Navigation

"Aprendí de mis errores"

Alejandro González Iñárritu recibe un premio especial por su trayectoria en Zúrich. Keystone

Alejandro González Iñárritu, el celebrado cineasta y autor de ‘Babel’ o ‘Amores Perros’, recibió un premio a su carrera en el Festival de Zúrich. El realizador mexicano ofreció una clase magistral llena de humor sobre cine, música y creación en la que swissinfo.ch estuvo presente.

Este contenido fue publicado el 03 octubre 2011 - 09:58
Rodrigo Carrizo Couto, Zúrich, swissinfo.ch

Una sala abarrotada recibió con aplausos entusiastas a Alejandro González Iñárritu, presentado como el continuador de una tradición del gran cine mexicano que se inicia con Luis Buñuel y continúa con Arturo Ripstein o Guillermo del Toro, hasta llegar al hito que representó el estreno de ‘Amores Perros’, ópera prima del homenajeado.

A lo largo de la clase magistral, se fueron proyectando fragmentos escogidos de su obra, desde ‘Amores Perros’ hasta ‘Biutiful”, pasando por ‘Babel’ o ‘21 Gramos’.  El cineasta comenzó su charla explicando que tras estudiar teatro durante varios años fue presentador de un programa de radio. “Aprendí el sentido del ritmo poniendo discos de jazz y rock”, explicó a un auditorio seducido por su carisma.

“México es el mayor experimento sociológico del Universo”

¿Cómo se aprende a hacer cine?, preguntó un miembro del público, a lo que Iñárritu respondió: “Se aprende con una cámara, dos actores y cometiendo muchos errores. Así he aprendido yo: cometiendo mil errores”.

Llegó así el momento de hablar de su primera gran película, ‘Amores Perros’, filmada en una ciudad que el cineasta define así: “México es el mayor experimento sociológico del Universo. Es una herida abierta y muy poderosa”.

Interrogado por sus influencias a la hora de crear ‘Amores Perros’, Iñárritu mencionó películas como ‘Short Cuts’, de Robert Altman, o cintas como ‘Smoke’, de Wayne Wang. Pero aclaró que la literatura latinoamericana está llena de estos juegos de realidades paralelas. Y citó a autores como Juan Rulfo, Borges, Carlos Fuentes, Cortázar o García Márquez. “Estos juegos de tiempo, espacio y estructura son muy propios de la cultura latina”, aclaró.

El director doce veces nominado al Oscar soltó perlas sobre su profesión como: “Una película tiene un principio, un medio y un final. Pero no necesariamente en ese orden”, comentario recibido con risas. Siguiendo con la técnica, explicó: “Para mí lo importante es saber por qué hago las cosas. Por qué elijo unos objetivos para la cámara, y no otros. De hecho, quien no entiende los diferentes lentes, no entiende lo esencial y no debería dedicarse al cine”.

Iñárritu ilustró con ejemplos concretos de ‘Biutiful’ cómo pasar del teleobjetivo al gran angular provoca en el espectador, sin que éste lo sepa, desde una sensación opresiva a la liberación final.

Aclaró que le gustan los escenarios reales. “No me gusta trabajar con decorados”, precisó, antes de comentar que “es necesario documentarse bien para que la ficción funcione, pero no más. No me interesa hacer documentales”.

El mexicano tuvo palabras también para el cineasta suizo más internacional de todos los tiempos. “Godard es Picasso”, exclamó Iñárritu en un momento de la charla. Según el autor de ‘Babel’, el cineasta helvético “logra reinventar en cada película toda la gramática cinematográfica”. Aunque, por lo visto, Godard nunca le ha provocado emociones. “Pero me interesa porque es algo así como el Bach del cine”, afirmó.

Una película sin actores

Llegados al turno de hablar de ‘Babel’, obra en la que “todos los personajes tienen mucho en común, sin haberse visto nunca y sin saberlo”, Iñárritu destacó que fue una película en lo no había actores profesionales. “Salvo Cate (Blanchett) y Brad (Pitt), todos los demás debutaban en pantalla. De hecho, no hubo ensayos. Simplemente poníamos a la gente en situaciones determinadas y filmábamos el resultado. Me interesan los territorios creativos inexplorados”.

