Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Gustav, débilitado tras su cruento paso por Cuba

Las altas olas generadas por el Huracán Gustav se estrellan contra un muelle recién reconstruido en Misisipí.

(Keystone)

El ciclón tocó tierra en las costas del sur de Louisiana, Estados Unidos con vientos de 145 Km por hora y se ha debilitado a tempestad tropical. A su paso por Cuba, Gustav soplaba a 340 Km/hora.

En esa isla no hubo víctimas humanas que lamentar, gracias al exitoso programa de prevención, pero daño más de 100.000 viviendas y arrasó con los cultivos del extremo oeste de Cuba. Hanna, otro nuevo ciclón, amenaza la región.

Unos dos millones de personas escaparon de la costa del Golfo, en una de las mayores evacuaciones en la historia de Estados Unidos. Según algunos cálculos, en Nueva Orleans quedaban apenas 10.000 personas. Las entidades costeras de Luisiana, Alabama, Florida y Texas se enfrentan ya a los vientos provocados por la llegada de Gustav.

El debilitado huracán Gustav llegó el lunes a la costa estadounidense del Golfo de México al oeste de Nueva Orleans, exponiendo la ciudad devastada en 2005 por Katrina a mareas que ponían a prueba la resistencia de los diques reconstruidos.

Y aunque este ciclón ya se veía menos intenso que Katrina -que provocó más de 1.500 muertos en 2005-, los programas de prevención de daños se han redoblado a diferencia de los de 2005 para evitar que una catastrofe como la ocurrida hace tres años se repita.

En Cuba, el más fuerte en los últimos 50 años

En cambio, Cuba, el recién afectado por Gustav, demuestra una vez más su capacidad de organización y movilización ante este tipo de eventos.

Gustav entró la noche del sábado al domingo a territorio cubano con categoría de 4, para arrasar cultivos y viviendas en una franja de 60 kilómetros. Chocó con la Isla de la Juventud para seguir su camino hacia la provincia de Pinar del Río, con vientos que alzaron las olas hasta unos 5 metros de altura. Esas dos regiones son las más afectadas.

En Los Palacios, la intensidad del ciclón fue de 340 Km/hora, una velocidad jamás registrada allí ante el paso de un ciclón.

A poco más de 24 horas del paso de Gustav, swissinfo conversó con el suizo Beat Schmid, quien vive en La Habana desde hace dos años, para conocer el estado de la situación actual y sus impresiones:

"Han sido destruidos total o parcialmente más de 100.000 viviendas familiares además de instalaciones agrícolas o industriales en la franja del paso del huracán".

"Los instrumentos meteorológicos, tanto de medición de viento, como de medición de presión, no alcanzaron a captar la magnitud, la velocidad del viento que llegó hasta cerca de los 400 Km por hora y también la presión, que bajó a niveles insospechados", explica este experto en ayuda al desarrollo, quien trabaja en los proyectos en la isla de la organización Oxfam-Canadá.

"Pese a ello no se tuvo que lamentar ninguna pérdida humana, y sólo algunos heridos leves, lo cual se debe al excelente trabajo desarrollado por las autoridades que informaron de forma permanente a toda la población, que indicaron las medidas que teníamos que tomar y que evacuaron a más de 250.000 personas de forma preventiva; algunos en albergues, pero la mayoría fueron acogidos por otras familias que compartieron su casa, de mejores condiciones, con estas familias que vivían en casas menos sólidas para este fenómeno".

Daños en los sectores de la vivienda, campo y telefonía

En La Habana, donde Schmid vive, el zuriqués indica que "los vientos han sido de alrededor de 100 Km/hora. Los daños son mínimos. La ciudad hoy en día está funcionando. El transporte, el servicio de energía eléctrica está restablecido."

Pero advierte que los daños ante la fuerza de Gustav significan un alto impacto para la economía del país y "pienso que le va a tomar un buen tiempo para restituir los daños".

Sobre un eventual llamado de ayuda al exterior, indica nuestro interlocutor: "A estas alturas no sabemos si habrá un pedido del gobierno para ayuda internacional o no, normalmente el gobierno cubano suele resolver estos problemas por su propia cuenta".

Por su parte, Marianne Gerber, jefe de misión adjunta en la Embajada de Suiza en La Habana, indicó a swissinfo que en las zonas afectadas no se encontraba ningún ciudadano suizo:

"Ya hemos recibido informaciones por parte del gobierno cubano y del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) en las que se indica que en Pinar del Río hubo muchas casas destruidas, mucha agricultura afectada e inundaciones, pero como las autoridades cubanas están muy organizadas, afortunadamente no hubo muertos entre la población. Por lo demás, en Pinar del Río y en la Isla de Juventud no vive ninguna persona de nacionalidad suiza y en lo que toca al turismo, de antemano todos los turistas habían sido evacuados con mucha antelación tanto de Baradero como de otros destinos".

swissinfo, Patricia Islas Züttel

Balance preliminar

EN ESTADOS UNIDOS:
La marejada ocasionada por el huracán Gustav en el Atlántico provocó ya tres muertos y un desaparecido en las playas turísticas del sur Florida.

El Huracán Gustav, que causó al menos 94 muertos en el Caribe, tocó este lunes las costas estadounidenses ya en la categoría 2, para debilitarse aún más en su trayecto por el sudoeste de Louisiana y descender a categoría 1.

EN CUBA:

El fenómeno meteorológico causó severos daños en las provincias occidentales de la Isla de la Juventud y Pinar del Río, donde alcanzó vientos de hasta 340 kilómetros por hora.

No se registraron víctimas fatales y según cifras preliminares oficiales se registraron 18 lesionados y daños en más de 100.000 viviendas.

Más de 90 torres de alta tensión, 600 postes eléctricos e igual número de telefónicos fueron derribados. Unas 3.414 casas de tabaco resultaron destruidas y 19.711 quintales de dicho cultivo estaban mojados, aunque con posibilidades de salvarse. Más de 60 naves avícolas también habían sido perjudicadas.

En la Isla de la Juventud hay daños en el sector pesquero y la industria alimenticia.

EN HAITÍ Y JAMAICA

Más de 90 muertes.

En Haití unas 8.000 personas perdieron sus viviendas.

La Unión Europea destinó dos millones de euros para las víctimas de Gustav en el Caribe.

Fin del recuadro


Enlaces

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

×