Navigation

Locarno: de Hollywood a Bombay

Presencia en Locarno de 'La importancia de llamarse Ernesto'. www.pardo.ch/"The Importance Of Being Earnest"

Inicia el 55° Festival Internacional de Cine de Locarno, con la proyección de un filme de Oliver Parker.

Este contenido fue publicado el 03 agosto 2002 - 13:55

Leve, fresco y, como sin querer casi conmovedor, este registro cinematográfico de la famosa comedia de Oscar Wilde, 'La importancia de llamarse Ernesto', inauguró la fiesta del cine más importante de Suiza, uno de los acontecimientos anuales de la cinematografía mundial.

Quizás ninguna otra edición del festival de Locarno haya contado nunca con una oferta tan rica y variada como la de este año. Las diferentes secciones: Concurso,
Concurso vídeo, Cineastas del presente, Leopardos de mañana, Semana de la crítica y las dos retrospectivas, vuelven a ocupar sus espacios canónigos para dejar de nuevo libre la Piazza Grande al gran público internacional, el cual regresa cada año buscando la magia de esas legendarias noches tibias.

Precisamente por la Piazza Grande desfilarán 7 primicias mundiales y otras tantas europeas, entre las que destacan, por la expectación que los ha precedido, el filme 'Insomnio', con Al Pacino y Robin Williams, o 'Possession', con Gwyneth Paltrow, además del filme de Night Shyamalan, 'Signs', con Mel Gibson.

Lluvia de estrellas

Todo esto dicho para acoplar a las afamadas estrellas de las noches de estío de Locarno, con otras estrellas famosas del molde hollywoodiano y que llegan ahora a saturar las pantallas de la ciudad tesinesa. O, las hay también, que llegan para gozar de su popularidad y firmar autógrafos entre la gente que las contempla extasiada.

No por ello Locarno desatiende su vocación exploradora de las cinematografías del sur del mundo: aunque sea notable la presencia de filmes anglosajones en la edición 2002 de Locarno, y no obstante que el Leopardo de Oro a la Trayectoria se asignará al gran director estadounidense Sydney Pollack, cierto es que la Retrospectiva estará dedicada al cine Indú.

Con sus mil millones de habitantes, y una ciudad llamada Bollywood, en honor de la californiana Hollywood, la India posee una excelente tradición cinematográfica, a todos los niveles, y una industria del cine que no tiene nada qué envidiarle a nadie. La representa en Locarno una selección de 30 filmes de sus últimos 25 años.

Cines lejanos como lo son el australiano y el de Nueva Zelanda encontrarán alojamiento en la sección 'Leopardos de mañana', que así presentará jóvenes cineastas de ese lejano continente, comparándolos con coetáneos del cine helvético.

De ausencias

La atención que en años anteriores privilegiara las producciones hispano-latinoamericanas, este año no se ha repetido: sólo una película argentina ('Tan de repente', de Diego Lerman) participa en el Concurso internacional; en el Concurso vídeo se encuentra otro filme argentino ('Cabeza de palo', de Ernesto Baca), y en la sección 'Cineastas del presente' podemos contar con un tercer filme argentino ('Todos juntos', de Federico León), y uno español ('Después de la evasión', de Antonio Llorens Sánchis).

Es una lástima que cinematografías de tradición, como la mexicana, u otras de gran pujanza, como la cubana, no se encuentren representadas en Locarno.

La razón de ello, según opina la directora artística del Festival, Irene Bignardi, está en el retraso que han sufrido estos países: "El desarrollo que se esperaba de ellos ha sido impedido por la crisis económica".

A despecho de la crisis

Quizás existan otras razones que expliquen mejor esas ausencias, porque el caso argentino parece indicar justo lo contrario: es en medio de una crisis económica gravísima que el cine independiente de este país del cono sur vive uno de sus mejores momentos.

En este sentido, el crítico argentino Fernando Martín Peña afirma: "las nuevas tecnologías permiten la realización audiovisual a un costo accesible y, con cierta inteligencia, hoy en día es posible terminar un filme digno con poco dinero".

Lo cierto es que, tanto los realizadores sudamericanos, como algunos otros, los afganos por ejemplo, han podido beneficiar de las ayudas ofrecidas por la Agencia Suiza para el Desarrollo y la Cooperación (COSUDE). Un órgano de la Confederación al cual compete la ayuda humanitaria y la cooperación con iniciativas sociales y culturales en el tercer mundo.

Para el viernes (02.08), el concurso internacional ofrece la cinta francesa del realizador Alain Cavalier, la minimalista 'René': René es un profesor de teatro con problemas de peso. Se pone a régimen bajo la mirada indiferente de quienes lo rodean.

Para la misma fecha, la proyección también del filme 'Días placenteros', del húngaro Kornél Mundruczó y que delinea el perfil de una juventud herida y mortificada por la escualidez de la provincia húngara.

Lupita Avilés, Locarno

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.