El director mexicano vive hoy la mayor parte del tiempo en Los Ángeles, pero se resiste al canto de sirena de dinero y las multinacionales del cine. “No me interesa Hollywood, sino poder hacer el mejor cine posible. El caso es que aunque ‘Babel’ cuenta con estrellas americanas, fue hecha de manera independiente, sin pasar por ejecutivos, ni tener que aceptar estrategias de producción de grandes estudios”.

Iñárritu explicó que en su caso, la tarea de montaje final es mucho más compleja que en el cine convencional, dado que tiene que poner orden entre infinidad de pequeños fragmentos. “Editar es, en realidad, hacer el filme. Es pulir la pieza de mármol en bruto hasta lograr la forma que queremos. Todo lo que no sea esa forma debe partir”. El montaje de ‘Amores Perros’ le tomó ocho meses de trabajo en la más absoluta soledad. “Fue un proceso muy largo y doloroso”, precisó el cineasta.

La charla llegó así a uno de los elementos centrales de la creación cinematográfica: el guión. “El guión no es literatura ni es cine. Es solo un elemento técnico que nos guía en un viaje”, sentenció Iñárritu. “En el guión no pueden estar ni el ritmo ni las emociones. De hecho, no me gustan los directores que detallan todo en exceso. Reescribo mucho porque me interesa el ritmo emocional. No quiero que nunca lo intelectual borre lo emocional de mi cine”.

Iñárritu explicó en detalle una de las escenas clave de ‘Babel’, cuando un rígido guardia de fronteras americano interroga al actor Gael García Bernal. “Esa escena de la frontera habla de la profunda desconfianza del mexicano ante las autoridades de los Estados Unidos. Y viceversa. Los americanos tienen miedo del otro, del diferente. Está basada en mi experiencia, pues no soy residente y debo renovar mi visado de artista invitado cada seis meses. Por cierto, los policías de fronteras más duros suelen ser los latinos”.

Llegado al tramo final, el director se refirió a su última película. “El rodaje de ‘Biutiful’ fue tenso y difícil, en las calles de Badalona, un suburbio obrero de Barcelona. Javier Bardem se sintió muy afectado por su guión dadas ciertas razones personales profundas”.

“Recibir de este festival un premio a mi trayectoria me hace sentir muy humilde pues, al fin y al cabo, solo tengo cuatro películas realizadas”, comentó el creador mexicano a modo de conclusión.

Y tras algo más de dos horas de charla, accedió a fotografiarse con admiradores a las puertas de la sala. Luego desapareció en la noche de Zúrich en su negro coche, dejando detrás a docenas de cinéfilos suizos, aún seducidos por la magia del cine latino.

Alejandro González Iñárritu

El cineasta nace en México en 1963.

Su padre, banquero, se arruinó siendo él niño. Creció con dificultades económicas y, a los 18 años, comenzó a viajar por Europa y África leyendo literatura existencialista.

Comenzó su carrera en la radio, presentando grupos de rock. Tras conocer al guionista Guillermo Arriaga dio forma a su primera película ‘Amores Perros’, que lanzaría igualmente a la fama al actor Gael García Bernal.

Ha realizado cuatro películas hasta el momento: ‘Amores Perros’, ‘21 Gramos’, ‘Babel’ y ‘Biutiful’, protagonizada por el español Javier Bardem.

Iñárritu es el primer mexicano en ganar el premio a la mejor dirección en el Festival de Cannes. Ha sido nominado en 12 ocasiones al Oscar por sus cuatro películas.

End of insertion

Festival de Cine de Zúrich

El Festival Internacional de Cine de Zúrich intenta imponerse en el panorama suizo y europeo con una apuesta por las estrellas, el ‘glamour’ e importantes recursos económicos. Su séptima edición concluyó el 2 de octubre.

El festival ha premiado a dos películas americanas, un austriaco y un suizo. Han obtenido el ‘Ojo de Oro’, galardón principal del concurso internacional.

Los ganadores son Jeff Nichols por ‘Take Shelter’. Como mejor documental fue distinguido ‘Buck’, de Cindy Meehl. Otro vencedor fue el austriaco Karl Markovics, por ‘Atmen’.

Este año, el festival dio a Roman Polanski el premio al conjunto de su carrera. Otros invitados de lujo fueron Sean Penn, el guionista Paul Haggis o el actor británico Jeremy Irons.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.