Navigation

Asilo e inmigración bajo un mismo techo

La nueva entidad facilitará los trámites para obtener el permiso correspondiente. Keystone

Una única entidad se ocupará a partir del 2005 de los asuntos de asilo y migración a escala federal.

Este contenido fue publicado el 08 junio 2004 - 16:05

El Gobierno ha dado luz verde a la fusión de las dos oficinas federales que se ocupan hoy de estos delicados expedientes.

El Consejo Federal ha decidido fusionar la Oficina Federal de Refugiados (OFR) y la Oficina Federal de Inmigración, Integración y Emigración (IMES) en una única institución, tal como quería el ministro de Justicia y Policía, Christoph Blocher.

Esta reorganización permitirá abordar la política migratoria de una forma global y favorecerá, por consiguiente, la aplicación de las leyes y decisiones pertinentes.

“Ya no se cuestionará por qué una persona ha ingresado en este país ni por qué alguien debe abandonarlo o no”, declaró Christoph Blocher este lunes (07.06.) ante la prensa.

La fusión simplificará los procedimientos en los ámbitos del asilo y la inmigración, ya que la organización actual de esos sectores “no nos ha llevado a resultados satisfactorios”, sino que ha ocasionado “demasiados conflictos”, aseguró el ministro.

Pero, además, la reforma permitirá incrementar la eficacia en la resolución de los problemas, recortar gastos y combatir mejor los abusos.

Supresión de empleos

La nueva entidad reagrupará a más de 600 empleados y será operacional a más tardar el 1 de enero del 2005, bajo la dirección de Eduard Gnesa, el actual director de la IMES.

Es un hecho que se suprimirán entre 25 y 30 empleos de los 650 que ofrecen hoy la OFR y la IMES. Y aunque, según Blocher, el objetivo primordial no es recortar costes, el ministro calcula que la reorganización permitirá ahorrar entre 2,5 millones y 5 millones de francos.

“Pero no habrá forzosamente despidos”, ya que existen muchos contratos que no serán renovados, dado que ha descendido el número de demandas de asilo, precisó.

Un único interlocutor

La idea de fusionar las dos oficinas federales se remonta siete años atrás y fue tema de debate en el marco de la reforma de la administración federal. Pero en aquel momento se renunció a desarrollar el proyecto por razones políticas.

No obstante, desde esa fecha se han multiplicado las voces que exigen una reorganización de las entidades federales competentes en materia de asilo, inmigración y extranjería, según Christoph Blocher.

La nueva entidad simplificará la gestión de los trámites para las instituciones que trabajan con la OFR y la IMES. A partir del próximo año, los cantones, las comunas, los agentes sociales, las asociaciones de extranjeros, entre otras organizaciones, tendrán un único interlocutor.

Y para que no se produzcan interferencias de competencias la nueva oficina estará dividida en cuatro grandes secciones - entrada en Suiza, estancia y regreso; trabajo, libre circulación y emigración; nacionalidad e integración; procedimiento de asilo -, señala el Ministerio de Justicia y Policía.

Reacciones divididas

La derechista Unión Democrática del Centro y el Partido Radical (PRD, liberal) aprueban la fusión. “Los temas que conciernen el reclutamiento de mano de obra extranjera no pueden en ningún caso mezclarse con los del asilo”, afirma Christian Weber, portavoz del PRD.

Para los socialistas, la unión de las dos oficinas permitirá simplificar los procedimientos, puesto que “todas las instancias que trabajan en el ámbito del asilo tendrán un solo interlocutor a escala federal”, señala su portavoz Jean-Philippe Jeannerat.

Más escépticos, en cambio, se muestran los demócrata cristianos (PDC). En su opinión, esta fusión no incrementará la eficacia, sino que generará más burocracia.

Los Verdes consideran que la reorganización de las dos entidades no hará sino incrementar la confusión entre política de asilo y política de extranjería que reina hoy en la población helvética.

La Organización de Ayuda al Refugiado (OSAR), por el contrario, respalda la decisión. El tema del asilo, que concierne a las personas que huyen de la guerra y las persecuciones, no está desvinculado del de la política migratoria, fundada en criterios de necesidad de mano de obra extranjera, puntualiza.

swissinfo y agencias

Contexto

La fusión de la Oficina Federal de Refugiados (OFR) con la Oficina Federal de Oficina Federal de Inmigración, Integración y Emigración (IMES) simplificará los procedimientos en los ámbitos del asilo y la inmigración.

La reorganización permitirá abordar la política migratoria de una forma global y agilizará los trámites, ya que todas las instancias que trabajan en el ámbito del asilo tendrán un único interlocutor a escala federal.

Eduard Gnesa, director de la IMES, dirigirá la nueva entidad, que será operacional a más tardar el 1 de enero del 2005 y tendrá a más de 600 empleados.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.