Navigation

Almudena Grandes y su ‘Doctor García’ en Zúrich

“Al crear mis personajes me apego a la realidad, pero también trato de conseguir la libertad del creador y hacer un compromiso con la lealtad histórica": Almudena Grandes. Anita Schiffer-Fuchs / ulltein bild / Getty Images

La escritora española Almudena Grandes presentó en la Universidad de Zúrich, ante una nutrida audiencia, el libro que la hizo acreedora al Premio Nacional de Narrativa 2018, ‘Los pacientes del doctor García’.

Este contenido fue publicado el 11 noviembre 2018 - 11:00
Araceli Rico, Zúrich

La también historiadora, considerada “imprescindible” en la literatura en lengua española y ampliamente galardonada, desveló ante su público en Suiza el andamiaje de su obra, buena parte de la cual gira en torno a la caída de la República Española y a los años de la dictadura franquista.

“El general Franco tiene que salir del Valle de los Caídos y salir del presupuesto de los contribuyentes”

Almudena Grandes

End of insertion

“Es la crónica de un fracaso, la historia de los fracasados que como el doctor García no han podido resignarse, son ambiciosos y por eso han luchado contra la dictadura del general Franco...”, explicó en referencia al cuarto tomo de su saga ‘Episodios de una Guerra Interminable’. (Los anteriores son ‘Inés y la alegría, ‘El lector de Julio Verne’ y ‘Las tres bodas de Manolita’).

Al inicio de su presentación, organizada por la Cátedra de Literatura y el Instituto de Ciencias de la Educación de la Universidad de Zúrich, con el apoyo de la Asociación Suiza de Profesores de Español, Grandes precisó que, en realidad, esta historia es la de aquellos que siguieron luchando desde la resistencia. “Es una trama diplomática, una novela de espías en la que, de episodio en episodio, a la manera de Pérez Galdós, van apareciendo personajes de carne y hueso, seres capaces de lo mejor y de lo peor”.

 En ‘Los pacientes del doctor García’, comentó a su auditorio, aparece gente común y corriente que no se explicaba por qué España siguió siendo por años una dictadura y Franco seguía afianzado en el poder”.

“España es el segundo país del mundo (después de Camboya) con el número más elevado de muertos enterrados sin dignidad...”

 Almudena Grandes

End of insertion

La novela enfrenta a los lectores a una red de espionaje y refugiados nazis que contaron con el apoyo del franquismo en los últimos momentos de la resistencia republicana, y que llevaron a cabo una amplia expoliación de obras artísticas.

La escritora, que se dio a conocer entre el gran público con ‘Las edades de Lulú’ (1989) que vendió más de un millón de ejemplares, fue traducida a 21 idiomas y llevada a la pantalla, habló igualmente de elementos precisos de su más reciente novela:

Del ajedrez, “vínculo presente aun en las circunstancias más insospechadas que acompaña a personajes del libro como Guillermo García Medina y Manolo que son gentes que no aspiran a nada, que nadie les va a dar nada, y que no tienen cuentas en los bancos suizos...” Del ocultamiento de la identidad como forma de sobrevivencia: “La identidad es otra forma de fusilamiento”. De “las relaciones humanas entre los personajes de esta novela que confluyen muchas veces en el amor, la amistad, el odio o el desasosiego”. De sus personajes, “capaces de cometer las cosas más abominables que se pueda imaginar, pero también las más sublimes”. Y de la estructura del libro “como las piezas de un puzle que se van uniendo para armar una estructura”.

En efecto, su sistema si así puede llamársele, es el de un gran coral que poco a poco va llenándose de voces.

¿Cómo consigue crear a sus personajes? ¿Están hechos a partir de fragmentos reales?, inquirió alguien desde el público.

“Me apego a la realidad, respondió la escritora, pero también trato de conseguir la libertad del creador y hacer un compromiso con la lealtad histórica. No quiero manipular a mis personajes históricos”.

¿Cómo levanta el edificio de sus obras?, preguntó otro asistente.

“Lo primero que hago es trabajar en un cuaderno. Yo misma me voy contando para ver si consigo decir lo que quiero. La palabra sobre el papel revela vacíos, por eso sigo este sistema… Después trabajo a cada uno de mis personajes, que son reguladores de la obra… hago parejas de personajes. Hay que hacer luego una cronología, pues todo ese material tiene que encajar de alguna manera y habrá que controlar…Más adelante viene la estructura del libro, que es como una casa vieja a la que hay que reconstruir y hacerla funcionar…El qué de la literatura es lo que hago yo primero, después viene el cómo”.

Almudena Grandes

Nace en Madrid en 1960

Estudia Geografía e Historia en la Universidad Complutense de Madrid.

Trabaja como escritora en diversas editoriales e incursiona en el cine.

 Sus novelas:

‘Las edades de Lulú’ (1989), Premio la Sonrisa Vertical de narrativa erótica, llevada al cine. ‘Te llamaré Viernes’ (1991). ‘Malena es un nombre de tango’ (1994), llevada al cine. ‘Los aires difíciles’ (2002), llevada al cine. ‘Atlas de geografía humana’ (1998), llevada al cine. ‘Castillos de cartón’ (2004). ‘El corazón helado’ (2007).

Entre sus cuentos: ‘El lenguaje de los balcones’, base para la proyección de la película ‘Aunque tú no lo sepas’ (2000) de Juan Vicente Córdoba.

Reconocimientos:

Primera mujer y primera representante de los escritores españoles en recibir el ‘Rossone d’Oro’ (1997). IV Premio Julián Besteiro de las Artes y las Letras (2002) “debido a la gran calidad de su obra literaria y periodística, e igualmente por su compromiso en la defensa y lucha por los derechos humanos y valores de la libertad y solidaridad”. En 2006 la Biblioteca Municipal de Azuqueca de Henares (Guadalajara) es denominada Almudena Grandes.  

Premio Nacional de Narrativa (2018). Premio La Sonrisa Vertical (1989). Premio Cálamo (2000). Premio José Manuel Lara (2008). Premio Sor Juana Inés de la Cruz (2011). Premio Lieber por la obra, ‘Los pacientes del doctor García’ (Tusquets, 2017)

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.