"El Tesino no se agota con el horario de trabajo", María Caputo Mazzarella

María Caputo Mazzarella, una vida entre dos fronteras. swissinfo.ch

Hace 13 años que María Caputo Mazzarella, periodista y actriz de teatro, atraviesa todos los días la frontera italiana para ir a trabajar al Tesino. El trayecto cotidiano entre una aduana y otra se ha vuelto una costumbre. No se queja, ni siquiera de las horas que pasa en su automóvil haciendo cola: escucha música y goza del paisaje. Estas son sus impresiones.

Este contenido fue publicado el 14 marzo 2001 - 16:39

"Fronteriza": no me molesta esa definición. Para mí, significa solamente que atravieso la aduana suizoitaliana todas las mañanas, forzosamente ida y vuelta, todos los días. Kilómetros de camino, frecuentes colas. Pero esto ya le sucede a todo el mundo, no sólo a los fronterizos.

Dicen que me parezco en lo físico a la periodista italiana Lilly Gruber pero, sinceramente, es ella la que se parece a mí. Lo que nos asemeja es quizá la jeta, además de la profesión. Soy periodista, directora responsable de la radio local de Mendrisio.

Los años que llevo trabajando en Mendrisio me han proporcionado también una vida, amistades, pasatiempos, alguna pizza compartida con los actores de mi compañía teatral, "I Girondini", formada por tesineses e italianos unidos en la pasión por la escena. Un deber muy agradable, casi un trabajo, pero sin sueldo. En resumen: el Tesino no se agota con el horario de trabajo.

Profesionalmente hablando, aquí he encontrado mejor organización y disciplina, pero no existen grandes diferencias con la región de Como, donde nací y vivo. Gracias a mi profesión observo cotidianamente el Tesino bajo todos sus aspectos. Si pudiera cambiar algo, sería el nivel del salario. Seguramente un suizo, en mi lugar, recibiría mejor sueldo. Y creo que es una situación común para todos los fronterizos.

Pero, honestamente, no me siento mal pagada: es cómodo para todos el hecho de que el Tesino tenga mejores salarios que Italia, tanto para un italiano, que en territorio suizo recibe un salario mejor respecto a los cánones italianos, como para las empresas helvéticas. También es verdad que los fronterizos hacen trabajos que los tesineses ya no harían. Es siempre lo mismo.

Siento tener que usar una figura retórica, pero personalmente quisiera un Tesino con más fantasía. Lo ideal sería quedarse en medio, entre la fantasía italiana y la disciplina tesinesa. Del cantón me gusta el lugar, el aspecto turístico, el aire, el paisaje. Es un cliché, pero agradable.

Me gustaría que al final - espero que sea lejano - de mi carrera en este cantón suizo, la "periodista-fronteriza" María Caputo Mazzarella fuera recordada por su gran dedicación a la crónica del Tesino, que trataba de modo límpido, acompañándose siempre con el corazón. El corazón, que no conoce fronteras.

María Caputo Mazzarella

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo