Navigation

Acceso total a bancos suizos, derecho de expatriados

Un total de 775 000 suizos viven en el exterior y una de sus mayores preocupaciones desde hace ya muchos años radica en las trabas que les han impuesto para mantener una cuenta bancaria en su país de origen. Keystone

Los ciudadanos suizos que viven en el extranjero deben tener el acceso más completo y actualizado posible a las ofertas del sector bancario helvético, señaló el Gobierno en respuesta a los reclamos parlamentarios. Pero la responsabilidad de mantenerlos informados recae en los bancos, no en el Estado.

Este contenido fue publicado el 24 mayo 2018 - 17:01

La posibilidad de que 775 000 ciudadanos helvéticos residentes en otro país mantengan una relación bancaria con una institución financiera en Suiza es  motivo de preocupación para los legisladores desde hace mucho tiempo.

Una cuenta bancaria en Suiza es indispensable para que los expatriados puedan, por ejemplo, contratar un seguro de salud, cotizar al plan de pensiones, cubrir los gastos de estadía en su país de origen o administrar los ingresos y gastos relacionados con una propiedad.

El Consejo de los Estados (cámara alta) desea que los suizos en el extranjero tengan garantizada la opción de una cuenta en un gran banco suizo en condiciones razonables. La cámara baja enterró la moción correspondiente.

Su Comisión de Política Exterior prefirió apostar a una opción más flexible. Pide que el Ejecutivo asegure que los grandes bancos - “demasiado grandes para caer”- pongan a disposición de los suizos que viven en el exterior la información para que puedan abrir una cuenta y mantener una relación bancaria en Suiza.

La idea es ayudar en sus preparativos a los suizos que quieran emigrar. Hacerlos conscientes de los problemas que podrían surgir e informarles correctamente sobre las vías de recurso en caso de diferendo con el banco. 

Todos los datos necesarios deben ser publicados en los sitios web de las representaciones suizas en el exterior y del Ministerio de Exteriores.

Ahí es donde radica el problema: informar a los clientes sobre las condiciones comerciales de las empresas privadas no forma parte de las atribuciones del Estado, argumentó el Gobierno en su respuesta publicada el jueves.

Sin embargo, el Ministerio de Exteriores dijo que haría todo lo posible para que los suizos expatriados estén mejor informados. Señaló que haría lo necesario ante la Asociación Suiza de Banqueros para garantizar que los suizos en el extranjero tengan un acceso lo más completo y actualizado posible a las ofertas del sector bancario. Precisó que diferentes organizaciones ya publicaban información sobre el tema.

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.