Navigation

Cierran restaurantes, el esquí sigue abierto

Restaurante en Lucerna el 17 de diciembre. Keystone / Urs Flueeler

Suiza cerrará restaurantes, establecimientos culturales, deportivos y de esparcimiento del 22 de diciembre al 22 de enero a fin de contener el incremento de nuevos contagios de coronavirus, anunció este viernes el Gobierno. Indicó asimismo que las estaciones de esquí se mantendrán abiertas.

Este contenido fue publicado el 18 diciembre 2020 - 16:13
SRF/Reuters/SWI swissinfo.ch/ilj

“Nuestro país es fuerte  cuando todos actuamos juntos y ahora necesitamos a todo el país”, subrayó la presidenta de la Confederación, Simonetta Sommaruga, al inicio de la conferencia de prensa en la que se anunciaron las nuevas restricciones.

Las autoridades subrayaron que se aplicarán también nuevas medidas económicasEnlace externo para mitigar los daños causados por el parón de las actividades.

Además de los restaurantes, los centros deportivos, de ocio y culturales, incluidos los museos, cerrarán sus puertas a partir del martes próximo y hasta el 22 de enero. Sin embargo, son posibles excepciones en  los cantones con desarrollos epidemiológicos favorables. 

Las autoridades mantendrán un estrecho seguimiento de la evolución de los nuevos casos de COVID-19 para, en caso necesario, aplicar restricciones adicionales.

Las tiendas también permanecerán abiertas. Pero, para reducir aún más las aglomeraciones, el Gobierno ha vuelto a ajustar la capacidad de las tiendas. El número máximo de clientes dependerá del área de ventas de libre acceso. Las restricciones de horario - apertura no permitida después de las 19.00 horas de lunes a viernes y cierre total los domingos y festivos - siguen en vigor.

Los cantones que tengan una tasa de reproducción inferior a 1 o un promedio de casos de 7 días por debajo de la media suiza pueden relajar las medidas para los restaurantes y centros deportivos, precisaron las autoridades.

"El objetivo de las medidas es reducir el número de casos rápida y sustancialmente, proteger a las personas del virus, salvaguardar el servicio de salud y aliviar la presión sobre los trabajadores de la salud", precisó el Gobierno en un comunicado.

Presión

El Gobierno federal ha enfrentado presiones para endurecer las medidas de salud pública debido a que las cifras de nuevas infecciones se mantienen altas, y los hospitales registran alarmantes niveles de ocupación.

Este viernes se registraron 4 478 nuevas infecciones y 120 muertes, lo que eleva el total a más de 6 000, anunciaron las autoridades sanitarias. Desde que comenzó la pandemia, más de 400 000 personas han sido contagiadas, y la situación varía de un cantón a otro.

A principios de esta semana, el jefe del grupo de trabajo científico nacional suizo Covid-19 instó al país a imponer un segundo semiconfinamiento, haciéndose eco de las llamadas de otros científicos, funcionarios y profesionales médicos.

Después de flexibilizar las estrictas medidas impuestas en marzo, Suiza se abstuvo de ordenar otro semiconfinamiento, prefiriendo el "método especial suizo" entre las medidas de salud y el mantenimiento de la economía.

Sin embargo, merced al aumento de los casos de coronavirus, ha ido endureciendo gradualmente las medidas.

El viernes pasado había decretado el cierre de restaurantes, bares y tiendas a partir de las 19:00 horas en la mayor parte del país.

Estaciones de esquí

Sin embargo, decidió mantener abiertas las estaciones de esquí, una medida que causó malestar entre países vecinos que optaron por cerrar sus propias instalaciones.

Las estaciones imponen condiciones estrictas para evitar los contagios en los sitios de mayor concentración como las telecabinas o los lugares de restauración y los cantones tienen la decisión de mantenerlas abiertas o de cerrarlas, como ya ha sucedido:

El cantón de San Gall anunció que considera el cierre de sus complejos turísticos dado que sus hospitales registran altos niveles de ocupación con los casos de coronavirus y no pueden asumir los riesgos de atender a los eventuales accidentados de esquiadores.

Economía

Las autoridades suizas anunciaron igualmente que el procedimiento sumario para la reducción de horas de trabajo (RHT, o trabajo tiempo parcial) se amplió hasta el 31 de marzo. Estos cambios en la ordenanza COVID-19 entran en vigor el 1 de enero de 2021. También se mantienen válidas dos disposiciones de la ordenanza: las horas adicionales acumuladas fuera de la fase RHT no tienen que ser deducidas. Y los ingresos de un empleo provisional siguen siendo excluidos del cálculo de la indemnización en caso de RHT.

Asimismo, onformaron que el Parlamento se puso de acuerdo sobre la Ley COVID-19. Los casos de rigor podrán contar con 2 500 millones de francos, cantidad revisada al alza durante el debate. La revisión de la ley extiende la ayuda a las empresas que han sufrido las consecuencias de la segunda ola. Se refiere en particular a los sectores de la cultura, los eventos, el turismo, la restauración y la hostelería, así como a los recintos feriales.

La ayuda estará disponible para las empresas con un volumen de negocios de al menos 50 000 francos suizos, ampliando así el círculo de beneficiarios para incluir a las pequeñas empresas. Estas últimas tendrá que demostrar que la pérdida causada por las medidas antiCOVID-19 es superior al 40% del promedio plurianual para que se considere un caso de rigor.

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo