Metro de Lausana, el más moderno de Suiza

El metro en el puente Saint-Martin (debajo del puente Bessieres), en una jornada de pruebas en julio pasado. Keystone

Lausana celebra este 18 de septiembre la inauguración oficial del primer tren automático de Suiza. El proyecto conecta el norte y el sur de la ciudad. La línea de metro M2 entrará en servicio a finales de octubre, luego de que se ultimen algunos detalles técnicos.

Este contenido fue publicado el 18 septiembre 2008 - 11:10

Esta proeza técnica, con 398 metros de desnivel, modifica la fisonomía de la capital del cantón de Vaud.

Con 130.000 habitantes, Lausana, capital del cantón de Vaud (al oeste en el mapa helvético) es la ciudad más pequeña del mundo con metro.

La construcción de esta línea del transporte público no suscitó realmente críticas. "Los plazos establecidos para su construcción se respetaron y apenas algún ligero incremento se registro en el presupuesto previsto", indica al respecto Vincent Kaufmann, sociólogo especializado en cuestiones de movilidad urbana en la Escuela Politécnica Federal de Lausana (EPFL).

Totalmente automática

Este proyecto ha sido un desafío ante los 6 kilómetros del túnel de metro construidos en una ciudad de gran declive: hay cerca de 400 metros de desnivel entre la primera estación a orillas del lago Léman y la terminal en la parte alta de la villa, cerca de la comuna de Epalinges.

Además, se trata del primer metro en Suiza y es una instalación enteramente automática. "Esta obra -que se inició justo después de que fuera aprobada en votación popular el 24 de noviembre de 2002-, ha sido un desafío humano y técnico. Se requirió, por ejemplo, buscar especialistas en señalización y en transporte, sectores poco desarrollados en nuestra región", aduce Olivier Français, miembro del Consejo Municipal de Lausana y al frente de las obras.

"El metro permite mejorar la movilidad entre la parte baja y la parte alta de la ciudad, asentamientos con fuerte actividad económica y muy poblados", explica Olivier Français. El M2 conecta tanto a la estación ferroviaria de Lausana (con un movimiento diario de 80.000 personas) como a la de de Flon (con un tráfico cotidiano de 60.000 personas), hacia diversos polos de la ciudad, como el Hospital Cantonal Universitario de Vaud.

Retraso con relación a la parte germanófona

"El proyecto M2 nació de la necesidad de reemplazar la antigua línea que unía el barrio de Ouchy, a orillas del lago, y la estación de tren municipal, y no a causa de una reflexión sobre el crecimiento de la aglomeración urbana de Lausana, puesto que el desarrollo de la ciudad se genera en mayor medida en el sudoeste de las afueras", apunta el sociólogo Vincent Kaufmann.

En opinión del responsable municipal Olivier Français, "Lausana, como todas las ciudades, crece en atractivo y, por ende, aumentan sus actividades. Cada vez más personas vienen a trabajar, consumir y distraerse aquí. Por consecuencia, la localidad debe mejorar su red de transportes públicos para disminuir el tráfico individual. Esto, debido a que Lausana aún se encuentra en retraso con relación a las urbes de la parte germanófona de Suiza".

Planeación de las líneas M3 y M4

Según Français, la línea M2 permite subsanar en parte ese retardo, facilitando el desarrollo de un polo industrial centrado en las biotecnologías al norte de la ciudad, donde se proyecta la creación de 2000 empleos.

"Pero es cierto que el desarrollo de la aglomeración se genera esencialmente en el eje este-oeste, en particular al oeste de la ciudad, alrededor de la EPFL", reconoce.

Razón por la que "me dedico desde hace tres años a promover el desarrollo de la red de transporte, pensando ya en las líneas M3 y M4", indica el responsable municipal. Una voluntad que recibe un eco favorable de las comunas de la aglomeración, deseosas de mejorar el transporte público actual.

Olivier Français recuerda que la villa invirtió ya cerca de 100 millones de francos para mejorar el conjunto de la red de transportes públicos, además del presupuesto dirigido a la M2 y que también ha sido lanzado un proyecto de tranvía para unir las regiones periféricas del este y oeste de Lausana.

Impacto en la ciudad

Vincent Kaufmann reconoce esos esfuerzos, aunque duda que sean suficientes para poder limitar significativamente la circulación de automóviles. En su opinión, se hubiese requerido aplicar una política más restrictiva de circulación y aparcamiento en la ciudad. "La oferta en transportes públicos, aunque sea excelente, no es suficiente para limitar el uso del automóvil", asegura el especialista en movilidad urbana.

Sea como sea, la M2 modifica la fisonomía y el desarrollo de Lausana.

"Gracias al metro ha surgido una serie de proyectos, ya sea en la parte baja de Ouchy, en el centro, al norte, y en otras zonas", asegura Français, quien predice incluso mayor densidad en diversas partes de la ciudad en los próximos años.

Por su parte, Vincent Kaufmann pronostica un gran éxito para el metro, visto el entusiasmo que éste suscita entre la población.

"La M2 permitirá revitalizar al centro histórico de Lausana. Habrá también un impacto en los precios del terreno, que aumenta en consideración a la cercanía de las estaciones del metro, especialmente en el caso de inmuebles destinados a comercios y oficinas".

swissinfo, Frédéric Burnand, Ginebra
(Traducción: Patricia Islas Züttel)

Celebraciones

El Festival Label Suiza, del 19 al 21 de septiembre, propone 180 conciertos a lo largo de la línea del metro. Mil doscientos artistas participan en la celebración en varios puntos de la ciudad. Algunos barrios de Lausana serán sede de actos dedicados al tema de la movilidad. La Radio Suisse Romande (la radio suiza en francés de la Sociedad Suiza de Radio y Televisión) organiza el Festival Label.

End of insertion

La línea M2

La línea atraviesa toda la ciudad de Lausana de sur a norte. Conecta el puerto de Ouchy con el sur de la comuna de Epalinges, en la periferia.

La línea recorre 6 kilómetros, el 90% de ellos a través de un túnel, con 14 estaciones y 398 metros de desnivel, convirtiendo esta obra de metro en la de mayor inclinación en Europa. El promedio de la pendiente es de 5,6%, con puntos donde asciende a 12%.

El trayecto total toma 20 minutos.

Es el primer tren enteramente automático de Suiza, montado sobre ruedas.

Su velocidad máxima: 60 km/h

Un recorrido cada 3 minutos en las horas de mayor tránsito transportará a 220 pasajeros, de los cuales 60 podrán realizar el trayecto sentados.

La línea transportará 25 millones de personas al año.

Los gastos iniciales fueron de 590 millones de francos.

El costo final: 750 millones.

El gobierno federal destinó 190 millones.

El cantón de Vaud: 302 millones

La empresa Lausana-Ouchy Metro –que pertenece a la ciudad- compensó el saldo. También se beneficia de préstamos de Lausana y del cantón de Vaud.

End of insertion

La línea M1

La línea M1 del metro de Lausana, inaugurada en 1991, recorre 7.8 km con 15 paradas. Une el centro de la ciudad (Flon) con la Escuela Politécnica Federal de Lausana, la Universidad y la zona periférica de Renens. Sólo tres de sus estaciones son subterráneas.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo