Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Camille Claudel y Rodin, amor y mito

'La edad madura, primera versión' de Camille Claudel.

(Keystone)

La Fundación Pierre Gianadda, en Martigny, presenta una amplia exposición de la obra de 'Camille Claudel y Rodin', centrada en los prolíficos años de su unión artística y sentimental.

Una oportunidad única para descubrir al famoso escultor y a su discípula y amante, quien pese a su talento, permaneció bajo la sombra de la fama de Rodin.

Una escandalosa relación amorosa, pero también una gran pasión por la escultura unía a Camille Claudel (1864-1943) y Auguste Rodin (1840-1917).

De esos tiempos intensos y creativos se trata la muestra 'Camille Claudel et Rodin. El encuentro de dos destinos', en el que la obra de Claudel se coloca a la misma altura que la de Rodin, haciendo honor a una mujer que en los últimos años de su vida se hundió en el olvido.

Auguste Rodin, sin embargo, se considera como uno de los más importantes escultores de la historia del arte. Su figura 'El pensador' (1880) es tan famosa como el propio 'David' de Miguel Ángel.

La colaboradora olvidada

Con 'El pensador', Rodin se sitúo al principio de la escultura moderna por su gran sensibilidad expresiva, su manejo impresionista de la luz y su simbolismo.

Sin embargo, el hecho de que Rodin trabajó durante una década en estrecha colaboración con Camilla Claudel se ha olvidado con frecuencia.

Un tiempo feliz

Fue en 1882 cuando la joven, quien en ese entonces aún no cumplía los 18 años, conoció a Rodin, ya célebre en ese tiempo.

El escultor reconoció con inmediatez el talento de Claudel y la convirtió en su ayudante durante la época en la que le fueron solicitadas 'La puerta del infierno' y 'Los ciudadanos de Calais'.

Más de diez años transcurrieron de esa fecunda y estrecha relación artística que también llevó a la pareja al camino del amor. Claudel se convirtió en modelo, ayudante, musa y amante de Rodin.

Cercanía que se delata en las esculturas

Las obras que ambos realizaron en ese prolífico periodo constituyen el punto central de la exposición en el museo de Martigny. Todas, sin excepción, son obras maestras en las que el arte de Claudel no se queda atrás, comparado con las esculturas de Rodin.

La obra de Rodin, 'Galatea' y la de Claudel, 'Chica con el haz' muestran qué tan cerca estaban ambos artistas en ese momento.

En 'Sakountala', Claudel expresa las delicadas caricias de una pareja de amantes. Con 'El ídolo eterno', Rodin obtiene resultados similares, pero está vez con la figura masculina arrodillada ante su bien amada.

Fama y olvido

Sin embargo, la larga indecisión amorosa de Rodin provocó el fin de la relación con Claudel en 1892.

Una ruptura que no afectaría la fama de Rodin, pero que sólo permitió a Claudel mantenerse en la escultura por un corto tiempo, para después dar término a su espíritu creador en una institución siquiátrica.

Treinta años permaneció recluida allí, hundida en el silencio de sus manos. No realizaría ni una única escultura más.

Su nombre cayó en el olvido. Un hecho injusto por la calidad de sus obras, como lo demuestra la exposición de la Fundación Gianadda.

swissinfo y Dominik Imhof, sfd
(Traducido del alemán por P. Islas)

Datos clave

Camilla Claudel nació el 8 de diciembre de 1864 en Fêre-en-Tardenois, Francia.

A los doce años decidió convertirse en escultura.

Con 18 años se convierte en la ayudante, musa y amante de Auguste Rodin (1840-1917).

En 1913 fue internada en un centro siquiátrico donde murió 30 años después.

Fue en 1984 que pro primera vez se realizó una gran exposición de la obra de Claudel en el museo Rodin de París.

Su obra se compone de unas 80 esculturas.

Fin del recuadro

Contexto

La exposición 'Claudel y Rodin, el encuentro de dos destinos', en la Fundación Pierre Gianadda en Martigny, en el cantón del Valais, está abierta al público hasta el 11 de junio próximo.

La Fundación ya había presentado anteriormente dos retrospectivas de Auguste Rodin en 1984 y en 1994 sobre su colección de dibujos suizos. También organizó una muestra de Claudel en 1990.

En el marco de la actual exposición, los curadores Yves Lacasse y Antoinette Le Norman-Romain publicaron un catálogo de 497 páginas.

Contiene escritos de 14 expertos internacionales y presenta por primera vez cartas, fotografías y testimonios de la época.

Fin del recuadro


Enlaces

×