Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Festival de Cine de Solothurn

Solothurn 2002: 250 filmes en 6 días. (www.filmtage_solothurn.ch)

El programa de la 37 edición, que se inaugura este martes (15.01.), incluye la más reciente producción cinematográfica suiza y un invitado especial: Quebec.

En 2001, el director de la manifestación, Ivo Kummer, señalaba que las Jornadas de Cine de Solothurn apostaban por la estabilidad: "La calidad de las Jornadas no es montar un evento o revolucionar, sino ofrecer cierta continuidad".

Y sin embargo... Si el Festival de Solothurn sigue siendo lo que siempre quiso ser - una "exhibición del cine suizo", este año vive una pequeña revolución al abrirse a la producción cinematográfica extranjera: la de Quebec.

Regiones minoritarias

"La situación de la minoría francófona de Canadá es comparable a la situación de la Suiza francesa, del Tesino o los Grisones en Suiza", escriben los organizadores en la presentación de esta nueva edición del Festival.

Omiten señalar, no obstante, que también la Suiza germanófona está en una posición minoritaria frente a Alemania, país donde buscan exilio numerosos cineastas helvéticos de habla alemana.

Sea como fuere, la presencia de Québec aportará indudablemente un poco de aire fresco a la manifestación de Solothurn, con la proyección de 22 filmes recientes (rodados entre 1999 y 2001), entre ellos 3 documentales y 2 dibujos animados.

El séptimo arte helvético

El Festival ofrece la posibilidad de descubrir o volver a ver lo más esencial de la producción cinematográfica helvética del año 2001, ya sean filmes de ficción, documentales, dibujos animados, tanto en los sectores del corto como del largometraje.

En Solothurn se hace hincapié en que "además de la calidad de los filmes, la continuidad del trabajo sigue siendo un criterio importante". Este año estarán presentes nombres conocidos como los de Werner Schweizer, Anne Cunéo, Peter Entell, Richard Dindo o Rolf Lyssy, pero también habrá oportunidad para descubrir otros nuevos.

En lo que se refiere a los cineastas de la Suiza francófona y a la sección de largometrajes de ficción, cabe destacar la presencia de Antoine Plantevin ('C'est mourir un peu?'), Frédéric Landenberg ('20 balles de l'heure'), Léa Pool ('Lost and Delirious'), Xavier Ruiz con ('Neutre') y Pierre Maillard ('Potlach').

Programas especiales

Además de las producciones de Quebec, las 37 Jornadas de Solothurn proponen varios programas especiales. Habrá una selección de filmes suizos producidos en las escuelas de cine, producciones específicamente televisivas, cintas para los niños y los jóvenes y una selección de cortometrajes internacionales.

Cabe mencionar igualmente dos retrospectivas: una consagradas a Paul Riniker, quien realizó más de 50 documentales para la televisión de la Suiza alemana; y otra titulada 'El milagro del cine suizo' y organizada por la Asociación Suiza de Directores de Cine que, con motivo de su 40 aniversario, presenta una selección de filmes realizados en las cuatro últimas décadas para evocar lo que se denominó 'el nuevo cine suizo'.

En esta edición del Festival se proyectarán 250 cintas y videos (el año pasado fueron 220), de los cuales 70 largometrajes.

A este programa se suman múltiples debates, reflexiones y otros encuentros, sin olvidar el 'Premio del Cine Suizo', que se concede por quinta vez este próximo miércoles (16.01.)

Bernard Léchot


Enlaces

×