Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

'Cultura y Condón': Cómo prevenir el sida

El afiche de la asociación 'Lucha contra el Sida' en Marruecos.

La prevención del sida en países en desarrollo es sólo efectiva si se toman en consideración los valores tradicionales de la cultura local. Las experiencias sobre esta tarea fueron abordadas en Berna, por expertos en la materia.

En los últimos días la atención se ha centrado en la gripe A(H1N1), cuyo epicentro se ha señalado en México, un país emergente. Mientras se habla de amenaza pandémica de influenza, otras enfermedades, como el Sida, ya afectan al mundo entero.

Si se produjera una pandemia de influenza, las consecuencias en los países de desarrollo serían graves. Primero, porque en esos países no está garantizada la asistencia médica. Segundo, porque mucha gente ya está debilitada por otras enfermedades, como el Sida.

Mientras que apenas se habla de alerta pandémica, la propagación del Sida a ese nivel ya es una realidad. Mientras en Suiza se ha estancado el número de nuevos infectados, en otros países del Sur su número aumenta. De acuerdo con datos de Naciones Unidas, alrededor de 33 millones de personas están infectadas con el virus HIV. El 67% de los afectados vive en el África subsahariana.

El canto como útil explicativo

El fracaso de los programas de prevención en África se atribuye a los valores tradicionales de la cultura local. Desde el punto de vista de los expertos, esa explicación es muy reducida: "La cultura no es un problema en sí, sino parte de la solución", indica Helena Zweifel, al frente de Medicus Mundi. El factor cultural es un problema sólo cuando las campañas de prevención no lo toman en consideración.

Durante la jornada 'Cultura y Condón', realizada recientemente en Berna, las personas activas en la tarea preventiva se reunieron para hablar sobre los modos más efectivos para sensibilizar a la población en torno a esta enfermedad. El espectro es amplio: la explicación del contagio del Sida puede realizarse a través de ritos tradicionales, danzas, historias o canciones. En Malí, por ejemplo, hay grupos de teatro que transmiten el mensaje de que el condón impide el contagio.

Sensibilización con la ayuda de personas clave

La 'sensibilidad cultural' también puede procurarse con la participación de las personas más respetadas en una comunidad, como puede ser el representante más anciano, el curandero o el líder religioso. De ese modo, la Cruz Roja Suiza ha recogido buenas experiencias en la lejana Swazilandia. También en Bangladesh se han visto resultados.

Si bien muchos curanderos recomendaban a sus pacientes hierbas para la prevención del Sida; tras participar en talleres informativos, esos mismos actores han propagado el uso del preservativo.

La gente tiene sencillamente más confianza en esos curanderos tradicionales, por lo que buscan primero su consejo, explica Shariful Islam, de la organización 'Partners in Population and Development'. Y sin alternativa, esa colaboración con los curanderos se vuelve indispensable. "No podemos ignorarlos".

En Suiza, esfuerzos de sensibilización entre inmigrantes

Los intentos de prevención que buscan responder a los bemoles culturales también pueden malograrse, señala Noël Tshibangu, al resumir sus experiencias en los programas de prevención en Suiza, dirigidos a inmigrantes africanos.

Para esas campañas se eligieron dichos y símbolos típicamente africanos, en los que se utilizó la nuez de cola (cola africana),que se concibe en las sociedades del occidente africano como señal de amistad y se considera también un estimulante afrodisíaco.

El problema radicó en que el público al que se dirigió el mensaje en Suiza no tenía conocimientos al respecto, puesto que la gran parte de esas personas de procedencia africana han crecido aquí y no conocen ya el significado de la nuez de cola en sus países de origen. Sea como fuere, Tschibangu advierte que no por ello fracasó el objetivo de la campaña en el territorio helvético.

Justo a causa de las reproducciones de la cola africana (cola acuminata), se abrió el diálogo en los mostradores de información sobre los temas de origen, identidad y relaciones sociales. "Por lo que pudimos, de este modo casual, llegar al punto de las relaciones sexuales, la transmisión del virus del Sida y el uso del condón", añade Tschibangu. "La nuez de cola funcionó finalmente como un efectivo vehículo para fomentar la discusión sobre el Sida, aunque de un modo distinto al previsto".

Charlotte Walser, InfoSud/swissinfo.ch
(Traducido del alemán por Patricia Islas Züttel)

Sida en el mundo

Alrededor de 33,2 millones de personas han sido infectados con el virus del Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida (SIDA).

Tan sólo en 2007, 2,5 millones de personas resultaron contagiadas.

Han muerto hasta ahora unos 28 millones de personas a causa de este mal.

Más del 65% de los afectados vive en la África subsahariana.

Por lo menos el 80% de las personas contagiadas con el virus y que requieren de una terapia no tiene acceso al tratamiento médico.

Fin del recuadro

Sida en Suiza

En Suiza se han registrado hasta ahora más de 30.000 personas seropositivas, es decir, infectadas con el virus.

De ese total, la cifra de sobrevivientes es de 25.000.

Desde inicios de la epidemia hasta finales de 2007 se han registrado 8.600 casos de personas que han desarrollado la enfermedad del Sida. 5.738 han muerto por su causa.

En el 2007 se registraron 761 personas que contrajeron el virus ese año, 30% de ellas, mujeres.

Del total de contagios, el 45% ocurrió a través de contactos heterosexuales.

Fin del recuadro


Enlaces

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

×