Navigation

Museo Coninx, una referencia cultural en Zúrich

El Museo Coninx presenta la exposición titulada: MÁS ALLÁ DE LOS LÍMITES (Beyond Borders). Una exhibición dividida en nueve temas como la luz, la meditación o la casualidad, en los que se confrontan obras de arte antiguo, moderno y contemporáneo.

Este contenido fue publicado el 01 enero 2001 - 17:13

Lejos del ruido y del movimiento de la ciudad de Zúrich, en las cercanías del prestigioso Hotel Dolder, se levanta el Museo Coninx. En realidad, se trata de una pequeña villa construida en 1912 por los conocidos arquitectos Pfleghard y Haefeli.

La casa o noble mansión de gran burgués, cuenta con una señorial fachada, un jardín y, sobre todo, en su interior una imponente escalera de madera en blanco, que da amplitud y elegancia al espacio. Sin duda, esta mansión forma parte del patrimonio arquitectónico de Zúrich.

El Museo alberga la rica colección de Werner Coninxx (1911-1980), apasionado conocedor de arte quien de 1945 a 1980 se empeñó por reunir cientos de cuadros al óleo, esculturas, dibujos, grabados y obras de diseño actual de los más conocidos artistas europeos. Pero también fascinado por la religión y la cultura oriental, en su colección están presentes esculturas de China, de la India y máscaras del Medio Oriente.

Amigo por largos años del escritor suizo Max Frisch y del pintor René Auberjanois, Werner Connix reveló siempre, a través de los objetos y obras que escogía para su colección, su fuerte personalidad y su particular visión del arte sin dejarse llevar nunca por los dictados del tiempo o de la moda.

Actualmente, el Museo Coninx presenta la exposición titulada: MÁS ALLÁ DE LOS LÍMITES (Beyond Borders). Una exhibición dividida en nueve temas como la luz, la meditación o la casualidad, en los que se confrontan obras de arte antiguo, moderno y contemporáneo. En ellas existe la confrontación de los límites o fronteras entre unas y otras, o bien esos límites tienden a desaparecer o a reforzarse.

Uno de esos temas es el del sueño. En esta sección se exponen grabados de Alberto Durero hasta el famoso Minotauro acariciando a la mujer dormida (1933) de Picasso, pasando por Gustav Klim con un dibujo de dos mujeres dormidas de 1913-1914. El sueño es quizás la posibilidad de saltar la barrera de los límites humanos. En la Antigüedad clásica ,el sueño era considerado como una cara más de la muerte.Tal es así que en otra sala del Museo Coninx encontramos este tema representado por obras de Ferdinad Hodler, de Otto Dix, de Käte Kollwitz y de Louise Bourgeois.

En las composiciones de estos artistas la muerte aparece como la frontera o límite que el hombre tiene que franquear.

Del mismo modo el tema de la extrañeza y la metamorfosis son dos terrenos, cuyos límites tienden a tocarse. En la metamorfosis se encuentra la fantasía, la mitología o el cuento, lo cual provoca en el individuo inquietud y extrañeza. En estas secciones de la exposición encontramos un autorretrato de Egon Schiele de 1914, de Edgar Gubler un San Sebastián con autorretrato (1917) y de Ignaz Epper, también con un San Sebastián (1918)

Y hablando de metamorfosis vemos las composiciones lúdicas y coloridas del español Joan Mirò , o los personajes mitad hombres mitad pájaros de Max Ernst.

El espíritu, la meditación y la luz es una temática en torno a la cual se muestran objetos de culto, máscaras y esculturas meditativas y serenas del arte oriental. Entre estas obras aparecen nuevamente composiciones de Picasso, que revelan la atracción del pintor español por las máscaras africanas.

La exhibición MÁS ALLÁ DE LOS LÍMITES con obras escogidas de la colección del Museo Connix, es un intento por dirigir nuestra mirada a artistas aparentemente lejanos entre sí pero cuyas composiciones tocan de cerca la problemática humana actual.

Tanto por el Museo como por su original exposición se recomienda ampliamente la visita a este lugar, localizado en uno de los barrios más representativos del viejo Zúrich.

La exhibición MÁS ALLÁ DE LOS LÍMITES permanecerá abierta al público
hasta enero de 2001


Araceli Rico.

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo