Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Diálogo e integración para borrar sombras de noche turca

Establecimiento turco en Basilea, un elemento vivificador del barrio.

(Keystone)

Tras la turbulenta noche de Estambul de noviembre de 2005, Suiza y Turquía se enfrentarán nuevamente el 11 de junio durante la Eurocopa 2008. Los políticos y la policía se muestran muy serenos.

"Durante los noventa minutos que durará el partido seremos rivales en el césped. Pero el tiempo antes y después lo queremos aprovechar para conocernos mejor y tratarnos realmente con respeto", dice a swissinfo el presidente del cantón de Basilea-Ciudad, Guy Morin.

En Basilea viven 12.000 ciudadanos de origen turco. Provienen en su mayoría del este de Turquía, una región más bien pobre, y vinieron en los años 80 a Suiza. La gran mayoría son kurdos. Emigraron de la opresión estatal y por necesidad económica.

"Habrá una fiesta"

La relación entre ellos y los basilenses es "absolutamente pacífica", dice Morin. 4.000 turcos ya han obtenido la ciudadanía helvética. Seis de ellos han sido elegidos incluso al Gran Consejo (parlamento cantonal).

Uno es el consejero socialdemócrata Hasan Kanber. La Eurocopa 2008 le ilusiona. Espera que se convierta en un "momento que une a los pueblos". En las últimas semanas, Kanber contactó a clubes de fútbol y asociaciones culturales turcas de su región para pedirles que pongan camas a disposición de los aficionados en sus clubes locales.

Su asociación alevita quiere hospedar en su centro a visitantes de Turquía. "Habrá una fiesta. Y por supuesto, también los suizos serán bienvenidos", señala Kanber.

"Me llegan muchas señales positivas; esperan con entusiasmo la Eurocopa 2008 y quieren contribuir activamente para que sea un éxito", constata también Guy Morin. Los turcos son muy solicitados como asesores benévolos para que funjan como traductores.

Encuentros también en Berna

Distintas actividades culturales que se celebrarán antes y después de la Eurocopa tienen por objetivo desarrollar un efecto integracionista. Se prevén exposiciones, conciertos, pero también partidos de fútbol entre jóvenes turcos y suizos.

Durante el Día Turco, que se celebrará el 4 de mayo en Berna, se hará una presentación cultural. En la Plaza Federal actuarán grupos musicales y de danza de ambos países, autores turcos realizarán una velada literaria y fotógrafos expondrán sus obras.

"El año pasado se celebró este Día en Zúrich. Fue un gran éxito. Esperemos que este éxito se vuelve a repetir en Berna", señala el embajador turco en Suiza, Alev Kilic.

Malos recuerdos

La integración, el énfasis en los puntos comunes y el diálogo formarán parte del concepto de seguridad de la Eurocopa 2008 en Basilea.

Muchos suizos tienen malos recuerdos del último partido que la escuadra nacional disputó contra Turquía.

En noviembre de 2005, tras el partido de vuelta, en el estadio de Sükrü-Saracoglu de Estambul, para clasificarse para los Mundiales de 2006, se produjeron graves altercados. Jugadores y agentes del orden turcos apalearon a futbolistas suizos. También un jugador y un asistente de la selección suiza fueron sancionados por entradas violentas y suspendidos por varios partidos. "Nunca más contra Turquía", ése era el lema que cundía en el banquillo de la selección helvética.

Gran presencia policial

"El dispositivo de seguridad para el partido Suiza – Turquía del 11 de junio no se diferenciará del de otros encuentros. Somos más bien una ciudad kurda", explica a swissinfo Klaus Mannhart, portavoz de la Policía Cantonal de Basilea-Ciudad. El encuentro se ha categorizado oficialmente de partido de mediano riesgo.

"Decidiremos en el momento si hay que adoptar medidas especiales." La presencia policial será incrementada durante todo el torneo, asevera. "No comunicamos las cifras exactas de los efectivos que emplazaremos."

La policía apuesta por la denominada estrategia 3D. Esto significa: fomentar diálogo, evitar posibles escaladas de violencia y, en caso necesario, la adopción de medidas rigurosas. "En teoría, se puede perder el control sobre cualquiera de los partidos por motivos diferentes", arguye Mannhart.

swissinfo, Andreas Keiser, Basilea
(Traducción del alemán: Antonio Suárez Varela)

EUROCOPA 2008 EN BASILEA

En Basilea se esperan 250.000 visitantes y 750.000 aficionados durante el período en que se disputarán, en el estadio Sankt Jakob-Park, los seis partidos del Campeonato Europeo de Fútbol.

El nuevo estadio de Basilea se inauguró en 2001. En 2005 se amplió y da cabida a 42.500 espectadores. Es el estadio más grande de Suiza.

En el Sankt Jakob-Park se disputarán tres partidos de la fase de clasificación para los cuartos de final de la Eurocopa 2008:
- Suiza – República Checa (07.06, 18 h.)
- Suiza – Turquía (11.06, 20.45 h.)
- Suiza – Portugal (15.06, 20.45 h.)

En el centro urbano habrá un área para aficionados -entre la Estación alemana de Baden y la estación basilense de ferrocarriles-, en la cual se sitúan dos "zonas fan" de la UEFA. Otra arena de aficionados se construirá en el municipio de Liestal, capital del semi-cantón de Basilea-Campo.

Fin del recuadro


Enlaces

×