Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Arturo O'Farrill, jazz latino con conciencia histórica

Actuación de Arturo O'Farrill & The Afro-Latin Jazz Orchestra en el Marians Jazzroom en el Festival de Jazz Internacional de Berna.

(swissinfo.ch)

El Festival de Jazz de Berna es una de las citas internacionales más importantes del género. Tras los tres primeros septenarios dedicados al blues, esta semana se presenta una de las mejores 'big bands' del jazz latino.

El de Berna se diferencia de otros festivales en muchos aspectos. Dura once semanas y dedica una entera a cada grupo que actúa dos veces por noche.

"El Festival de Jazz de Berna es uno de los más importantes de su categoría en Europa y en el mundo", señala a swissinfo su director Hans Zurbrügg.

Para el hotelero-empresario y anfitrión del Marians Jazzroom, Berna tiene una posición destacada en la escena: "Usando el lenguaje deportivo, nosotros, con nuestros conciertos semanales, jugamos también durante el resto del año en la 'liga de campeones'."

El Festival de Jazz de Berna se reorganizó hace cinco años. Dedica gran parte de su programa al jazz tradicional. "Volver a las raíces del jazz no es un lema que sirve de pantalla. He vivido la época de auge del jazz. El be-bop no se descubrió en un gran escenario sino en uno de los famosos clubes de la 52nd Street."

Consagrados al jazz afrocubano y caribeño

En la semana del 1 al 5 de abril de 2008, se estrena por primera vez en el Marians Jazzroom la Afro-Latin Jazz Orchestra de Arturo O'Farrill, en la opinión de Zurbrügg, "una de las mejores big band del jazz latino".

Hay muchos que se proclaman expertos del 'Latin Jazz'. Sin embargo, la música que se originó de la fusión del bop con elementos de la música y rítmica afrocubana, tiene muchísimas facetas y una larguísima historia de la que sólo se pueden conocer algunos fragmentos.

Para Arturo O'Farrill, pianista y director de la formación neoyorquina, nunca se llegará a conocer todo el legado del jazz latino: "La bomba puertorriqueña, por ejemplo, es sólo uno de cientos de ritmos latinoamericanos, que en sí ya engloba cientos de ritmos diferentes."

El legado paterno

Arturo es el hijo del famoso compositor cubano 'Chico' O'Farril, considerado por la crítica como uno de los que más han refinado el jazz latino y el cubop. Fue un compositor y un arreglista muy versátil de la talla de un Duke Ellington.

"Mi padre era un compositor de jazz y de música clásica como yo. Grabó diez álbumes con Count Basie. Era un consumado compositor como Quincy Jones", declara a swissinfo Arturo O'Farrill, y añade: "He oído decir por ejemplo esto: Mario Bauzá introdujo el jazz en la música latina, pero Chico O'Farrill la perfeccionó, llevándola a su más alto nivel."

Como casi todos los hijos, Arturo, al principio, no quería seguir los pasos de su célebre papá. "No quise porque era un chaval que se rebelaba, como muchos niños lo hacen", recuerda. No obstante, en 1995, ya como pianista establecido, decidió colaborar con su padre.

"Para mí supuso un trayecto tanto personal como artístico. Mi padre era ya mayor y había sido olvidado por el público durante veinte o treinta años... Empecé a dirigir su orquesta y decidí que también para mí era una importante aventura artística."

Orígenes del jazz latino

La historia del jazz no se reduce a su retoño más conocido, el que nació en Nueva Orleans. Hay y hubo otros centros del jazz en América: Santiago de Cuba, La Habana, Buenos Aires, Río de Janeiro y San Juan.

"Todos estos centros tienen la misma importancia para el desarrollo de lo que solemos llamar Jazz de Nueva Orleans. Hablamos del jazz como si fuera un invento estadounidense... Pero las fuerzas que han creado el jazz se alimentaban de fuentes africanas y europeas que se mezclaban en todas partes del Nuevo Mundo... Es muy importante para mí reconocer que el jazz no es un invento estadounidense sino una revolución internacional; particularmente en las Américas fue una fuerza que no se podía ignorar."

