Navigation

Combate a la tortura fuera y dentro de Suiza

Soldados bolivianos someten a campesinos con lujo de violencia. Keystone

Cuatro ONG lanzan una petición al Gobierno suizo para que se adhiera al protocolo facultativo de la ONU contra la tortura.

Este contenido fue publicado el 26 junio 2003 - 18:01

Sus esfuerzos en el exterior dieron origen al Instituto de Terapia e Investigación sobre las secuelas de la tortura y la violencia estatal en Bolivia.

“La tortura casi no existe en Suiza y si hay casos, sabemos que se van a sancionar”, explica Bettina Ryser, de la Acción Cristiana para la Abolición de la Tortura (ACAT) Suiza.

Sin embargo, ACAT, Amnistía Internacional (AI) Sección Suiza, la Asociación para la Prevención de la Tortura (APT) y la Organización Mundial contra la Tortura (OMCT) están en constante vigilancia para denunciar si se incurre en esta práctica, prohibida por el Articulo V de la Declaración Universal de los Derechos Humanos.

Además, “Suiza recibe cada cuatro años la visita de una delegación del Comité de Prevención de la Tortura (CPT) del Consejo de Europa que investiga denuncias, visita centros de detención y propone medidas de prevención al Gobierno suizo”, explica Ryser.

25% de refugiados en Suiza, víctimas de la tortura

En Berna existe el Centro de la Cruz Roja Suiza para las víctimas de la tortura. En él se da terapia a personas traumatizadas por la tortura, la guerra o el exilio.

Una tarea que se hace pequeña, frente a una considerable demanda, comenta la representante de ACAT al advertir que aproximadamente “el 25% de los refugiados políticos que llegan a Suiza son personas que han sido víctimas de tortura, un porcentaje enorme de personas que siguen afectadas por la tortura y que necesitan tratamiento para poder llevar una vida normal”.

Impulso al protocolo de la ONU

En la Jornada internacional de apoyo a las víctimas de la tortura, este 26 de junio, las cuatro organizaciones activas en Suiza en la lucha contra esta violación de los derechos humanos "lanzamos una petición al Consejo Federal para firmar el protocolo facultativo contra la tortura lo más pronto posible y que lo someta al Parlamento", anuncia Bettina Ryser.

La recolección de firmas apoyando la petición ha comenzado en Suiza, país que aún no ha ratificado este protocolo facultativo de la Convención contra la Tortura, aprobado en diciembre del 2002 por la Asamblea General de la ONU.

El protocolo, que requiere la ratificación de por lo menos 20 países, "prevé un sistema de visitas en cárceles y otros lugares de detención, lo que tendrá un efecto preventivo, tal como ya es el caso con el CPT a nivel europeo", comenta esta suiza, muy activa en la batalla contra la tortura.

No a su legitimación en la lucha antiterrorista

También estas organizaciones advierten su viva preocupación por las tentativas de legitimación del recurso a la tortura y exigen a los gobiernos evitar su uso, en cualquier circunstancia.

Y no olvidan el caso de los cerca de 600 detenidos en la base estadounidense de Guantánamo, que podrían ser interrogados con métodos contrarios a los estándares internacionales en vigor.

En Bolivia, apoyo a las víctimas

En este 2003, las cuatro ONG suizas recolectan fondos para un proyecto de la organización ‘Dignité en Détention’ en Guinea para que en una cárcel sean separados los menores de edad de los delincuentes mayores.

En el 2002 y 2001 los fondos recolectados, 7.500 francos en sendas campañas, fueron dirigidos al Instituto de Terapia e Investigación sobre las secuelas de la tortura y la violencia estatal en Bolivia (ITEI).

“En los dos años ha sido el dinero que nos permitió instalar la infraestructura fundadora” en La Paz, indica a swissinfo Andrés Gautier, psiquiatra suizo nacido en Perú y director del ITEI desde su creación en agosto del 2001.

Los pacientes del ITEI sufren “problemas de vista, problemas de oído que son fruto de los golpes, sin hablar claro de las situaciones traumáticas que viven, que dejan secuelas muy fuertes”, introduce Gautier.

Casos de tortura actuales

El apoyo helvético ha permitido la apertura, el 8 de mayo pasado, de otro centro en Cochabamba. Allí laboran una psicóloga titulada, una enfermera y una psicóloga en formación, quien desarrolla una investigación sobre las secuelas psicosociales en los niños de la región del Chapare, en donde se ha vivido recientemente mucha violencia estatal.

Y es que en Bolivia los casos de tortura no sólo se remontan a la época de la dictadura.

"Si miramos la definición de la tortura según la Convención que dice: 'la tortura y otros tratos crueles, inhumanos o degradantes', diría que han aumentado los malos tratos por parte de la policía y los militares, sobre todo en relación con la erradicación de la coca en el Chapare y en los Yungas", agrega la representante de ACAT, Bettina Ryser.

El peso de la mirada internacional

“Hay que decir que en Bolivia, desde que existe la democracia desde 1982 también ha continuado la impunidad... los ex torturadores y los órganos de represión quedaron con la misma mentalidad”, lamenta Gauter, tras advertir la importancia de que la mirada internacional no deje a Bolivia sola, pues de esta forma “los gobiernos se vuelven un poquito más prudentes”.

swissinfo, Patricia Islas Züttel

Datos clave

La mitad de los países del mundo practican la tortura.

La Convención de la ONU contra la Tortura apunta que es injustificable en caso alguno.

El 26 de junio, día internacional de apoyo a sus víctimas.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.