó la muerte a 71 personas en 2002, se atribuye a la negligencia e incumplimiento de las obligaciones de la empresa de control aéreo suiza Skyguide.

El proceso abierto este martes ante el Tribunal de Bülach (Zúrich) durará dos semanas.

El procurador Bernhard Hecht solicita condenas de entre 6 a 15 meses de prisión para los acusados – ocho colaboradores de Skyguide, incluido el controlador aéreo que hacía una pausa laboral en el momento de producirse la colisión. Los cargos que se les imputan son: homicidio múltiple por negligencia y alteraciones a la circulación pública por desidia.

Los ocho acusados rechazan las acusaciones y se declaran inocentes. Siete de ellos trabajan aún en Skyguide, otro está jubilado.

Colisión a 11.000 metros de altura

La catástrofe aérea del 1° de julio de 2002 se produjo en la región germana del lago de Costanza, donde la sociedad suiza tiene la responsabilidad vigilar el tráfico aéreo.

Esa noche, a las 23 horas 35 minutos, un Tupolev de la compañía rusa Bashkiria Airlines y un Boeing de la filial alemana de transporte DHL colisionaron a 11.300 metros de altitud sobre el territorio de Überlingen.

Los 69 ocupantes del aparato ruso y los 2 pilotos del avión-cargo perdieron la vida. Entre los pasajeros se encontraban 39 niños y jóvenes que se dirigían, junto con sus acompañantes, hacia España para pasar allí sus vacaciones.

En 2004, el controlador aéreo que estaba en servicio en la torre de control del aeropuerto de Zúrich-Kloten en el momento de la tragedia, fue apuñalado a muerte en su domicilio en Kloten por un hombre que perdió a su esposa y a sus dos hijos en el accidente.

Un año más tarde, el ruso Vitaly Kaloyev fue declarado culpable por homicidio premeditado.

Catástrofe evitable

El Ministerio Público de la Confederación estima que el drama habría podido evitarse. En el acta de acusación, el procurador de Winterthur, Bernhard Hecht, denuncia, entre otras cosas, el hecho de que los responsables de Skyguide toleraran que esa noche hubiese sólo un controlador en su puesto a partir de las 23 horas, mientras que el otro a cargo tomaba su pausa.

Una práctica que también fue criticada por la Oficina Federal de la Aviación Civil (OFAC) y la Oficina de Investigaciones sobre Accidentes Aéreos.

El único controlador frente a las pantallas de control estaba desbordado, por lo que Skyguide no podía asegurar la vigilancia del espacio aéreo bajo su responsabilidad, considera el procurador Bernhard Hecht.

Deficiencia en la información

En la noche de la tragedia, los controladores a cargo no estaban informados de que varios sistemas, incluido el radar principal del centro de control, estaban desconectados a causa de labores de mantenimiento. Sólo se encontraba en operación un sistema de radar de reserva menos preciso. Además, tampoco funcionaba el sistema telefónico de emergencia para contactar a los puntos de vigilancia aledaños.

En el acta de acusación se asienta que tampoco el jefe del turno de vigilancia anterior informó a sus colegas sobre las deficientes condiciones técnicas que prevalecían en ese momento, en especial, sobre la avería telefónica.

El ex director de Skyguide no está en el banquillo

No se ha levantado ninguna acusación en contra del entonces jefe de Skyguide, Alain Rossier, quien en diciembre de 2006 presentó su renuncia inmediata.

La razón de la ausencia de Rossier en el juicio resulta clara para el fiscal Bernhard Hecht. Según explicó a swissinfo, para el delito de negligencia debe existir una causalidad adecuada entre el acto criminal o la omisión que alguien haya cometido y las consecuencias de ese hecho, en este caso, la colisión aérea. "Y en este contexto no se le puede comprobar nada al señor Rossier."

Una investigación arrojó que el entonces responsable de Skyguide no tenía conocimiento de los trabajos técnicos que se realizaban la noche del accidente. "Por ello, el señor Rossier tampoco tenía la obligación de ocuparse de incrementar el personal de servicio", indica Hecht.

swissinfo, Jean-Michel Berthoud
(Traducido por Patricia Islas Züttel)

Cronología

1.7.2002: En el accidente entre la nave de pasajeros de Bashkiria Airlines (BAL) y el avión de carga de DHL sobre la región del lago de Costanza, en territorio alemán, murieron 71 personas. La encargada en ese momento de vigilar el tráfico aéreo en esa zona era la empresa suiza Skyguide.

27.06.03: Suiza, Alemania y Skyguide crearon un fondo de indemnización para los familiares de las víctimas de la colisión.

24.02.04: El controlador aéreo de Skyguide que trabajaba la noche de la tragedia fue apuñalado a muerte en su domicilio por un padre de familia ruso que perdió a su esposa e hijos en el accidente. Posteriormente el agresor fue condenado a 8 años de prisión.

19.05.04: La Oficina alemana de Investigaciones sobre Accidentes Aéreos critica a Skyguide y a la tripulación de BAL.

05.07.04: La fiscalía de Costanza (Alemania) prosigue las diligencias penales en contra de Skyguide.

20.02.05: Los familiares de las víctimas de BAL reclaman a Skyguide reparaciones por desagravio.

29.06.05: BAL presenta una querella en contra de Alemania alegando falta de seguridad aérea y solicitando indemnización por los daños.

27.07.06: La Audiencia Provincial de Costanza accede a la solicitud de BAL y condena a Alemania al pago de indemnizaciones. Skyguide tiene la responsabilidad principal del accidente. Alemania apela contra la sentencia.

7 y 8.08.06: El procedimiento penal de la fiscalía de Costanza se integra en el de la fiscalía de Winterthur.

18.12.06: Skyguide alcanza un acuerdo con las familias de 30 víctimas de la tragedia aérea y les entrega un monto desconocido. Los allegados de otras 41 víctimas ya habían recibido antes indemnizaciones.

Fin del recuadro

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes