Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Suiza-Guatemala Caso Sperisen: Fin a 7 años de batalla judicial en Suiza


sperisen con sus abogados

Los abogados Florian Baier (izq), y Giorgio Campá, al lado de su cliente, Erwin Sperisen, en la entrada del Palacio de Justicia donde tuvo lugar el tercer proceso en contra del exjefe policial guatemalteco.

(© KEYSTONE / SALVATORE DI NOLFI)

Un mes antes de concluir 2019, el Tribunal Federal- confirmó el veredicto ginebrino contra el suizo-guatemalteco Erwin Sperisen, otrora jefe de la Policía Nacional de ese país centroamericano, y detenido en Suiza en 2012. Una batalla judicial de siete años que terminó en Suiza con la decisión de la máxima instancia helvética. 

El 28 de noviembre de 2019, el Tribunal Federal (TF) anunció a los medios su decisión tomada el 14 de noviembre sobre el tercer veredicto que la justicia de Ginebra dictó contra el exjefe de la Policía Nacional de Guatemala por complicidad en 7 ejecuciones extrajudiciales en un penitenciario en la capital del país centroamericano en 2006. La pena corroborada por el TF: 15 años de prisión.

Para la defensa del acusado el camino a seguir es presentar una demanda en contra de la decisión helvética ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH).

Entre tanto, el ciudadano suizo-guatemalteco está de nuevo tras las rejas, esta vez ya con una pena a purgar, y no en detención preventiva, como permaneció durante cinco años en Ginebra. Estos quinquenio cuenta en su tiempo de condena. Debido a que en Suiza una persona tiene derecho a solicitar libertad condicional tras cumplir dos tercios de su pena en prisión, en principio, el exjefe policial habrá pagado su condena en 2024. Los últimos dos años permaneció bajo arresto domiciliario y con un brazalete electrónico en el tobillo, a la espera de que el TF dictara su decisión.

En Guatemala, futuro presidente reacciona

El presidente electo de Guatemala, Alejandro Giammattei, lamentó la decisión helvética, misma que califica de “injusta”. Recordemos que Giammattei era el jefe del penitenciario al momento de la operación gubernamental en la que siete reos perdieron la vida y por la que hoy Sperisen purga condena.

Un contingente de 3 000 hombres de la guardia penitenciaria, la Policía Nacional (dirigida por Sperisen) y el Ejército irrumpió de madrugada en la Granja Penal de Pavón, una cárcel a las afueras de la capital, donde se había perdido el control y los reos desde sus celdas manejaban operaciones criminales fuera del reclusorio.

El operativo fue presentado por sus autores como un acto para reestablecer el orden y con ello el responsable del penitenciario se catapultó en 2007 como candidato presidencial. mientras la corrupción dejaba sin más candidatos a Guatemala. Sin embargo, Giammattei no llegó entonces a ganar las elecciones, algo que ha conseguido este 2019. En enero asumirá el cargo.

2010: orden internacional

En 2010, los responsables gubernamentales del operativo de Pavón fueron señalados por el Ministerio Público de Guatemala, respaldado entonces por la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (CICIG). Los señalamientos apuntaron a que el objetivo del operativo en Pavón no fue el de retomar el control, sino la ejecución extrajudicial de un grupo de reos.

Las autoridades judiciales de Guatemala emitieron una orden internacional de arresto en contra de los altos responsables del operativo en 2010. Giammattei se entregó a las autoridades y se declaró “preso político”. Los otros partícipes del operativo, incluido el ministro del Interior, partieron al exterior y al final salieron libres de cargos, excepto Erwin Sperisen, que por dirigirse justamente a este país en 2007 con el pasaporte suizo en mano -su familia del lado paterno es de origen helvético- fue juzgado aquí, luego de las denuncias de oenegés, como Amnistía Internacional y Trial, para que fuera llevado al banquillo de los acusados.

Guatemala, una década después

La organización Trial al cierre de este 2019 sostiene que esta recién terminada batalla judicial en Suiza tiene un significado para todos aquellos que luchan contra la impunidad en Guatemala: 

"La decisión ciertamente traerá un rayo de esperanza. Dada la disolución de la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (CICIG) el 3 de septiembre de 2019, así como la elección del nuevo presidente -un pariente cercano de Erwin Sperisen- con la promesa de restaurar la pena de muerte, hay razones para temer lo peor para el funcionamiento del sistema de justicia guatemalteco. Así, la necesidad de una justicia independiente e imparcial es, de hecho, mayor que nunca antes”.

Una CICIG que Erwin Sperisen y los círculos que lo apoyan han descalificado, al afirmar que fue la autora, junto al Ministerio Público, de fabricar las acusaciones en su contra. 

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Instagram

Síganos en Instagram

Síganos en Instagram

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes