Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Arte africano en Lugano

Pieza de la muestra de arte africano en el Museo de Arte de Lugano (Foto: www.museo-cantonale-arte.ch)

El Museo Cantonal de Arte presenta también una muestra de obras 'primitivistas' del coleccionista Coray.

Con la colaboración del Museo Etnográfico de la Universidad de Zúrich, y el Art Center de Basel, la institución de Lugano inauguró el pasado viernes 15 de marzo la exposición dedicada a la colección Arte africano de Han Coray.

La muestra se compone de 200 piezas, seleccionadas entre las 500 que posee el Museo Etnográfico de Zúrich y que formaban parte del grupo original del coleccionista suizo Han Coray, con más de 2.400 elementos.

Como complemento de esta primera exposición, preparada por Miklos Szalay, el museo de Lugano presenta una segunda muestra a cargo de Rudolf Koella, dedicada a la figura del coleccionista Coray, y que consta de 60 cuadros de las vanguardias europeas que formaron parte de sus colecciones.

"Se trata de dos exposiciones que pudieron muy bien presentarse por separado, pero que están unidas por el común denominador del coleccionismo", declara a swissinfo el director del museo y crítico de arte, Franco Franciolli

"Contaminación cultural"

En los últimos años, el Museo Cantonal de Arte de Lugano ha dedicado un interés especial al tema de las "contaminaciones culturales", el mismo que se observa en esta colección de arte africano, con obras que son representativas de ciertas características formales que inspiraron la pintura occidental del siglo XX.

En este sentido, la segunda exposición nos muestra las obras artísticas que el mecenas Coray consideraba importantes, así como las coincidencias y aproximaciones que subrayan el encuentro formal y estético entre el arte africano y los exponentes de las primeras vanguardias europeas. La crítica designará más tarde esa confrontación con el término 'primitivismo'.

Han Coraz, fallecido en 1974 a la edad de 94 años, poseía una personalidad poliédrica: pedagogo innovador, muy pronto comenzó a interesarse en el arte al igual que en el campo de la enseñanza (fue director de la escuela Pestalozzi de Zúrich), como galerista causó estupor con su espíritu independiente y visionario.

Un ejemplo de lo anterior se produjo con la presentación en su galería de Zúrich, inaugurada en 1916, de los artistas de la pintura francesa moderna (Renoir, Pissarro, Gauguin, Van Gogh, Rewdon), los vanguardistas (Jawlensky, Kandinsky, Feininger, Klee), o los jóvenes artistas suizos (Tscharner, Gubler, Epper), ayudándolos incluso económicamente y ofreciéndoles alojamiento en su propia casa.

Arte claro y comunicativo

Coray tuvo un primer encuentro con el arte africano en 1917. Poco después, en una exposición sobre el dadaísmo, incluyó algunas piezas provenientes del África negra, con el objeto de sugerir - segun escribió Tristán Tzara - que había que apreciar el arte dadaísta porque sus autores presentaban obras "impersonales y anónimas como el arte de los pueblos primitivos", o sea, claras, simples y comunicativas.

Las 202 piezas de esculturas tradicionales provienen del África central y occidental, sobre todo de Zaire y del Congo. Se encuentran representadas las culturas Dan, Guro y Baule (Costa de Marfil); Benin (Nigeria); Fang (Gabón); Yombe (Congo); Mangebtu, Yaka, Pende, Lega, Kuba, Luba y Songye (Zaire), y Chokwe (Angola).

La colección posee la armonía que buscaba Coray - quizá por primera vez en la historia - al tratar de reunir una serie de vestigios africanos, no con criterios etnográficos, sino artísticos y estéticos. Y, en efecto, lo que reina en las salas de exposición es la belleza.

La muestra podrá ser visitada hasta el 30 de junio 2002.

Lupita Avilés, Lugano


Enlaces

×