Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

"Los grandes hombres quedan detrás de las obras"

Interior de la Iglesia de San Rafael, Chiquitanía.

(Cortesía Christian Roth)

Así define Christian Roth la labor realizada por su padre, el arquitecto suizo Hans Roth Merz que restauró las iglesias jesuíticas de la Chiquitanía boliviana y encontró las partituras de música barroca sembrada por el célebre compatriota Martin Schmid.

El a su vez arquitecto repasa para swissinfo el aporte, poco conocido, de su progenitor a la preservación cultural de la Chiquitanía, riqueza que hoy difunde como guía especializado de esa región.

Las Misiones Jesuíticas de Chiquitos, situadas en el noreste de Bolivia, son sinónimos de una sorprendente obra urbanística y cultural creada a finales del siglo XVII con el propósito de realizar la utopía denominada 'Ciudad de Dios' en la tierra.

En ese afán de evangelización pacífica y civilización productiva de los indígenas, acudiendo, entre otros, a la música y al arte en general, se inscribe el nombre del sacerdote, arquitecto y músico suizo Martin Schmid (1694-1772) cuya huella permanece en las iglesias que construyó en el siglo XVII.

Esos monumentos reconocidos por la UNESCO han sobrevivido al tiempo gracias a la pericia y el cuidado de personas que, como Hans Roth Merz, comparten el postulado del religioso nacido en Zug.

Enviado a Bolivia

Hurgando en los recuerdos, Christian Roth señala que su padre llega a Bolivia en 1972 enviado por los jesuitas de Suiza para restaurar la Iglesia de San Rafael, tarea que concluiría tras dos años de trabajo delicado y minucioso por la importancia implícita.

Dada su vocación de hermano jesuita oriundo de Zug –como lo era Schmid-, advierte que los templos de Concepción y San Javier muestran el deterioro causado por los años y las inclemencias del tiempo. Decide quedarse y restaurarlos respetando los cánones de su estructura original barroca mestiza.

Esa determinación personal le lleva a ampliar su labor a las de San Miguel, Santa Ana, San Rafael y San José. Más aún, extiende su permanencia en 30 años, periodo que emplea para construir más de 200 edificaciones, entre ellas escuelas, hospitales, iglesias, capillas, casas para sacerdotes y de religiosas, particularmente en la región de la Chiquitanía.

"Es la obra de su vida, es uno de los más grandes arquitectos contemporáneos que ha construido y apoyado el desarrollo de toda una región dentro de Latinoamérica, como es la Chiquitanía", sostiene con muestras de orgullo Christian Roth, al tiempo de comparar la obra de su padre –salvando distancias-, con las de los suizos Le Corbusier o Mario Botta.

"Sólo que" –reconoce- "su obra se encuentra perdida en la selva y es desconocida por la gente".

Respetuoso de la esencia arquitectónica

El impresionante trabajo de Hans Roth se apoya en el sistema de los indígenas chiquitanos. Para ilustrar lo dicho, Christian cita la Iglesia de Asunción de Guarayos, erigida sobre madera con un techo de unos 20 por 40 metros sostenido por sólo cuatro columnas.

O el Santuario Mariano de la Torre en el Chochis que fue construido en piedra arenisca roja y es uno de los monumentos que en 1996 postuló al premio Mies van de Rohe de Barcelona. "Si hubiera sido un arquitecto boliviano seguramente lo hubiera ganado", dice con pesar Christian.

Un hallazgo de riqueza musical ponderado

Una de las mayores satisfacciones de Hans Roth Merz fue sin duda el haber encontrado más de cinco mil hojas de partituras de música barroca en las localidades de Santa Ana y San Rafael, hallazgo que hoy guarda el Archivo Musical de Chiquitos.

Se trata de uno de los archivos más importantes de música barroca a escala mundial, tanto que ha dado lugar a la creación de un festival bienal de música barroca cuya décima edición se celebrará dentro de dos años, precisa Christian Roth.

Cabe recordar que, además de los murales, pinturas, altares dorados y magníficos tallados visibles en los púlpitos y las columnas, con cierta influencia europea y un toque singular del misionero jesuita Martin Schmid, la música tuvo un papel importante en aquel proyecto evangelizador.

