Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

"Los suizos se contagiaron del sabor latino"

La Orquesta Aragón en Suiza.

Esta madrugada en Winterthur culminó la 20º edición del 'Afro-Pfingsten', el festival de cultura africana más grande de Suiza, y que también tuvo su 'Noche Latina' con la presencia de grupos como La Orquesta Aragón.

Una vez más el ritmo de los 'gigantes' de la música moderna del continente negro sacudió a los suizos.

El 'despelote', expresión cubana que quiere decir 'libérate' o 'suéltate', empezó con la brasileña Regina Ribeiro y alcanzó su cenit con los peruanos Novalima, que en su primicia suiza desataron una verdadera histeria colectiva.

En medio de peruanos expatriados que gritaban 'Chimpún Callao' (en alusión al puerto limeño), de suizos que intentaban mover las caderas a ritmo de cajón y de africanos que sintieron la cercanía musical con Latinoamérica, Novalima mostró porqué 'Coba Coba' fue el disco de la semana en la radio suiza DRS 3 y porqué alcanzó con este álbum los primeros lugares en las preferencias musicales en Europa.

"Tocamos muchas piezas de los años 40 y 50; antes no nos lo permitían pues decían que hacíamos música de brujería", comentó a swissinfo Marcos Mosquera.

La 'quijada de burro'

"Toco el cajón y otros instrumentos", agregó este músico afroperuano, para quien el concierto en Suiza fue simplemente fenomenal. De la misma opinión fue Constantino Álvarez, el percusionista sin ancestros africanos pero con 'oídos' y 'manos' de afroperuano.

Manuel Vásquez, 'Mangüé', quien por momentos dejó mudo al auditorio con su zapateo, dijo a swissinfo: "Es la primera vez que piso tierra suiza para tocar en un festival de esta magnitud. Estoy muy contento".

'Mangüé' tocó además la 'quijada de burro'. "Es un instrumento típicamente peruano, junto con el cajón y la cajita. Con ella se tocaba antiguamente la comparsa 'El son de los diablos', explicó este músico, quien regresará pronto "para dictar talleres en Ginebra y para conocer algo de este bello país".

Puentes entre África y América

Uno es el que tiende la cantante, compositora y bailarina Regina Ribeiro. La brasileña reside en Suiza desde 1983, después de haber dejado su Sao Paulo natal a los 23 años y haber realizado un peregrinaje artístico por varios continentes.

Con su coreografía 'Relacionamentos', en la que sus bailarinas se mueven como panteras al ritmo de fusiones brasileñas, soul y jazz, ejecutadas por un músico brasileño y dos suizos, Ribeiro empezó a subir la temperatura en Winterthur.

Cuando llegó el turno de la Orquesta Aragón ya casi todos estaban contagiados por la fiebre latina en la noche del sábado. Jóvenes y adultos, y los pocos niños y ancianos presentes, bailaron y cantaron "dos y dos son cuatro, cuatro y dos son seis, seis y dos son ocho y..."

Considerada la leyenda de la charanga cubana, esta orquesta ha escrito 70 años de historia musical isleña y ha dejado escuchar estos ritmos por todo el mundo.

Más sonidos afrocaribeños

Rafael Lay canta hace 29 años en esta orquesta formada por miembros y amigos de la familia Aragón. Pese a haberse presentado casi una decena de veces en Suiza, Lay se sentía abrumado por la respuesta del público. "Los suizos se alborotan y se contagian con el sabor latino", declaró a swissinfo.

La Aragón, que tocó en Suiza tres días después de haberlo hecho en Senegal, subió al escenario con Afia Mala, una de las mejores voces africanas.

Seguidamente se presentó Madera Limpia, de la pequeña ciudad al sureste de Cuba que es famosa por ser el enclave de la prisión de Guatánamo, en manos de la marina estadounidense.

Los guantanameros ofrecieron una refrescante ligereza con sus sonidos post-Buena Vista y sus temas de 'La Corona'. Este álbum fue grabado luego de sus giras europeas en 2005-2006, cuando estos cubanos sufrieron el choque del consumismo y, a pesar o justamente por ello, regresaron a su tierra para "digerirlo" musicalmente.

El grupo Lariba sorprendió con hip hop, salsa, reggae. El proyecto es una coproducción de músicos de Cuba, Brasil, Italia, México y Suiza y quien mueve los hijos de este conjunto es el zuriqués David Stauffacher.

Orishas, un baño en multitud

El frenesí desencadenado por Novalima se mantuvo con Orishas, formado a fines de los años 90 en el exilio parisino y creador de una simbiosis innovadora entre la tradicional riqueza musical cubana y el rap moderno. Nadie quedó impasible ante la música de este grupo cuyo nombre significa 'semidios' en la lengua africana yoruba.

Ellos grabaron en 1999 'A lo cubano', su primer álbum con el que vendieron más de 100.000 acetatos en España y fueron galardonados con el Disco de Oro en Suiza y en Francia. Ganador del Grammy latino, Orishas cerró la Noche Latina y cuando hacía mucho rato que el reloj había marcado la medianoche.

El alma de África

La última noche del festival estuvo marcada por la actuación del senegalés Touré Kunda, quien demostró que África puede ser fuente de éxitos como los del rock y el pop occidental. Este grupo fue celebrado a rabiar por sus seguidores, que llenaron el Halle 53, la gran tribuna del Afro-Pfingsten, al extremo que ya no cabía ni un alfiler.

El momento culminante llegó con Salif Keita, 'la voz de oro africana'. La carrera musical fue para este albino de Mali el único camino para escapar de la marginación. Hoy se ha convertido en un ícono. Con exuberante alegría, con momentos melancólicos, con canto irresistible, hipnotizó al público.

"Keita toca una música de otras dimensiones, como un extraterrestre", expresó una suiza que anoche bailó frenéticamente.

Rosa Amelia Fierro, swissinfo.ch

Más allá de la música

Winterthur se convirtió este fin de semana en un gigantesco mercado africano, donde la oferta iba desde especialidades culinarias hasta fina artesanía.

En la parte antigua de la ciudad se realizó el 'Bazar Mundial' con comida, vestimenta, pintura costumbrista y ritmos de músicos callejeros.

En el mercado 'FairFair' se informó sobre problemas globales y comercio equitativo. Escolares de la región recibieron lecciones sobre protección de la naturaleza y cooperación al desarrollo.

Del 27 de mayo al 10 de junio se realizan conferencias, talleres, teatro y proyección de películas africanas.

Fin del recuadro

Más de 20 grupos en escena

29 de mayo Roots & Reggae: Ijahman Levi y Ky-Mani Marley (hijo del legenario Bob Marley), ambos de Jamaica; Tiken Jah Fakoli (Costa de Marfil), Yoro Massa (Burkina Faso), Fum Laloh (Togo) y Junio Tshaka & Awadi (Senegal).

30 de mayo Noche Latina: Orquesta Aragón & Afia Mala, Orishas, Lariba y Madera Limpia (todos de Cuba), Novalima (Perú) y Regina Ribeiro (Brasil).

31 de mayo El Alma de África: Kijuballett-King Ukwezi (Suiza/África), Doctor King'esi (Kenia), Mamady Keita & Sewa Kan (Guinea), Toure Kunda (Senegal), Salif keita (Mali), Seun Kuti & Egypt 80 (Nigeria), Baya Magatte (Senegal), Adjiri Odametey (Ghana), Emashie (multiétnico).

Fin del recuadro


Enlaces

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

×