Navegación

Enlaces para saltar navegación

Subsitios

Principales funcionalidades

Tener hijos, sinónimo de limitación financiera

Los costos reducen las ganas de hijos en Suiza.

(swissinfo.ch)

En general, los hogares con niños están en una situación financiera difícil en un país donde apenas se gesta la política familiar.

La situación familiar es aún un asunto privado en un país del Primer Mundo en el que el retraso sacude a pocos. La Comisión Federal de Coordinación de Asuntos Familiares busca un cambio.

“Somos un país en desarrollo en esto. Todavía la mentalidad o la opinión dominante en Suiza es que la política familiar es un asunto privado”, explica Ruth Calderón-Grossenbacher, corresponsable del secretariado de la Comisión Federal de Coordinación de Asuntos Familiares (COFF).

El federalismo y el concepto conservador de los políticos en torno a la familia han favorecido la tendencia a rechazar reformas uniformes a escala nacional para establecer suficientes estructuras de cuidado infantil extrafamiliar e, incluso, han impedido que se establezca un subsidio por maternidad obligatorio.

Sin apoyo, las parejas se ven solas, aisladas y presionadas por el aspecto financiero en la decisión de tener un hijo, en un país en el que el acceso a guarderías públicas es limitadísimo, con listas de espera interminables, en tanto que un día de cuidado en una institución privada gira en torno a los 100 francos.

Cifras contundentes

El rechazo a tener hijos en Suiza queda claro con las cifras de la Oficina Federal de Estadísticas sobre los hogares suizos tras el censo del 2000:

Del total de hogares, alrededor de 1.930.000, 55% tiene hijos. De este grupo, sólo 41% tiene menores de 18 años aún a su cargo.

Las familias con uno y dos hijos son los más frecuentes, con 16% y 17,6% del total de hogares.

Tener más de tres hijos ya se convierte en una rareza: sólo 5,5% de los hogares se encuentran en esta categoría, mientras que tener cuatro ya es una verdadera excepción: 1,2%.

El listado de estadísticas muestra que sólo 0,2% del total de los hogares suizos tiene más de 5 hijos.

Los costos

Calderón-Grossenbacher, de la COFF, responde a la pregunta de porqué los suizos tienen tan pocos hijos: “Es muy complejo, hay muchas razones, una es que hoy tener hijos en Suiza es aceptar que la situación financiera posiblemente después sea precaria.”

De acuerdo a cálculos proporcionados por la representante de la Comisión Federal de Coordinación de Asuntos Familiares, los gastos derivados de la crianza de un único hijo significan unos 1.500 francos suizos al mes, es decir, mil euros o mil 200 dólares.

Con dos hijos el gasto aumenta casi otro 50% más: unos 2.200 francos; y con tres hijos la cuenta llega a 3.000 francos suizos.

Estas cifras son un aproximativo, pues depende de la habilidad y la red social con la que cuente cada familia para arreglárselas en un país de las características de Suiza, en el que el único apoyo extendido en todo el país es el suplemento mensual por niño que reciben los padres trabajadores.

El suplemento ronda los 100 francos aunque, según nos explica Calderón-Grossenbacher. “Existen 800 modelos distintos”, que provocan diferencias muy marcadas.

Por ello la Comisión lucha para que este suplemento se fije en 200 francos mensuales en todo el país y sea dirigido no sólo al padre o la madre trabajadores, sino también a los padres sin actividad remunerada.

Familias monoparentales, las más precarias

Para la COFF, las familias numerosas no son tema prioritario, debido a su limitado número.

“Nos ocupamos sobre todo de las familias en pobreza -y aunque también las familias numerosas son un grupo incluido en la problemática-, las más afectadas son las familias monoparentales,” aclara Calderón-Grossenbacher

“Hay un número importante de familias que están en una situación de pobreza, en el sentido de que no alcanzan el mínimo de existencia requerido, dependen de apoyo público o están en una situación tan precaria que los niños no pueden participar en las actividades normales en la sociedad.”

Falta un concepto nacional para la política familiar

Lo cierto es que, en general, “las familias están en una situación financiera difícil” debido, entre otras cosas, a que el apoyo financiero aún no es muy elaborado en Suiza y los alquileres de vivienda son muy caros.

A esto se suma que tanto para hombres como mujeres “las reglas que valen en el mundo del trabajo están muchas veces en contra de una vida familiar.”

La COFF se esfuerza en sensibilizar sobre estas problemáticas que limitan a la familia en Suiza y aunque Calderón-Grossenbacher apenas ve nacer una política familiar a escala federal, considera que hay una evolución.

Sin embargo, otro factor detiene las puertas del apoyo: la tensión política que provoca la necesidad de medidas de ahorro del Estado para reducir sus deudas.

swissinfo, Patricia Islas Züttel

Continúa en MÁS SOBRE EL TEMA 'Familias numerosas, una minoría'

Contexto

La COFF es una comisión extraparlamentaria de expertos en asuntos familiares y representantes de asociaciones implicadas en el tema.
Evalúa modelos de conceptos a favor de la familia para lanzar recomendaciones en la esfera política.
Tiene el mandato de sensibilizar al público sobre el tema de la familia.


Enlaces

×