Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Mirando a Qatar

'Todos contra la OMC' advirtieron los manifestantes antiglobalización en Ginebra.

(Keystone)

'El Mundo no es una mercancía' fue la consigna de miles de manifestantes que expresaron su oposición a la conferencia ministerial de la OMC.

Varios miles de personas se movilizaron este fin de semana en Ginebra, París, Berlín, Roma y otras ciudades del continente. Común denominador de las manifestaciones: la nueva ronda de negociaciones de la Organización Mundial de Comercio (OMC) que se realiza en Qatar y el tema de la guerra en Afganistán.

Una concurrida asistencia se manifestó el pasado sábado por las principales calles de Ginebra, desde el centro comercial hasta la sede central de la Organización Mundial del Comercio (OMC).

Diez mil participantes, según los organizadores, entre 5 y 8 mil según diferentes medios de prensa.

La mayoría de ellos llegó de los cantones franceses de Suiza, aunque también participaron delegaciones de las regiones italiana y alemana.

En Berna, varios centenares de manifestantes se habían ya movilizado el pasado jueves con los mismos ejes.

La convocatoria de Ginebra, bajo la consigna 'El Mundo no es una mercancía' pretendía expresar su crítica contra la conferencia ministerial de la OMC que se reúne desde el viernes pasado y hasta el próximo martes en Duhá, capital de Qatar.

Considerada como un "éxito total" por los organizadores, la convocatoria fue apoyada por un amplio espectro de sectores políticos y sociales. Entre ellos los partidos socialistas y verde; las principales centrales campesinas y sindicales helvéticas; el movimiento pacifista; organizaciones de desarrollo y movimientos ciudadanos como ATTAC -a favor de un impuesto al flujo de los capitales internacionales especulativos- y el Comité Suizo de la Declaración de Bangkok.

"Uno de los elementos más positivos de la manifestación fue la amplia participación multisectorial. Y muy especialmente la presencia activa del movimiento sindical que hasta ahora no había estado en primera fila en el combate contra la globalización neoliberal" señaló en diálogo con swissinfo, Juan Tortosa, uno de los responsables del comité de organización.

Al nivel de contenidos, "se consiguió integrar las preocupaciones más globales, como la ronda de negociación de la OMC o la exigencia del fin de la guerra en Afganistán junto con reivindicaciones específicas como las del movimiento de los "Sin Papeles" -que exige una regularización global de los indocumentados que viven en Suiza- o las del personal de Swissair", explicó Tortosa.

Esa confluencia de temáticas fue, tal vez, el punto distintivo de la principal movilización convocada en Suiza luego de los sucesos del 11 de septiembre.

Un clima social de preocupación, marcado por la reciente protesta de grupos campesinos y de los trabajadores de la empresa Swissair, favoreció, según los organizadores y analistas, el impacto de esta convocatoria.

"Se percibe que el movimiento social en Suiza va definiendo una agenda propia... y que rechaza el discurso reduccionista que intenta identificar a todo aquel que se moviliza contra la globalización con un potencial terrorista", enfatizó por su parte Dieter Drussel, coordinador de la solidaridad con América Central, con sede en Zúrich.

Para el dirigente campesino y diputado nacional, Fernand Cuche, orador en Ginebra, "los gobiernos se refugiaron en Duhá, Qatar, para huir de los pueblos que los han elegido...Una dimisión del mundo político frente a la economía".

Mientras los manifestantes exigían en Ginebra y en varias otras capitales europeas que se posponga todo nuevo ciclo de negociaciones en el marco de la OMC, en Duhá, un pequeño grupo de representantes de ONGs, denunciaban la falta total de consulta a la sociedad civil en los debates del organismo internacional.

Expresión de dos lenguajes no sólo diferentes sino antagónicos, entre los Estados de un Norte desarrollado hambriento de nuevos mercados y numerosos Estados del Sur y de la sociedad civil mundial que se siente no escuchada y excluida.

Sergio Ferrari

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes