Navigation

El tesoro de Lausana permanece en Berna

El tesoro no volverá a la Catedral de Lausana. "Bilderbogen Lausanne 2000"

La capital suiza no tiene interés en regresar el tesoro de la Catedral de Lausana al cantón de Vaud, un botín obtenido tras la guerra de conquista de 1536. Sin embargo, esta reliquia cultural será prestada a Lausana para realizar una exposición.

Este contenido fue publicado el 06 septiembre 2001 - 16:01

En la primavera pasada el 'Movimiento de Vaud para la recuperación del tesoro de la Catedral de Lausana' exigió que Berna regrese las reliquias robadas del máximo templo de la capital del cantón.

Célebres a escala mundial son los tapices y las vestimentas sacerdotales que forman parte de este tesoro, conservado desde el siglo XIX en el Museo Histórico de Berna.

Peter Jezler, director del Museo, rechazó la exigencia del grupo que demanda el retorno de estos objetos al cantón de Vaud. Esta decisión, que comparte también el Museo de Historia de Lausana, fue justificada por Jezler sobre la base de argumentos jurídicos y morales.

Si bien el sucesor jurídico de la Catedral de Lausana es el actual obispo de Friburgo, también Berna es tomada en cuenta como sucesora, advirtió Jezler en una conferencia de prensa.

La ciudad de Berna ha justificado la posesión del tesoro con el compromiso de asumir los costes de las instituciones católicas en los ámbitos de mantenimiento de la infraestructura, asistencia espiritual y prestaciones sociales. Por ello no se trató de un simple acto de despojo, sino de una apropiación con todos los derechos y obligaciones, subrayó.

La colección bernesa, que junto con los trofeos de la conquista de Vaud también comprende las riquezas del botín borgoñón de 1476, pertenece a las más antiguas del mundo. Dividirla sería un crimen cultural, según el director del Museo Histórico de Berna.

Aunque es imposible que el tesoro regrese a Lausana, entre el próximo 12 de octubre y hasta el 24 de febrero de 2002 se realizará una exposición sobre los paramentos y ornamentos litúrgicos de este legado en el Museo Histórico de esa ciudad, aclaró Jezler.

Y este préstamo de los tesoros de la colección bernesa a Lausana seguramente no será el último que se lleve a cabo, profetizó.

swissinfo y agencias

Artículos citados

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.