Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Drogas anti-SIDA: inminente salida al juicio en Pretoria

Manifestantes enfrente de la Corte Suprema en la capital sudafricana.

(Keystone)

Las multinacionales farmacéuticas y el gobierno de Sudáfrica estarían a punto de firmar un acuerdo sobre la producción económica de medicamentos contra el SIDA. Todo parece indicar que no será necesario reanudar el pleito judicial.

El abogado que representa a las 39 multinacionales, entre ellas Novartis y Roche de Suiza, señaló que la postergación solicitada a la Corte Suprema de Justicia de Pretoria obedeció a la necesidad de buscar "una base común que permita un arreglo global".

El compás de espera concedido por el juez del caso Bernard Ngoepe permitió a las partes allanar sus diferencias técnicas y acercar sus posiciones. La industria farmaceútica estaría dispuesta a retirar su demanda a cambio de que el gobierno de Sudáfrica forme un grupo de trabajo con la participación de representantes de las multinacionales.

El gobierno se comprometería además a respetar las normas internacionales que rigen la propiedad intelectual y el derecho de patentes. En vista del avance hecho en las negociaciones, es probable que este jueves sea firmado el convenio respectivo.

Numerosas agencias de ayuda humanitaria, religiosas, de cooperación al desarrollo y de otra índole intensificaron su campaña de presión reclamando atención prioritaria a la salud antes a los beneficios económicos.

"Declaración de Berna", una de las 28 organizaciones suizas opuestas a la política de las multinacionales farmaceúticas en este asunto, manifestó su satisfacción al enterarse que una solución negociada está a la vista.

Ley cuestionada

El espíritu de la ley promulgada por el presidente Nelson Mandela en 1997, pretende conseguir que los medicamentos necesarios sean accesibles a todos en los países más afectados por el SIDA; uno de los cuales es Sudáfrica con 4.700.000 seropositivos registrados hasta fines del año 2000.

Pero la demanda presentada en 1998 por 39 laboratorios farmacéuticos de la talla de Boehringer Ingelheim, Bristol-Myers Squibb, Glaxxo Wellcome, Merck y los suizos Novartis, Roche y Janssen-Cilag, ha frenado la aplicación de dicha norma legal.

Según los grupos farmacéuticos, la ley en cuestión viola las normas comerciales en materia de propiedad intelectual y contradice la Constitución sudafricana. Sin embargo, la Organización Mundial del Comercio, OMC, prevé excepciones en el derecho de patentes, sobre todo para los países en "situaciones urgentes".

Varios gigantes de la industria, entre ellos Roche, participan ciertamente en un proyecto de Naciones Unidas para reducir hasta un 80% los precios de las medicinas contra el SIDA. La oferta parece insuficiente a Pretoria, porque los medicamentos genéricos costarían sólo 30% de lo que cuestan los productos de marca.

Cabe añadir que los últimos datos de la Organización Mundial de la Salud, OMS, cifran en 36 millones del número de personas infectadas por virus del VIH en el mundo, y sólo 10% de ellos tiene la posibilidad de adquirir los fármacos necesarios para el tratamiento del mal.

Pretoria cuenta con el apoyo de la OMS y del Parlamento Europeo en el juicio que le opone a los 39 consorcios farmacéuticos. Suiza, por su parte, respalda la norma que prevé excepciones al derecho de patentes en la normativa de la Organización Mundial del Comercio.

swissinfo y agencias


Enlaces

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

×