Navigation

Estudios en Suiza

Una nueva página en Internet de AJAS. www.aso.ch

De un promedio anual de mil jóvenes suizos expatriados interesados en recibir apoyo para regresar a la Confederación a continuar sus estudios, menos del 15% cumple su sueño.

Este contenido fue publicado el 16 agosto 2002 - 17:19

Existe un programa para ayudarles que reclama mayor impulso financiero.

"Una Suiza cara" y el sentimiento de "ser extranjero" rompe el lazo de unión de estos jóvenes expatriados con la Confederación, cuyos padres o abuelos decidieron un día dejar para residir en tierras lejanas.

Uno de cada 12 jóvenes suizos vive actualmente en el extranjero: 13 mil en Latinoamérica y 3 mil más en España, en lo que se refiere al mundo hispanófono.

Los menores de 18 años que viven en Latinoamérica en la mayoría de los casos no han podido visitar ni por una vez el país que les otorga la nacionalidad y les estimula la curiosidad por conocerle.

Uno de los caminos para volver puede ser los estudios. Para facilitar el acceso a los establecimientos de formación y plazas de aprendizaje en Suiza existe el programa denominado AJAS (Asociación para estimular la formación de jóvenes suizos del exterior).

La formación no es prioridad

El programa con 40 años de trayectoria reclama mayor apoyo económico para cumplir su tarea de forma más completa.

Remo Galli, diputado federal y presidente de AJAS, subrayó a swissinfo la importancia de dar mayor impulso a la educación de la juventud helvética expatriada, pero admite que "no será de hoy a mañana porque aún prevalecen los viejos problemas de los suizos del extranjero: el derecho al voto, las cuestiones de la pensión, los seguros".

Ante las crisis económicas en varios países de concentración de la comunidad helvética en el exterior, como es el caso actualmente de Argentina, en donde residen cerca de 15 mil suizos, de ellos 3.300 jóvenes, tampoco existen programas especiales de apoyo.

"Suiza no está preparada para los cambios que se esperan en el futuro ante las consecuencias de la globalización. Suiza no puede sólo ayudar a los pobres en esos países, sino que también tiene que ayudar a los suizos en esos países", opina Galli.

Apoyo económico a los que lo requieren

AJAS ayuda al interesado a realizar el proceso de homologación de diplomas y reconocimiento de los periodos de estudio en el exterior, además del otorgamiento de ayuda económica para la formación, a través de becas cantonales y en pocas ocasiones del bolsillo de AJAS, ya que sus fondos, obtenidos de donaciones de la Asociación de los Suizos del Extranjero y de Pro Juventute son escasos.

Sólo en ese marco es que pueden ser ayudados los estudiantes venidos de países en dificultades de Sudamérica o Asia.

El idioma, una barrera

De los 250 jóvenes suizos del exterior que en promedio llegan para hacer estudios en Suiza, unos 150 con apoyo de AJAS, se destacan los residentes de Alemania, Francia y Austria, ya que ellos no encuentran grandes dificultades en las universidades, debido al dominio del idioma local.

"Pero también viene mucha gente de Sudamérica, algunos de Australia y Asia", comenta Galli.

Es el caso de Claudia Josi, una chica de 23 años, muy satisfecha del respaldo de AJAS. Ella ha vivido en Perú y Bolivia, y un largo periodo en Alemania.

Josi recibe una suma para sus estudios de Derecho en Friburgo: "El apoyo económico no cubre todos los gastos, pero es una ayuda llegando aquí en Suiza que es tan cara".

"Desde niña quería estudiar acá", pero al regresar a Suiza advirtió que "uno llega y es simplemente el extranjero si no hablas el lenguaje local".

Por ello, Josi pide que los medios estimulen más los nexos de los suizos "del interior" con los "del exterior".

Patricia Islas Züttel

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.