Raíces mexicanas, identidad cosmopolita

Arturo O'Farrill describe su estilo como piano-jazz contemporáneo con énfasis en la composición. La música latina es sólo uno de los estilos que le acompañan en su labor cotidiana. "Pero es el aspecto más valorado de lo que hago porque soy latino", explica.

El repertorio de la orquesta abarca composiciones de Tito Puente, Machito y Mario Bauzá, pero también incluye a compositores contemporáneos menos conocidos como el peruano Gabriel Alegría, el argentino Guillermo Klein o el español Miguel Blanco. Progresar e incorporar músicas nuevas es el lema de la orquesta que no se ve como banda 'museal' o 'de repertorio'.

El abuelo paterno de Arturo era irlandés, de ahí el apellido, y su abuela, alemana. Nació en México donde vivió los primeros cinco años de su infancia. Se acuerda de los volcanes que veía desde la venta del apartamento y de celebrar el Día de los Reyes Magos con la Rosca de Reyes.

Pese a su condición de 'latino' prefiere resaltar su identidad cosmopolita. "Le voy a decir algo muy trillado que se ha dicho ya mil veces: Soy un ciudadano del mundo. A veces me siento mexicano o cubano, otras veces irlandés o alemán. Mi mujer es afroamericana, nativa, judía. Entre ella y yo y mis dos hijos hay Naciones Unidas. Lo único que nos falta para rematarlo es emparentarnos con una familia asiática", resume O'Farrill con un guiño sonriente.

swissinfo, Antonio Suárez Varela

ARTURO O'FARRILL

Arturo O'Farrill, hijo del legendario director de orquesta, compositor y arreglista de jazz latino, 'Chico' O'Farrill (1921-2001), es director y pianista de la Afro-Latin Jazz Orchestra. Creció en Nueva York y nació en la Ciudad de México donde vivió los primeros cinco años de su infancia.

Las principales estaciones de su formación artística fueron la Manhattan School of Music, el Brooklyn College Conservatory y la Aaron Copland School of Music de Queens College. Su carrera comenzó siendo apenas un adolescente, tocando el piano en la Carla Bley Big Band. Más tarde se desarrolló como solista junto a los grandes: Dizzy Gillespie, Steve Turre, Papo Vázquez, Wynton Marsalis y Freddy Cole, entre otros.

En 1995 aceptó dirigir la Afro-Cuban Jazz Orchestra, la orquesta residente del célebre club neoyorquino Birdland que preservaba el legado musical de su padre 'Chico'. Con el apoyo institucional de Wynton Marsalis, O'Farrill fue nombrado al frente de la Afro-Latin Jazz Orchestra del Jazz at Lincoln Center en 2002.

En 2003 recibió el 'Latin Jazz USA Outstanding Achievement Award' en reconocimiento por su contribución al jazz latino contemporáneo. En su función de profesor de jazz, dirigió clases, seminarios y talleres en todo el mundo y de todos los niveles.

Arturo O'Farrill vive en Brooklyn, Nueva York, con su mujer, la pianista Alison Deane, y sus dos hijos, Zachary y Adam.

Fin del recuadro

FESTIVAL DE JAZZ DE BERNA

El 8 de marzo de 2008 se inauguró la 33 edición del Festival de Jazz Internacional de Berna. Durante once semanas se celebran unos 150 conciertos de los artistas internacionales más renombrados, así como de talentos prometedores.

Los actos principales se celebran en el Marians Jazzroom en el Hotel Innere Enge. Los conciertos menores de la escena suiza tienen lugar en el 'Jazzzelt' –en la 'tienda de jazz'– que se encuentra en el patio trasero del hotel.

El festival se creó en el año 1976. Hans Zurbrügg, de 64 años, el fundador del festival, fue su director durante muchos años. Hoy es su hijo Benjamin que se ocupa de la organización.

Junto con Montreux y Willisau, el Festival de Jazz de Berna es la velada más importante del jazz internacional en Suiza.

Cuenta con un presupuesto global de 1,5 millones de francos suizos. Un 40% de los gastos se cubren con los subsidios de patrocinadores privados, de la fundación 'Burgergemeinde' de Berna y con fondos sufragados por el cantón y la ciudad de Berna. El 60% restante va a cargo de los organizadores del festival.

Fin del recuadro


Enlaces

×