Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Aún en época de ahorro, hay que cuidar el bosque

31% de la superficie suiza es área forestal.

(Keystone)

Los actores políticos deben comprender que la prevención es más barata que las acciones de saneamiento posterior, indica Werner Schärer, director de Bosques de la Oficina Federal del Medio Ambiente.

Este primer día de primavera se celebra el Día Internacional del Bosque, consagrado a la biodiversidad.

Suiza es un país de bosque, con casi un tercio de su territorio cubierto por ese ecosistema. Una cifra que coloca al país un poco por debajo de las cifras de áreas forestales que poseen sus vecinos europeos.

Aunque la zona boscosa nacional es actualmente calificada de suficiente, Werner Schärer, de la Oficina Federal del Medio Ambiente, advierte que "no debe disminuir el bosque en Suiza".

Schärer explica que, si bien es cierto que ya ha pasado la época en que los temores sobre el futuro del bosque provocaron que en 1984 unas 50.000 personas se manifestaran a favor de su protección ante el Palacio Federal, ahora los retos son otros.

Agobio del bosque

"El bosque está agobiado desde hace años ante la emisión de partículas extrañas y los cambios climáticos."

Grandes concentraciones de contaminantes atmosféricos, provenientes de los escapes de los automóviles, la calefacción y los productos utilizados en la agricultura afectan al 90% de los bosques, lo que provoca "estrés para las áreas forestales".

"A esto se suma la aparición de condiciones como las surgidas en el seco verano de 2003; o en 1999, tras el paso de la tormenta Lothar, con las que la situación del bosque se tornó difícil", agrega.

Las subvenciones disminuyen, las necesidades prevalecen

"Visto desde un punto de vista general, el bosque suizo se encuentra relativamente bien", apunta Schärer, quien, además, recalca el valor y el significado que la población suiza confiere al bosque; "lo que no ocurre en el mundo político".

¿Porqué? "Las subvenciones destinadas al bosque las han reducido, mientras que la necesidad de cuidar la zona forestal del país continúa siendo la misma. Los poderes públicos deben saber que aún en tiempos de ahorro, hay que cuidar el bosque, hay que pensar en su protección."

El director de la sección Bosques de la Oficina Federal del Medio Ambiente compara, a manera de ejemplo, que con el pago de un franco para la prevención se ahorran cinco francos en las medidas que se tendrían que establecer para sanear los daños al bosque.

Una guía para los actores forestales

Werner Schärer participó en Lucerna en la presentación de una instalación artística que muestra las múltiples facetas boscosas, un acto en el marco del día mundial dedicado a estas áreas naturales.

En ese mismo contexto fue presentada la campaña de información que acompaña a esta jornada en Suiza y que se concentra en mostrar la importancia y variedad del bosque para la biodiversidad.

Al respecto hay que subrayar que de las zonas forestales dependen 32.000 especies de la flora y fauna helvética, es decir el 40% de los organismos presentes en Suiza.

Werner Schärer comenta que para comprender esta biodiversidad y riqueza del bosque se ha establecido una guía en la que se abordan sus diversos tipos, ya que "como en el mundo de los vinos, en términos generales existe el vino tinto, el blanco y el rosado, pero, en realidad, la clasificación es mucho más diversa".

Con información detallada sobre la función de la luz, la madera muerta, las zonas protegidas y los estratos de la vegetación en los bosques, los actores forestales podrán organizar recorridos y actividades a lo largo del año para mostrar a la población interesada las múltiples facetas de este ecosistema.

La zona forestal crece

Uno de los temas también incluidos en la campaña de información es la edad del bosque suizo.

En este país predominan las regiones con árboles de edad avanzada y la carencia de suficientes zonas de bosque joven, lo que impide una explotación óptima de la madera y una regeneración adecuada, según indica el informe sobre el estado del bosque de la Oficina Federal de Medio Ambiente.

Finalmente otro punto importante que debe conocer la población suiza es la importancia de promover el uso de la madera en momentos en los que la subexplotación forestal repercute en el aumento del volumen de leña inutilizada.

En el bosque suizo hay un promedio de 367 metros cúbicos de leña por hectárea, un récord en Europa Occidental.

Si no se emplea esta fuente renovable de energía, la salud del bosque puede verse afectada. Actualmente se explota el 70% de la leña generada en los bosques suizos, en tanto que las empresas forestales se encuentran en números rojos, el precio de la madera no ha aumentado (perdió el 30% de su valor desde 1990) y los costos de manutención del bosque y de la recolecta de leña crecen.

swissinfo, Patricia Islas Züttel

Contexto

Un tercio de los bosques están en manos privadas, divididos en pequeñas parcelas, por lo que su explotación resulta difícil (no hay beneficios).

25% de un millón de propietarios poseen en promedio 1,3 hectáreas de bosque, lo que correspondería a dos canchas de fútbol.

La economía de los bosques y de la madera representa el 1,6% del PIB. Una proporción comparable a la de la industria relojera y metalúrgica.

7.000.000.000 de francos es la cifra de negocios total de la industria maderera.

Cada año en Suiza se consumen 6 millones de metros cúbicos de leña sólida.

La madera, luego de la energía hidráulica, es la segunda energía renovable en Suiza.

Ante la disminución de las áreas destinadas a la agricultura, el bosque va ganando espacio en Suiza.

Cada año aumenta su tamaño en dimensiones comparables a las del lago de Thun (de 17 km de longitud).

Fin del recuadro

Datos clave

31% del territorio suizo es bosque (1,2 millones de hectáreas)
Hace 150 años el área boscosa en Suiza cubría el 20% del territorio.
Bosques protegidos: cerca de 9%
Condiciones de propiedad:
73% son bosques públicos
27% son bosques privados
Crecimiento anual de la madera: 9.8 millones de m3
Consumo anual de la madera: 7 millones de m3
37% de la madera se utiliza como fuente de calor y energía.
22% se utiliza para la producción de papel y cartón.
24% para la construcción de inmuebles.
16% para la fabricación de muebles, paquetes y otros artículos de madera.
(Datos del Informe 2005 sobre el Bosque)

Fin del recuadro


Enlaces

×