Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Mirada al exterior en busca de personal de enfermería

Enfermeras rumanas podrían ocupar las vacantes del CHUV.

(Keystone Archive)

La carencia de enfermeros ha obligado a las instituciones suizas de salud a reclutar trabajadores en Francia y Canadá. Ahora, la mirada se vuelve a los países del Este.

Por todas parte de la Suiza de expresión francesa el problema es el mismo: no hay suficiente personal de enfermería calificado. "Necesitamos un promedio de 200 a 300 personas por año y Ginebra sólo forma a unas 60", señala André Laubscher, director de cuidados en enfermería de los Hospitales Universitarios de Ginebra (HUG).

Para hacer frente a esa situación, los hospitales voltean al extranjero, en particular a los países francófonos. En Lausana, el Centro Hospitalario Universitario del Cantón de Vaud (CHUV) contrata desde hace años personal de Francia y Canadá. Ginebra da prioridad a los empleados fronterizos y entre 90% y 95% de sus enfermeras proceden del país vecino.

"Las enfermeras que egresan de las escuelas francesas de Thonon, Annemasse o Annecy, postulan en Ginebra en donde son mejor pagadas y se benefician con frecuencia de mejores condiciones laborales", explica Laubscher.

"Nosotros las contratamos por 18.000 francos franceses (4.500 francos suizos), mientras que en Francia ganan 12.000 (3.000 francos suizos) después de cinco o seis años", enfatiza.

La distancia y las restricciones en materia de contratación hacen que el CHUV se encuentre en situación de desventaja con respecto a la oferta fronteriza por lo que ese tipo de personal entre sus filas es mínimo. Sin embargo, los acuerdos bilaterales les abrirán ampliamente las puertas, explica Emmanuel Masson, jefe de Servicio de Personal de los Hospitales Cantonales de Vaud.

La institución organiza desde hace varios años campañas de reclutamiento en París y Montreal. En esas ciudades publica ofertas de empleo y hasta ellas acude en busca de los interesados.

Pero esos países que en forma tradicional han abastecido de personal a los hospitales suizos presentan ahora el riesgo de reducir su oferta. La semana de 35 horas en Francia y una favorable política sanitaria en Canadá podrían incitar a los candidatos potenciales a permanecer en sus países. Ello, amén de que la penuria en el ramo no es exclusiva de Suiza: en Francia hacen falta 20.000 enfermeras.

Además, las autoridades de ambos países no están con los brazos cruzados. Un grupo de canadienses vino recientemente a Suiza para persuadir a sus compatriotas de regresar al país. Las directivas de hospitales franceses, por su parte, comienzan a presionar a sus empleados para que permanezcan en sus puestos.

Es de subrayarse también que las medidas económicas impuestas en los últimos años en el sector de salud suizo hacen menos atractivas las condiciones de trabajo para los hospitales de este país. Esa situación puede llevar a las enfermeras a considerar los pros y los contras, aun cuando Suiza mantenga condiciones positivas importantes.

El CHUV lo ha entendido y busca nuevas fuentes de reclutamiento. Intensificó sus pesquisas en Bélgica y ahora mira hacia el Este en dirección de Rumanía, un país cercano a la cultura francesa.

"No estamos sino en el principio", advierte Emmanuel Masson. "Primero tenemos que ver con la Cruz Roja Suiza si los estudios de los rumanos pueden ser reconocidos aquí. Las primeras informaciones muestran que algunos sí y otros no". Además, la Oficina Federal de Extranjeros también tiene la palabra.

La Suiza de habla alemana comienza, por su parte, a voltear hacia Ucrania y Eslovaquia. En Ginebra no se trata por el momento de contratar a personas no francófonas. "No tenemos necesidad de contratar personal de Europa del Este, pero la situación podría cambiar rápidamente. En ese caso haríamos concesiones", apunta Laubscher.

swissinfo y agencias


Enlaces

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

×