Prescribe caso de asesinato en Suiza de opositor iraní

Vehículo en el que Rajavi fue asesinado Keystone

El sistema de justicia suizo está a punto de cerrar la investigación sobre el asesinato de Kazem Rajavi, perpetrado en Suiza en 1990.

Este contenido fue publicado el 11 junio 2020 - 13:53
AFP/ts

El 24 de abril de 1990, Kazem Rajavi, entonces representante del opositor Consejo Nacional de Resistencia de Irán (NCRI) en Suiza, fue abatido a tiros a plena luz del día por varios agentes del Ministerio de Inteligencia y Seguridad (MOIS) de Irán mientras conducía hacia su casa en Coppet, cerca de Ginebra.

Asesinato de Kazem Rajavi

Kazem Rajavi fue el primer embajador de Irán en la sede de las Naciones Unidas en Ginebra después de la Revolución Islámica de 1979.

Renunció poco después en protesta por las “políticas represivas y las actividades terroristas de los clérigos gobernantes en Irán”. Intensificó luego su campaña contra las ejecuciones en masa, las detenciones arbitrarias y las torturas llevadas a cabo por los dirigentes teocráticos de Irán.

Kazem era el hermano de Massoud Rajavi, el líder de los Muyahidines del Pueblo, el principal grupo armado de oposición al régimen islámico. En el momento de su asesinato, Kazem Rajavi era el representante en Suiza del Consejo Nacional de Resistencia de Irán (NCRI), el ala política del movimiento.

Tras su muerte, las sospechas suizas se centraron en los diplomáticos iraníes que abandonaron el país inmediatamente después del asesinato, y el poder judicial suizo elaboró una lista de 13 iraníes sospechosos de haber participado activamente en el crimen.

En 2006, Suiza emitió también una orden de detención internacional contra el exministro de Inteligencia del Irán, Ali Fallahian, por sospecha de autoría intelectual.

Dos de los sicarios fueron descubiertos más tarde en Francia y arrestados por la policía francesa. Sin embargo, a pesar de una orden de detención de las autoridades suizas, el Gobierno francés los puso en un vuelo directo a Teherán “por razones de Estado”, lo que provocó una condena internacional.

Las autoridades iraníes siempre han negado toda participación en el ataque.

End of insertion


El renombrado defensor de los derechos humanos había recibido asilo político en Suiza en 1981.

Kazem Rajavi hablando en Ginebra (foto sin fecha) Keystone / Max Vaterlaus

En una carta enviada al abogado de la familia de Rajavi, fechada 29 de mayo y a la que tuvo acceso la agencia de noticias AFP, la oficina del fiscal del cantón Vaud anunció que la investigación se suspendería en breve y el caso quedaría cerrado.

“La investigación penal debe cerrarse porque se ha alcanzado el plazo de prescripción”, indica la misiva. También solicita que cualquier solicitud o comentario sea presentado antes del 17 de junio.

El NCRI expresó su indignación tras el anuncio. “La Resistencia iraní protesta enérgicamente y condena el cierre del archivo sobre el asesinato del profesor Kazem Rajavi”, señaló en un comunicado.

En lugar de cerrar el caso, “deberían emitirse órdenes de arresto internacional contra quienes ordenaron y perpetraron este asesinato terrorista”.

Compartir este artículo