Navigation

El nuevo cine mexicano en Locarno

Escena de "Historias del desencanto", de Alejandro Valle. www.jahia.pardo.ch/Festival Locarno

Este jueves (04.08.) se inauguraron las proyecciones en la sección "Cineastas del Presente" con Historias del desencanto", ópera prima de Alejandro Valle.

Este contenido fue publicado el 05 agosto 2005 - 16:23

En esta cinta el joven director mexicano une cine y vídeo en un trabajo experimental.

La directora del Festival Internacional de Cine de Locarno, Irene Bignardi, señalaba recientemente que esta 58ª edición favorecería el tema de lo fantástico y de lo surrealista, quizás en detrimento de los temas sociales que suelen abordarse en este certamen.

¿Será que vivimos tiempos inciertos? ¿O existe una fuerte necesidad de evasión? Habría que profundizar los motivos por los cuales los nuevos realizadores de cine tienden a lo fantástico.

Pero es un hecho que dos películas inglesas en la competición internacional tratan este tema, así como el filme belga Vendredi ou un autre tour, e incluso la comedia musical española 20 centímetros nos presenta, a través de situaciones poéticas, elementos de irrealidad y de evasión.

Lo mismo ocurre en la cinta mexicana Historias del desencanto, donde Alejandro Valle, como él mismo dice, " trata de deshebrar un arquetipo, como lo es la fábula, para hablar del presente" e intenta responder a preguntas importantes, como por ejemplo, "saber si hoy en día la inocencia todavía es posible".

Historias del desencanto fue la primera película presentada en la sección "Cineastas del Presente", que pretende mostrar nuevos modos de hacer cine y está abierta a proyectos diferentes, realizados fuera de las reglas establecidas. Este año la sección presentará 26 títulos de 15 países, de los cuales un tercio en vídeo y en formato digital.

Nuevas fronteras del cine

Pero, ¿cómo ha pretendido el autor acceder a lo fantástico?. "A través de dos dispositivos: de la subjetividad de los personajes y de la interactividad tecnológica y narrativa", señala a swissinfo Alejandro Valle. Sí, porque esta película nació como DVD interactivo, donde los espectadores podían decidir, activando diferentes posibilidades, el desenlace que mejor les acomodara.

La interactividad es una realidad que se impone cada vez más en el mundo de la imagen. También el cine tradicional está cambiando, en el sentido de que las salas cinematográficas están dejando de ser tan concurridas y el cine se muda a domicilio, además de ser usado como soporte de diferentes artes y situaciones.

Por lo demás, este jueves (04.08.) se proyectó en la Piazza Grande (el verdadero salón de visitas del Festival), Zaïna, cavalière de l’Atlas, una coproducción franco-alemana dirigida por Bourlem Guerdjou, donde se puede palpar con la mano "la fascinación que las leyendas árabes han ejercido siempre sobre la imaginación europea", según leemos en el catálogo de presentación.

El filme, ambientado en Marruecos, trata el tema de una carrera de caballos de pura sangre.

Leopardo de Oro

En la sección estrella del Festival – la sección internacional -, son 16 las películas que compiten por el máximo galardón, el Leopardo de Oro. Hasta ahora, nos ha llamado la atención el filme iraní We Are All Fine, realizado este año 2005 por Bizhan Mirbaqeri, artista nacido en Teherán en 1968 y alumno de Abbas Kiarostami.

La cinta muestra una familia iraní normal, que vive esperando noticias del hijo primogénito que ha emigrado. Con una videocámara intentan mandar un mensaje al hijo y reclamar su atención hacia la familia. Con el expediente de la cámara se evidencia el contraste entre las declaraciones de concordia y bienestar y las tensiones reales existentes entre los diferentes miembros.

Escenas conflictivas que la misma videocámara "roba" a los protagonistas fuera de las tomas concordadas. Todo ello ofrece una reflexión sobre el proceso de representación.

Retrospectiva Orson Welles

En los anales de la historia del Festival del Cine de Locarno quedará indeleble la edición 2005. Si no por otra cosa, al menos por la realización de la estupenda retrospectiva del famoso actor, director y productor de cine estadounidense Orson Welles.

Un homenaje muy acertado en este 2005, en el que conmemoramos el 20° aniversario de la muerte y el 90° aniversario del nacimiento de este gran maestro del séptimo arte.

El Festival de Locarno, en colaboración con el Filmmuseum de Múnich y la Cinemateca suiza de Lausana, presentará no sólo las cintas que dirigió, interpretó o produjo Orson Welles, sino también todas las películas dedicadas a este genio del cine, además de fragmentos y versiones de películas suyas que quedaron incompletas.

Asimismo se han organizado encuentros en los que participarán algunos colaboradores de Orson Welles, así como críticos que han analizado a fondo su obra.

Este jueves se proyectaron dos de sus mejores filmes: Cuarto poder y Otelo. En los próximos días, el exigente público de Locarno podrá admirar toda la producción de Orson Welles, en el marco de este Festival que es fiesta del cine y joya predilecta del tesoro cultural de Suiza.

swissinfo, Lupita Avilés, Locarno

Contexto

La película mexicana Historias del desencanto, del director Alejandro Valle inauguró este jueves la sección "Cineastas del Presente".

Las nuevas fronteras de las tecnologías del cine indican un declive de las visitas a las salas cinematográficas y un auge del cine a domicilio, además de un uso auxiliar del cine en las otras artes o actividades.

El Concurso Internacional se presentó el filme iraní We Are All Fine, realizado por un alumno de Abbas Kiarostami.

Una estupenda retrospectiva sobre la obra completa de y sobre Orson Welles adorna la edición 2005 del Festival.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo