Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

'After Sun' conquista Ginebra

La compañía teatral ha desarrollado un lenguaje escénico personal. (www.ubu.es)

La crítica y el público aplaudieron la osada obra del director hispanoargentino Ricardo García representada en el Teatro Saint-Gervais.

Ricardo García, nacido en Buenos Aires hace 37 años, es uno de los autores y directores de teatro más innovadores y provocadores de los últimos años. Desde 1986 vive en Madrid, donde creó la compañía La Carnicería Teatro (en homenaje al oficio de su padre, carnicero), considerada ya como un 'enfant terrible' en la escena española.

'After Sun' (Después del sol), que acaba de presentar en el teatro ginebrino de Saint-Gervais, se inspira en la figura mitológica de Faetón, el que ambicionó más de la cuenta, el que quiso conducir el carro del sol y perdió el control y cayó fulminado por Zeus.

Pero la obra estrenada el año pasado en un festival de teatro en Grecia no se limita a narrar o ilustrar el mito griego.

Arrogancia y ambición

"Es la historia del hijo del sol, que quería conducir un auto y, al final, se estrelló porque no pudo con aquello. A mí no me interesaba contar el mito, sino hablar de la ambición, de cuando tú quieres algo y no puedes tenerlo. Por eso se llama 'After Sun', porque es un acontecimiento que pasa después del sol", explica Rodrigo García a swissinfo.

En 'After Sun', obra en torno a la arrogancia como estilo de vida, la ambición, el descontrol y la insatisfacción constante, se mezclan el diálogo, la acción física, las imágenes, la música y la iluminación para transportar al público a un mundo muy particular.

"Yo intento ver qué pasa en la relación improvisada entre los actores y el público", señala su autor y director.

"El país de la tristeza"

En una de las escenas, los actores Patricia Lamas y Juan Loriente entablan un diálogo con el público para contarle que, a su llegada a Suiza, en la aduana les pegaron una etiqueta con número en el parabrisas del automóvil, "como si se tratara de una entrada en el país de la tristeza".

"Es una escena que repetimos en todos los lugares donde nos presentamos. Son los actores quienes se encargan de enterarse cómo es la ciudad; hablan con la gente y ellos mismos se hacen un discurso de las cosas tristes que encuentran en la ciudad", añade Rodrigo García.

"Es simplemente un recurso para establecer un contacto con la gente de la ciudad. Lo que pasa es que hacemos reír a la gente de su propia ciudad. La gente disfruta reconociendo las cosas grises del sitio donde viven", prosigue.

"Teatro de consumo"

Rodrigo García no aspira a que se hable de su obra dentro de cien años, sino a "hacer un teatro de consumo, de usar y tirar", porque para él el teatro está en la calle; es como ir al supermercado. Quiere que "tenga una utilidad, no que sea una diversión, ni un pasatiempo, ni tampoco un acto cultural", afirma.

En todo caso, la actuación de La Carnicería Teatro en Ginebra fue muy aplaudida por la crítica. La prensa de la Suiza de expresión francesa opinó que la representación de 'After Sun' fue "una ruptura inesperada" con el teatro tradicional y los convencionalismos del mundo cultural ginebrino.

Desde su creación, la compañía ha presentado sus obras en Francia, Grecia, Holanda, Alemania y ahora por tercera vez en Suiza.

Las principales influencias de Rodrigo García son los escritores Samuel Beckett, Harold Pinter, Eduardo Pavlovsky, Fernando Arrabal y los autores teatrales Heiner Müller y Thomas Bernhard, además de los novelistas Louis Ferdinand Céline y Peter Handke.

Enrique Dietiker (Ginebra) y Belén Couceiro


Enlaces

×