Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Museo de Arte de Berna Exhibición que traza el origen de obras de arte

El Museo de Arte (Kunstmuseum) de Berna parece mostrar el camino para la investigación sobre la procedencia de las obras, una medida impulsada por su herencia de la polémica colección de Cornelius Gurlitt. Con su exposición Nuevos Maestros, la institución muestra la limpieza de su propio tesoro artístico.

Nuevos Maestros trazará la ruta que llevó a la colección del Museo de Arte de Berna a pinturas de artistas como Franz Marc, Ernst Ludwig Kirchner, Paul Klee y Otto Dix. De 525 obras de arte adquiridas por el museo desde 1933 y producidas antes de 1945, existen lagunas en la historia de la propiedad de 337, informó el ‘Berner Zeitung’. La institución tiene previsto iniciar este año un proyecto de investigación de la procedencia, señaló su director, Matthias Frehner, al diario de Berna. Es “una tarea enorme”, comentó.

Algunas obras de arte tendrían que ser devueltas a los herederos de los propietarios originales antes de la guerra. Una pintura de Kirchner, por ejemplo, ‘Dunas y mar’, adquirida por el Museo de Arte en el año 2000, fue confiscada de un museo alemán como parte de la campaña nazi contra el “arte degenerado”.

Ahora bien, las obras de arte que pertenecieron a los museos alemanes no son objeto de reintegración en caso de reclamo, pero esta pintura podría haber sido prestada por un propietario privado y tendría que ser restituida. Eso es algo que está en investigación.

El museo aguarda la decisión sobre si va a heredar la polémica colección de arte de Cornelius Gurlitt. Al morir, en 2014, este último había legado al Kunstmuseum cerca de 1 500 pinturas que mantuvo escondidas en sus dos casas. En desafío a la voluntad del finado, un primo interpuso una demanda, aduciendo que Gurlit no estaba en sus cabales. Ahora, un tribunal de Múnich tiene que pronunciarse sobre si Gurlitt, que había heredado el tesoro de su padre, se encontraba mentalmente en forma para elaborar un testamento.

El Kunstmuseum ha dicho que no quiere tener nada qué ver con ninguna pieza de la colección bajo sospecha de haber sido robada por los nazis. Hasta el momento, cinco obras de arte han sido identificadas como botín nazi y se ha recomendado su restitución a los originales propietarios judíos.

El museo Berna se ha unido al Bundeskunsthalle de Bonn para organizar una doble muestra de la colección Gurlitt que estaría abierta hasta 2017.

(Texto: Catherine Hickley. Siga al autor en Twitter: CathyHickleyEnlace externo. Hickley es la autora de The Munich Art Hoard, que narra la extraordinaria historia de la Colección Gurlitt.)

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Instagram

Síganos en Instagram

Síganos en Instagram

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes