Navigation

Condenan diputados situación en Siria

Deir el-Zour, 9 de agosto. Los carros blindados entran en la ciudad. (Deir el-Zour Press News vía Keystone) Keystone

La cámara baja del Parlamento suizo condenó enérgicamente los crímenes de guerra en Siria y pidió actuar al Gobierno. 

Este contenido fue publicado el 29 mayo 2018 - 10:50

Con 116 votos contra 57 y 13 abstenciones, el pleno de la diputación adoptó una proposición en ese sentido de la Comisión de Política Exterior. Solamente la Unión Democrática de Centro (UDC/derecha conservadora) se opuso.

Preocupada por el conflicto en Siria, la Comisión de Política Exterior del Consejo Nacional invitó al pleno de la cámara a utilizar un artículo del reglamento del Parlamento que permite a ese cuerpo legislativo emitir declaración sobre un tema importante de política exterior.

El texto adoptado hace un llamamiento a todas las partes involucradas para que cesen de inmediato su intervención militar, contraria al derecho internacional y retiren sus tropas. Pero es voluntariamente vago en cuanto a los países en cuestión. Condena en los términos más enérgicos las muchas crueldades y violaciones de los derechos humanos cometidas en el conflicto sirio.

La declaración también se dirige al Consejo Federal (Gobierno). Le pide que haga todo lo que esté en el poder de Suiza para que la ONU solicite un nuevo e inmediato alto el fuego en Siria y establezca un proceso de paz que incluya a todas las partes en el conflicto, incluyendo a los kurdos.

La discusión se centró en la cuestión clave de la neutralidad, “que es una de nuestras prioridades diplomáticas”, dijo Claude Beglé (PDC / VD) en nombre de la mayoría de la comisión. Según él, tal declaración respeta la neutralidad y permite a Suiza mantenerse activa, empujar en la buena dirección. “Es un deber moral, en nombre de los valores de Suiza”.

Callar es participar

“Callar es participar de alguna manera en estas atrocidades”, agregó Hans-Peter Portmann (PLR / ZH). “Ser neutral no significa guardar silencio”, dijo Kathy Riklin (PDC / ZH). “Al rechazar esta declaración, lanzaríamos una señal falsa”.

Carlo Sommaruga (PS / GE) recordó la gravedad del conflicto sirio, cuyo saldo es 350 000 muertos en 7 años y 8 millones de desplazadas. Para él, la adopción de esta declaración “es un acto de solidaridad humana”.

Incompatible con la neutralidad

Solamente la UDC no lo contempla de esa manera y se opuso ferozmente a la adopción del texto. “Es incompatible con la neutralidad integral” de Suiza, dijo Roger Köppel, de Zúrich. Según él y su partido, Suiza no debe interferir en las zonas de conflicto en el mundo. “Suiza es una isla de la razón en un océano de locura”.

En su opinión, se corre el riesgo de crear un precedente. “Creer que con una declaración, vamos a poner fin a una guerra es un poco excesivo”, agregó Yvette Estermann (UDC / LU) en nombre de la minoría de la comisión. “Este texto no serviría de nada e incluso podría dañarnos”.

Prudencia de Cassis

El ministro de Asuntos Exteriores, Ignazio Cassis, fue cauto, se mostró prudente: declinó posicionarse sobre la declaración porque se trata de una decisión del Parlamento. Sin embargo, recordó que el Consejo Federal ha criticado claramente la guerra en Siria en muchas ocasiones.

Cassis subrayó también que Suiza facilita reuniones discretas entre las partes en conflicto y que ese papel es muy apreciado. “Pero Suiza por sola no puede garantizar la paz en Siria”.

La adopción de una declaración semejante por parte del Consejo Nacional no es común. La última vez que se hizo fue en 2013, en relación con el diferendo fiscal con Estados Unidos.

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.