Navigation

Brecha digital

Los pobres saben muy poco sobre los beneficios de la tecnología. Keystone Archive

Sin financiamiento se presenta difícil el camino para que las tecnologías de la información favorezcan a los más necesitados.

Este contenido fue publicado el 28 marzo 2003 - 14:07

En este contexto, Suiza organiza la Cumbre Mundial sobre la Sociedad de la Información, a finales de año en Ginebra.

El hecho de que las nuevas tecnologías de la información y comunicación, como Internet, excluyan a los menos favorecidos de sus beneficios, no es novedoso.

Lo diferente ahora es que nuevas voces se pronuncian por cambiar este fenómeno: Suiza, para contrarrestarlo, mantiene el diálogo con los diversos actores implicados en la ayuda al desarrollo y la comunicación, con el objetivo de definir soluciones claras y ponerlas en práctica.

Sus conclusiones las presentará en la Cumbre Mundial sobre la Sociedad de la Información (CMSI) cuya primera etapa tendrá lugar en Ginebra del 10 al 12 de diciembre de 2003.

El ser humano en primera línea

Para el gobierno helvético la columna vertebral de su mensaje ya está definida: Es necesario poner al ser humano en primera línea en el uso de las tecnologías de la información y la comunicación.

La Agencia Suiza para el Desarrollo y la Cooperación (COSUDE), el brazo del gobierno helvético para impulsar el desarrollo en países menos favorecidos, realizó un seminario sobre el tema el 26 de marzo pasado en el que participaron representantes de medios alternativos en Asia y miembros de organizaciones no gubernamentales como Pan para el Prójimo y Swisscontact.

Falta financiación

Ambas ONG helvéticas presentaron ejemplos concretos de ayuda en el terreno en radioemisoras locales en Bolivia o en el sector educativo en Costa Rica, pero sus representantes advirtieron que sin financiación, éstos no podrán tener continuidad.

Heinz Bachmann, de Swisscontact aclaró que "es sólo una pregunta de financiamiento, si existe el dinero para financiar los proyectos" para hacer de las tecnologías de la información y comunicación "una herramienta entre otras" para combatir la pobreza.

Para evitar la corrupción

Aunque sabe que no es la solución única al problema de la marginalización, COSUDE insiste en que la brecha digital es un desafío clave para el desarrollo y su buen uso puede reducir la pobreza.

Walter Fust, director de COSUDE, no se detiene ante el panorama y promueve en sus diversas entrevistas con mandatarios de países donde Suiza tiene cooperación, la opción de abrir el uso de las tecnologías de la información para la democratización, la transparencia y la lucha contra la pobreza.

Fust comentó, por ejemplo, la idea del mandatario de Nicaragua, Enrique Bolaños, de utilizar Internet para hacer transparentes las finanzas públicas.

Conocimiento contra pobreza

La tarea para hacer de la Radio, la Televisión o el Internet fuentes de ayuda para erradicar la pobreza es aún ardua, pero algunos frutos ya se hacen ver, al menos en los sectores que se ocupan por mejorar la calidad de vida de los desfavorecidos, según apreciaciones de Ricardo Gómez, director de Bellanet, la secretaría internacional de asesoramiento del Centro Internacional de Investigación para el Desarrollo, que se mantiene gracias al apoyo de 5 países, entre ellos Suiza.

Sobre la relevancia del encuentro que organiza Suiza en diciembre próximo Gómez advierte: "La Cumbre de la Sociedad Mundial de la Información ha presentado una oportunidad magnifica para que mucha gente empiece a hablar sobre el asunto de las tecnologías de la información y la comunicación. Eso en sí mismo es un resultado interesante".

swissinfo, Patricia Islas Züttel

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.