Las composiciones, interpretación y enseñanza de la música a los indígenas fueron enriqueciendo el tesoro cultural de las Misiones Jesuíticas. Ello explica la satisfacción de Christian al explicar el alcance del tesoro musical encontrado por Hans Roth.

También fundó una familia sólida

Dado que Hans Roth Merz rehusó el voto de castidad sin renunciar a la orden jesuita, optó por ser hermano bajo la condición de adquirir la profesión de arquitecto. Al hacerlo nada le impedía la posibilidad de fundar una familia. Y así lo hizo.

Corría el año 1975, recuerda Christian, "cuando mi padre conoció en Concepción a una enfermera alemana enviada por Médicos Sin Fronteras, y tiempo después se unieron en matrimonio; vinieron los hijos y vivieron felices, vivimos todos felices en Concepción hasta la muerte de mi padre, en 1999. Luego debimos partir a Santa Cruz porque él era quien tenía el contrato de misionero con la Iglesia".

¿Siguió sus pasos?

"Era uno de los más grandes arquitectos que he conocido, es mi sol, y por ese afecto también estudié arquitectura especializada en construcciones con madera y adobe. Pero yo trabajo más en el ámbito del turismo particular sobre las misiones jesuíticas y me dedico a formar guías en cada una de las poblaciones de las misiones chiquitanas".

En ese sentido comparte la inquietud de su padre: conservar el legado cultural arquitectónico, musical, obras de arte o de otra vertiente cultural de la Chiquitanía.

Al término de la conversación con swissinfo, Christian Roth alude a su ascendencia suizo alemana y a su triple nacionalidad: helvética, alemana y boliviana. Admite, sin embargo, que tiene poco contacto con su familia suiza, aunque su hermano mayor se haya ido allí por la situación política y económica.

"Yo he hecho mi servicio militar en Bolivia, he cumplido con mis deberes y soy uno de los pocos que piensan quedarse. Éste es un país mágico que mi padre me enseño a amar", concluye convencido.

swissinfo, Félix Espinoza R., Santa Cruz

Misiones Jesuíticas

Las Misiones Jesuíticas de Chiquitos están situadas a unos 200 km al noroeste de Santa Cruz. Son pueblos fundados por los jesuitas entre los siglos XVII y XVII con la intención de establecer urbanizaciones donde la evangelización sea pacífica y la civilización de los indígenas, espontánea.

Su empeño era crear sociedades armónicas en arquitectura, producción y cultura. La música fue uno de los medios eficaces para la transmisión del Evangelio. Los indígenas aprendieron a comprender ese significado y el esfuerzo dio lugar a composiciones importantes de música barroca.

Las más de cinco mil hojas con partituras encontradas por Hans Roth Merz son atesoradas hoy en el Archivo Musical de Chiquitos. En este tenor se lleva a cabo un festival bienal de música barroca.

Cabe recordar que, además de enseñarles a cultivar la tierra, los jesuitas mostraban a los indígenas el mundo de la pintura, artesanía, escultura y baile, siempre con el fin de alabar al Señor.

El conocido sacerdote, arquitecto y músico suizo Martin Schmid rescató la arquitectura nativa y creó una barroca mestiza empleando la rica madera de la zona y adobes de barro cocido al sol para las divisiones de los espacios urbanizados. No obstante, incluyó toques personales y de la arquitectura europea de la época.

Fin del recuadro

Hans Roth

Hans Roth Merz compartía con el célebre sacerdote suizo Martin Schmid el lugar de nacimiento, Zug, y la orden religiosa de los jesuitas. Su obra de restauración en la Chiquitanía se extendió durante 30 años.

Antes de ser enviado a esta región boliviana había trabajado para la Madre Teresa de Calcuta construyendo casas para los desamparados y una iglesia en India.

Hans Roth no se ordenó de sacerdote, pero permaneció como hermano jesuita. Aunque es poco conocido en Suiza, su obra en la selva chiquitana es invalorable porque rescató lo hecho por el sacerdote suizo Martin Schmid en las Misiones Jesuíticas en el siglo XVII.

De su matrimonio con la enfermera alemana Heydi nacieron dos hijos Martín y Christian. Este último es también arquitecto especializado en construcciones barroco mestizas, sobre la base de madera y adobe.

Fin del recuadro


Enlaces

Neuer Inhalt

Horizontal Line


swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes