Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Obama, la prensa suiza entre alabanzas y escepticismo

La presencia y las palabras del presidente Barack Obama en El Cairo, despiertan gran interés.

(Keystone)

El discurso dirigido a los musulmanes por Barack Obama la víspera en el Cairo obtiene un eco positivo en la prensa suiza que aplaude la apertura retórica del presidente estadounidense. Empero, señala que harán falta actos.

En ruptura con su predecesor, George W. Bush, el presidente Barack Obama se pronunció el jueves (04.06) en el Cairo por una nueva era en las relaciones entre su país y el mundo musulmán. Un discurso que ocupa los principales titulares de la prensa suiza este viernes.

En Lausana, el 24 heures señala sobriamente que "Barack Hussein Obama tiende la mano en el mundo musulmán". El periódico concede la palabra al arzobispo sudafricano Desmond Tutu, de paso en Suiza, que inquiere: ¿si Obama no lo logra, quién lo logrará?". Se refiere, por supuesto, al hecho de reconciliar al mundo musulmán con el Occidente cristiano.

En Ginebra, Le Temps titula "un nuevo comienzo con el mundo musulmán". Obama "sabe manejar el verbo", estima el diario. "Pero sus palabras no están huecas".

A través de un bien logrado "ejercicio de alta acrobacia", el presidente estadounidense hizo pasar el mensaje de que no quiere imponer nada, "si no la fuerza de su mensaje. Quiere transformar a los Estados Unidos en modelo más bien que en demonio. Y luego, a cada quien de seguir o no ese modelo".

¿Habría que ver detrás de esta apertura una dosis de cinismo? El periódico no saca conclusiones sino que destaca una gama de señales prometedoras que hacen pensar que las cosas cambian.

Escepticismo de las poblaciones

En Zurich, el Neue Zürcher Zeitung observa que Obama tuvo un buen despegue en su obra de apertura y que tiene muchas cartas en la mano. Incluida su propia biografía.

Pero para el periódico, "los discursos no bastan, por brillantes que hayan sido". Las poblaciones musulmanas "son escépticas y Obama será juzgado por los hechos". Una idea que aparece en la mayoría de los comentadores suizos.

A este respecto, el Tages Anzeiger considera el discurso del jueves "valiente pero apenas concreto". Valiente por su apertura, poco concreto particularmente en el camino que lleve a una paz entre israelíes y palestinos.

Estabilidad en Irak y Afganistán, diálogo con Irán, autocracias del Golfo: el trabajo no falta, constata en todo caso el Berner Zeitung. Y si "Obama el visionario tuvo muchas palabras justo en el Cairo, Obama el constructor todavía debe revelarse".

Necesariamente, decepciones

Por otra parte, ese discurso "habría sido impensable en la boca de otro presidente estadounidense", subraya el Basler Zeitung. Obama dio en la autocrítica, "sin minimizar los problemas de las partes. Al contrario".

Este discurso invita pues a la esperanza, estima el diario de Basilea, aunque el talento retórico del presidente estadounidense tiene una desventaja enorme: suscita esperanzas que forzosamente se traducirán en decepciones.

Por eso, en materia del proceso israelo-palestino de paz, por ejemplo, Obama subrayó su voluntad de tomar "el camino justo, no el más fácil", enfatiza el Luzerner Zeitung. El periódico llega incluso a considerar que el enfoque de Obama pondrá en dificultad a los extremistas de la región. "A los musulmanes, les corresponderá luego escoger".

Barack Obama subrayó que no sería el hombre del arrepentimiento ni de la debilidad, anota por su parte La Liberté. "Los trágicos errores de sus predecesores en la región (el Cercano y Medio Oriente, N. de la R.] pertenecen al pasado. Más que saldar cuentas infinitas, hay que proyectarse hacia adelante, parece afirmar cada una de sus palabras".

El periódico de Friburgo considera imposible juzgar hoy si el discurso del Cairo será calificado un día de "fundador o si se irá al pozo sin fondo de la retórica politico-humanista (...) Los meses y los años a venir dirán, en definitiva, si el verbo se hizo carne"

Pierre-François Besson, swissinfo.ch
(Traducción, Marcela Águila Rubín)

BARACK OBAMA

Nace el 4 de agosto de 1961, en Honolulu.

Hijo de Barack Obama, economista negro de Kenia formado en la Universidad de Harvard y de Shirley Ana Dunham, estudiante blanca de Kansas.

Sus padres se divorcian cuando tiene dos años. Vive con su progenitora y los padres de ésta en Hawai, y a los seis años viaja con su madre y su padrastro a Indonesia, donde permanece hasta los 10 años.

De regreso en Estados Unidos asiste a la Universidad de Columbia, en Nueva York.

En 1985 se muda a Chicago donde colabora con una entidad de ayuda a gente desfavorecida de barrios asolados por el desempleo y la delincuencia.

Retoma sus estudios y se gradúa en Derecho en la Universidad de Harvard en 1991.

En 1996 es electo senador en Illinois, donde permanece 8 años antes de convertirse en el quinto afroamericano de la historia del país en ocupar un escaño en la cámara alta, por el mismo estado.

En 2007 declara su candidatura a la investidura demócrata, que obtiene en agosto pasado, de cara a las presidenciales de este 4 de noviembre.

Fin del recuadro


Enlaces

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

×