"Sin libre circulación no habrá una Suiza próspera"

Para la patronal, Suiza tiene mucho que ganar al permanecer abierta. Keystone

Con vista a las próximas elecciones federales, la libre circulación de personas es un tema candente, que se ha visto de nuevo relanzado por un reciente informe estatal que revela un aumento de los casos denunciados de abusos.

Este contenido fue publicado el 19 mayo 2011 - 11:32
Pierre-François Besson, swissinfo.ch

Sin embargo, en opinión de economiesuisse, la libre circulación sigue siendo vital.

Directora de la plataforma de la iniciativa privada helvética de la Suiza francófona (30.000 compañías con 1,5 millones de empleados), Cristina Gaggini responde punto por punto a una serie de argumentos generalmente opuestos a este acuerdo con la Unión Europea.

swissinfo.ch: Entre los argumentos en contra de la libre circulación está el de la calidad del crecimiento económico. Un crecimiento económico basado en la inmigración es un camino peligroso, de acuerdo con la Unión Democrática del Centro (UDC/derecha conservadora). ¿Qué responde usted a eso?

Cristina Gaggini: Nuestra posición es exactamente la opuesta. Desde la introducción de la libre circulación de personas en 2002, el Producto Interior Bruto (PIB) creció con más fuerza que en su ausencia. Se puede trazar una relación directa entre este crecimiento, la prosperidad de Suiza en el plano económico y la libre circulación de personas.

Se pueden crear puestos de trabajo que, a su vez, traigan más ingresos fiscales a los cantones y a la Confederación. Hacemos una valoración muy positiva de los acuerdos bilaterales y repetimos hasta la saciedad que son absolutamente necesarios para la economía suiza. Por una sencilla razón: el mercado de trabajo en Suiza es demasiado pequeño y aquí no se encuentran todas las capacidades necesarias -ingenieros, técnicos en el ámbito de la salud, etc.

swissinfo.ch: Suiza vive un milagro de empleo estimulado por la libre circulación. Pero de acuerdo con la UDC, esta coyuntura ha generado principalmente puestos de trabajo en el sector hospitalario y en el social, que cuestan, ya que ambos se basan principalmente en los impuestos y los seguros. En el sector privado, la libre circulación no habría compensado la pérdida de empleos tras la crisis de 1990-95. ¿Es esto cierto?

C.G.: Este no es el caso. Es sobre todo la industria la que necesita ingenieros, por ejemplo. Nosotros hacemos una encuesta anual entre nuestros miembros, los cuales son empresas que no tienen nada que ver con el sector estatal o paraestatal. Año tras año, se confirma la importancia absoluta de este acuerdo para la libre circulación de personas.

swissinfo.ch: Los pequeños artesanos del sector de la construcción son los grandes perdedores de la libre circulación, enfrentados a una subvaloración salarial que las medidas de acompañamiento son incapaces de luchar con eficacia, sostienen todavía algunos opositores a la libre circulación. ¿Está de acuerdo?

CG.: Sí, el reciente informe de la Secretaria de Estado de Economía (SECO) señaló casos de violaciones de la legislación que lucha contra el ‘dumping’ salarial. La construcción es uno de los ámbitos más sensibles al fenómeno de los trabajadores desplazados. Es por eso que la SECO y los distintos comités de supervisión, examinan el terreno desde cerca y hacen controles in situ en este sector. Las infracciones descubiertas son sancionadas con multas y, en caso de reincidencia, con la posible prohibición de la actividad durante cinco años.

La comunidad empresarial apoya claramente estas medidas de acompañamiento. Para nosotros, es esencial que exista un control para evitar el ‘dumping’ salarial. Este no es, en absoluto, el sentido que habíamos pretendido respecto a la libre circulación de personas. No debe dar lugar a un ‘dumping’ salarial que podría poner en peligro su legitimidad ante los ojos de la gente.

swissinfo.ch: También escuchamos el argumento de que la libre circulación induce a una disminución de los ingresos y los salarios de la clase media y empeora las condiciones de vida.

CG.: No hemos constatado ninguna disminución en el salario medio. Ha sido adaptado a la inflación. No ha cambiado drásticamente en los últimos diez años pero ha evolucionado. No hay ninguna correlación y, por tanto, esta afirmación es falsa.

swissinfo.ch: La libre circulación, por otra parte, aumenta la mano de obra disponible, lo que hace más difícil la salida del desempleo y debilita la situación de los trabajadores en situación de riesgo. ¿De acuerdo con este argumento?

CG.: Si se observa la curva de desempleo, se constata que en Suiza se reduce la tasa de desempleo bastante rápidamente y de manera muy significativa. Pero, en realidad, las personas que no tienen una formación básica en una economía cada vez más especializada y que exige cada vez más competencias, están debilitados con libertad de movimientos o no.

Por lo tanto, las medidas de reinserción profesional en el marco del paro o la formación continua deberían ayudar a estas personas a librarse de estas dificultades. Pero no veo ninguna relación directa con la libre circulación de personas.

Libre circulación

La libre circulación de personas, que entró en vigor en junio de 2002, es uno de los siete acuerdos bilaterales firmados por Suiza y los quince miembros (de la época) de la Unión Europea. También se abolieron la cuotas en junio de 2007. Los nacionales de Liechtenstein, Islandia y Noruega se benefician de los mismos derechos.

Esta libre circulación se extendió en abril de 2006 (mediante un protocolo al acuerdo), con la aprobación del pueblo suizo, a los ocho nuevos miembros de la UE.

Además se abolieron la cuotas en mayo de 2007. Después vinieron Bulgaria y Rumanía, que se adhirieron a la UE en 2007, pero a los que se le aplica las cuotas hasta 2016.

End of insertion

Salario mínimo

Frente a los abusos, la izquierda quiere introducir un salario mínimo nacional. “Nos batimos  en contra”, dice Gaggini. La experiencia de países como Francia muestra que los empleadores ajustan después los salarios hacia abajo. Es el empleado el que pierde”.

“También hay que decir que, en caso de reaparición del dumping salarial, en virtud de las medidas de acompañamiento de la libre circulación, se prevé que se pueda imponer a un empleador un contrato marco de trabajo con un salario mínimo. Así se sanciona a los que abusan, no a los que trabajan correctamente”.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo